CUIDADO CORPORAL

Nuevo tratamiento corporal para tratar rodillas con flacidez y grasa localizada

Es una zona que tiende a olvidarse hasta que, de repente, un buen día, nos fijamos y vemos que no nos gusta su apariencia.

Piernas de mujer (Foto. Freepik)
Piernas de mujer (Foto. Freepik)

time 2 min

29.03.2021 - 22:00

Cuando se habla de tratamientos corporales, los máximos protagonistas son aquellos que atacan la celulitis, abdomen, reafirman glúteos, liberan piernas… Pero, ¿qué pasa con las rodillas? ''Es una zona que tiende a olvidarse hasta que, de repente, un buen día, nos fijamos y vemos que no nos gusta su apariencia: flácidas, con grasa acumulada, pliegues…'', señala la doctora Mar Mira.

''La piel de las rodillas es más finita que la del resto del cuerpo, tiene muy poca densidad de colágeno y, por ende, tiende a la flacidez y, en algunos casos, puede acumular grasa. Dos factores que, incluso con dieta y ejercicio, son difíciles de eliminar'', continúa la experta.

Es una zona que tiende a olvidarse hasta que, de repente, un buen día, nos fijamos y vemos que no nos gusta su apariencia

Para rejuvenecerlas, en Clínica Mira+Cueto han desarrollado un tratamiento médico-estético en dos fases en el que se combinan infiltraciones de lipolíticos para eliminar los acúmulos grasos, Radiesse para estimular el colágeno y Ultherapy para reafirmar y tonificar la piel.

PASO A PASO DEL TRATAMIENTO Y RESULTADOS

-Diagnóstico para valorar, tanto el grado de grasa localizada y de flacidez y poder, así, planificar el número de sesiones necesarias del tratamiento. Este diagnóstico se realiza a través de una ecografía que mide el espesor del panículo adiposo.

-Primera fase. Se infiltran lipolíticos con desoxicolato sódico en las rodillas para deshacer la grasa acumulada. Los resultados son visibles después de la primera sesión. Aunque, dependiendo del espesor del acúmulo graso, pueden ser necesarias hasta 3 sesiones (intervalo entre 1 y 2 meses).

-Segunda fase. 1 mes después se realiza un tratamiento tensor, donde la primera sesión consiste en la infiltración de Radiesse para estimular el colágeno y así activar la tonificación y reafirmación de las rodillas. Después de las infiltraciones, se valora la zona (en la misma sesión) para, finalmente, tratar las rodillas con Ultherapy: ultrasonidos focalizados que penetran en la capa más profunda de la piel, mejorando su textura. El efecto se hace más evidente pasados 6 meses y puede durar hasta 3 años.

Resultados: rodillas lisas, tonificadas sin rastro de grasa ni flacidez, como si hubieses realizado durante meses una dura tabla de ejercicios para fortalecerlas y ''ponerlas en su sitio''. 

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto