según las estadísticas

¿Cuáles son las tendencias más demandadas en cirugía y medicina estética para 2018?

Cada vez son más las personas que quieren hacerse algún retoque en su cuerpo.

El bótox se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados
El bótox se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados

time 3 min

08.02.2018 - 22:00

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (Secpre), los españoles realizan al mes más de 97.000 búsquedas en internet relacionadas con la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. De entre todas estas búsquedas, destacan las relacionadas con la cirugía de la nariz o rinoplastia (unas 6.600 mensuales). Y es que, según las estadísticas de la Secpre, la rinoplastia es una de las cinco intervenciones de cirugía plástica más realizadas en nuestro país. 

En este sentido, el doctor Ángel Juárez, jefe de servicio del departamento de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital La Zarzuela de Madrid, lo confirma, "de un tiempo a esta parte hemos notado un incremento de las consultas relacionadas con la cirugía de la nariz". Un dato que podría estar relacionado con el aumento de los selfies ya que, según el doctor, ''son fotografías que están hechas a una distancia que no es proporcionada, lo que hace que la nariz y otras partes del rostro se vean distorsionadas. Las personas analizan al detalle su aspecto en ese tipo de fotos que, en ocasiones, no reflejan la realidad". Sin embargo, añade que se trata de pequeñas cirugías, como por ejemplo las que se hacen en la punta nasal para afinarla.

Por otro lado, para corregir pequeñas imperfecciones que pueden subsanarse sin cirugía, surge la llamada rinomodelación, que consiste en realizar pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico de manera estratégica para, por ejemplo, elevar la punta de la nariz o disimular un tabique nasal pronunciado.

Asimismo, otras de las técnicas que han crecido con el uso de las redes sociales es la corrección de las llamadas orejas de soplillo, ''aquellas que tienen una separación de más de dos centímetros de la cabeza y que las fotos, sobre todo frontales, acentúan este rasgo'', señala el doctor. 

Además, frente a la otoplastia tradicional, surge el EarFold. "Se trata de una cirugía mínimamente invasiva que se realiza tras adormecer la oreja con anestesia local y no dura más de quince minutos. Consiste en la aplicación de un implante realizado con una aleación metálica de nitinol (titanio y níquel) y bañado en oro de 24 quilates para reducir su visibilidad debajo de la piel. Se pueden poner de uno a dos implantes por oreja y la incisión se cierra con uno o dos puntos absorbibles", explica el doctor Juárez.

La rinoplastia es una de las cinco intervenciones de cirugía plástica más realizadas en nuestro país

Por otro lado,  una tendencia en medicina estética es el bótox, que se ha convertido en un clásico. En 2018, además, aumentarán los nuevos usos de la toxina botulínica.

''La mirada es una de las partes del rostro que más refleja ese cansancio que, muchas veces no se corresponde con el estado físico o de ánimo, sino que es fruto de las arrugas y surcos que aparecen en el contorno de los ojos", señala Ángel Juárez. Para tratar este problema, el doctor recomienda el uso de la toxina botulínica de tipo A, que actúa relajando la musculatura facial y eliminando las líneas de expresión del tercio superior del rostro.

Sin embargo, y para conseguir un resultado natural es muy importante que el bótox se emplee de manera controlada, sólo en las arrugas del entrecejo y de manera selectiva en las patas de gallo, porque son arrugas de expresión y no conviene eliminarlas del todo.

Estos nuevos usos llegan también a los rellenos. Sobre todo, al ácido hialurónico, uno de los más demandados. "Es una molécula que se encuentra de forma natural en el organismo, en piel y articulaciones, y es muy difícil que genere rechazo por parte del paciente" explica el especialiusta.

Empleado en forma de inyección, el ácido hialurónico sirve para rellenar arrugas y para corregir la falta de volumen producida por el paso del tiempo en determinadas zonas, como los ojos que en ocasiones parecen hundidos. 

Y es que, el ácido hialurónico, sobre todo, y la grasa autóloga son dos de los rellenos más empleados para remodelar y dar volumen a los labios, "uno de los procedimientos favoritos en la actualidad. Consiste en realizar pequeñas infiltraciones en la zona a tratar, siempre de forma sutil y progresiva para valorar prudentemente el resultado y que este sea natural. No requiere de ingreso y se realiza con anestesia tópica local", comenta Ángel Juárez.

Por último, el experto destaca el auge de las 'mini cirugías', realizadas en zonas tan específicas como los lóbulos de las orejas o la reducción de pezones. "Esta última es una zona que suele aumentar el volumen con los embarazos y, ahora, tal vez por las tendencias en moda, es una cirugía cuya demanda se está incrementando''.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto