TRATAMIENTOS PARA LA PIEL

¿Qué tratamiento necesitas según tu edad?

Cambiamos con los años... y nuestra piel también; lo que necesitas a los 20 será muy diferente de lo que nos pidan los 40.

A cada edad, un tratamiento (Foto. iStock)
A cada edad, un tratamiento (Foto. iStock)

time 5 min

10.10.2020 - 22:00

Cambiamos con los años... y nuestra piel también. Lo que necesitas a los 20 será muy diferente de lo que nos pidan los 40.

''A cada edad lo que le corresponde''. Así de claro es el doctor Javier Lima, experto en medicina estética de Clínica Dray, al hablar de qué tratamiento podemos hacernos a los 20 y cuál a los 40.

''Nuestra edad biológica está determinada por el ADN, pero son los factores extrínsecos los que pueden acelerar el envejecimiento biológico'', cuenta el experto. Así, el tabaco, una mala alimentación, el sedentarismo, el entorno en el que vivimos o la polución ambiental pueden causar daños en nuestra piel, acumulativos, que se traducen en la aparición de finas líneas y marcas de expresión, arrugas, manchas y flacidez.

''Lo primero que tenemos que hacer, sin importar la edad, es prevenir: evitar la exposición solar, una mala alimentación, sedentarismo, polución... Lo segundo, mejorar nuestra calidad de vida con los hábitos saludables (como es mantenernos en nuestro peso o evitar el tabaco…) y lo tercero, con la ayuda de la estética, abordar esos problemas que más nos preocupan'', añade.

TRATAMIENTOS PARA LOS 20-30

Entre los 20 y los 30 años, el objetivo será detectar los posibles y futuros signos de la edad. La clave está en prevenir con tratamientos no invasivos.

El tabaco, una mala alimentación, el sedentarismo, el entorno en el que vivimos o la polución ambiental pueden causar daños en nuestra piel

-Lip Refresh. Devuelve a tus labios turgencia y volumen. La técnica consiste en la infiltración de una pequeña cantidad de micropartículas de vitamina E y ácido hialurónico, mucho más pequeñas que las que se utilizan para rellenos.

-Rinomodelación. Sin cirugía y utilizando exclusivamente productos de relleno (ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica), corrige los pequeños desniveles que provocan los ''caballetes'', consigue una nariz más simétrica y elevar la punta nasal.

-Mesoiluminación. A través de un masaje enérgico, penetra una combinación de productos que estimulan los fibroblastos en profundidad y la generación de pigmento de melanina en la superficie. Este tratamiento puede realizarse en todas las épocas del año y para todo tipo de pieles.

ENTRE LOS 30 Y 40

Muchas mujeres entran en ''crisis'', autoperciben cómo su piel envejece a pasos agigantados, si bien quieren mejorarla, no saben qué hacer. ''La piel comienza a perder grosor, dando pie a pequeñas arrugas más marcadas en el surco nasogeniano, las ojeras también se muestran más hundidas y una de sus prioridades es unificar el tono o la falta de luminosidad'', comenta el doctor Lima.

-Renewskin. Combina diferentes técnicas para mejorar la textura de la piel y aportar un extra de luminosidad. Hidrata en profundidad, logra revertir el daño solar y previene las arrugas finas y la flacidez.

Nuestra edad biológica está determinada por el ADN, pero son los factores extrínsecos los que pueden acelerar el envejecimiento biológico

-Rellenos dérmicos. Estimulan la producción de nuestro propio colágeno para combatir la flacidez y conseguir resultados duraderos. La hidroxipatita cálcica y el ácido hialurónico de diferente peso molecular pueden aplicarse en ojeras, pómulos, surco nasogeniano y labios para esculpir el rostro.

-Mesolift. Un tratamiento de rejuvenecimiento que se lleva a cabo mediante mesoterapia de estimulación de la piel con un cóctel de vitaminas, oligoelementos, coenzimas y aminoácidos diseñado por el doctor Dray. En una única sesión, mejora en general la calidad de la piel y aporta hidratación, nutrición, elasticidad y luminosidad.

A PARTIR DE LOS 40

A causa de la disminución de estrógenos, la piel se reseca y pierde vitalidad ya que la estimulación de la síntesis de colágeno y elastina se ve frenada. El contorno de ojos se convierte en una zona muy delicada donde se delata la edad, el cansancio o la falta de sueño, envejeciéndonos drásticamente. ''Lo que más preocupa es la pérdida de volumen por la absorción del hueso y la grasa, así como las arrugas de expresión, la flaccidez y la aparición de manchas'', señala el experto.

-Ojeras. Esta es una de las técnicas más demandadas por los pacientes ya que las bolsas y las ojeras envejecen nuestra mirada y nos dan un aspecto de fatiga. En el valle de lágrimas se inyecta un ácido hialurónico con una fórmula específica de polipéptidos que evitan retener agua evitando así la formación de bolsas. La mayor hidratación de la zona favorece la circulación, por lo que, además de rellenar el hundimiento de la cuenca del ojo, va a favorecer a la creación del colágeno propio. Es un tratamiento totalmente indoloro y con una recuperación inmediata.

A causa de la disminución de estrógenos, la piel se reseca y pierde vitalidad ya que la estimulación de la síntesis de colágeno y elastina se ve frenada

-Toxina botulínica. También conocida como botox, es uno de los tratamientos estéticos más demandados para rejuvenecer el rostro, ya que al relaja los músculos, disminuyen las arrugas de expresión en el entrecejo, la frente y el contorno de los ojos.

-PRP. Una técnica revolucionaria que, con la sangre del propio paciente, obtiene un plasma enriquecido en plaquetas o PRP. Este plasma también contiene factores de crecimiento y células madre. Con esta técnica se consigue estimular la regeneración celular de manera natural: los fibroblastos producen más colágeno, ácido hialurónico y elastina, con lo que aumenta el espesor de la dermis y mejora en general la calidad de la piel. El resultado es la recuperación de elasticidad y luminosidad, así como una textura más uniforme en las semanas posteriores al tratamiento.

EN LOS 50

Ya no hablamos de líneas de expresión, las arrugas son evidentes. A la pérdida de densidad de la piel, se suma la flacidez y la elastosis, provocada por el daño solar. ''Vemos un descolgamiento el cuello, por lo que se pierde el perfil mandibular y la zona de los pómulos queda hundida'', subraya el experto.

-Técnica de la corona. Una técnica exclusiva creada por el doctor Dray para conseguir un efecto lifting sin cirugía. Se trata de inyectar principios activos tensores mediante microinyecciones siguiendo la supuesta línea que marcaría una corona con el fin de reafirmar los tejidos. El secreto está en pinchar en los vectores tensores, tanto de músculo como de tejido, y por tanto generar vectores positivos, para asegurar así la tensión buscada.

-HIFU facial. Los Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad son el primer método no invasivo con eficacia demostrada contra la flacidez, ya que al contrario que la radiofrecuencia, penetran a mayor profundidad y actúan a más temperatura. Lo que potencia más intensamente la producción de colágeno y elastina. Son especialmente efectivos para reafirmar y tensar la zona del óvalo facial, cuello y doble mentón.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto