Salud bucodental

Técnicas para tener una boca sana y que la sonrisa no delate tu edad

La sonrisa también nos delata y, muchas veces, unas encías y unos dientes envejecidos pueden robarnos el reflejo de juventud en el rostro.

Tener una sonrisa rejuvenecida es posible gracias a una gran variedad de técnicas
Tener una sonrisa rejuvenecida es posible gracias a una gran variedad de técnicas

time 3 min

05.02.2019 - 22:00

El #10YearChallenge, iniciativa que reta a los usuarios a publicar una fotografía de cómo eran hace 10 años y de cómo son ahora, sigue arrasando en las redes sociales. Famosos como Brie Larson, Anne Hathaway o Jessica Biel ya se han sumado al carro de este desafío que en pocas semanas se ha convertido en viral.

Y, para algunos de ellos, parece que el tiempo no haya pasado. ¿Cuál es su secreto? Según la doctora Conchita Curull, directora médica de la Clínica Curull, una de las claves es tener una sonrisa rejuvenecida. ''Aunque el cuello, el escote, las manos, los brazos o los muslos son las zonas donde puede parecer que el envejecimiento es más evidente, la sonrisa también nos delata y, muchas veces, unas encías y unos dientes envejecidos pueden robarnos el reflejo de juventud en el rostro'', explica la experta.

Y es que, ningún rincón de nuestro organismo está libre del efecto del paso del tiempo y nuestra boca también habla. ''Es evidente que algunos efectos de cumplir años son inevitables, pero muchos de estos signos de envejecimiento dental se pueden prevenir y tratar gracias a los últimos avances en odontología, que permiten rejuvenecer la sonrisa con tratamientos poco invasivos y que además ofrecen muy buenos resultados'', añade la doctora Curull.

Ningún rincón de nuestro organismo está libre del efecto del paso del tiempo y nuestra boca también habla

Por todo ello, la doctora revela algunas claves para recuperar el aspecto rejuvenecido de dientes y encías y evitar así que tu boca muestre signos de envejecimiento. ¡Toma nota!

1. Adiós al código de barras y a las arrugas en la comisura de los labios. Una boca envejecida puede afectar también al aspecto exterior del rostro. Así, una cara de cansancio o las arrugas en la comisura de los labios pueden ser muchas veces consecuencia de un mal estado dental. ''La aparición de estos signos en el rostro se debe a la posición de los dientes anteriores y a la pérdida de soporte dental'', aclara la doctora Curull.

En este sentido, las carillas pueden tratar esta problemática, ya que permiten modificar la posición de los dientes y, además, mejoran la forma y el color. Incluso puede servir como solución a las mujeres que se inyectan sustancias de relleno para conseguir un resultado más natural.

2. Mostrar el diente superior, señal de juventud. Como reflejan numerosas fotografías de modelos y actrices, mostrar el incisivo superior cuando el labio está en reposo está considerado algo sexy. ''Pero a medida que nos hacemos mayores, los dientes superiores dejan de verse cuando no estamos sonriendo. Esto se debe a que con el paso del tiempo los bordes de los dientes se desgastan y se acortan; además, el labio también pierde firmeza y tiende a hundirse'', explica la experta.

Para solucionar esta problemática y conseguir una sonrisa de aspecto rejuvenecido, se pueden aplicar unas carillas de composite o de cerámica en los dientes, unas láminas muy finas que se adhieren al diente. ''Se trata de un tratamiento muy poco invasivo que, sin necesidad de aplicar anestesia, permite alargar el diente superior y que este recupere su longitud. Su durabilidad es de entre 2 a 5 años si son de composite, y de más de 10 años si son de cerámica. Pasado ese tiempo quizás será necesario realizar algún retoque'', comenta Conchita Curull.

3. El problema de mostrar un exceso de encía al sonreír. Hay algunas personas que, al sonreír, muestran una cantidad de encía que resulta antiestética, ya que es mayor de lo habitual. Es decir, la encía tiene un protagonismo excesivo y el diente parece muy corto o pequeño.

Según la doctora, ''este problema, conocido como sonrisa gengival, se puede solucionar con una gingivectomía, un sencillo procedimiento quirúrgico que consiste en recortar ligeramente la encía que rodea el diente para que este se vea más largo y bonito''.

4. Dientes amarillos y oscuros, reflejo de una boca envejecida. El cambio de color de los dientes es unos de los signos más evidentes del envejecimiento dental, aunque es un problema que también afecta a muchas personas jóvenes. Con el tiempo, y también como consecuencia de sustancias como el tabaco o el café, estos adoptan un tono amarillento o se oscurecen. Un blanqueamiento dental puede ser la solución.

5. Encías oscurecidas, ¿tiene solución? Al igual que los dientes, con los años y también debido a algunos malos hábitos, las encías pueden oscurecerse. Para solucionarlo, la doctora da el siguiente tip de belleza: un peeling gingival es el tratamiento antiaging ideal para eliminar las capas superficiales teñidas de las encías y recuperar su juvenil tono rosado. 

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto