PERJUDICIAL PARA LA SALUD

Alcohol y medicamentos, una mezcla peligrosa para la salud

En el año 2017, el 91% de la población de 15 a 64 años declaraba haber consumido bebidas alcohólicas alguna vez en la vida.

Alcohol (Foto. Freepik)
Alcohol (Foto. Freepik)

time 1 min

27.09.2021 - 10:00

El alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida en España y con menor percepción de riesgo. De hecho, se estima que se producen anualmente más de 15.000 muertes y la edad de inicio de consumo en España es de 14 años.

Según el Ministerio de Sanidad, en el año 2017, el 91% de la población de 15 a 64 años declaraba haber consumido bebidas alcohólicas alguna vez en la vida y el 63% en los últimos 30 días. Dicha sustancia contribuye al desarrollo de más de 200 problemas de salud y lesiones incluidas las enfermedades cardiovasculares, hepáticas, neuropsiquiátricas y ciertos tipos de cáncer.

Si se mezcla con medicamentos, las consecuencias pueden ser terribles. Las interacciones alcohol-fármacos que pueden presentarse podrían englobarse en dos grandes grupos: el alcohol actúa modificando el efecto del fármaco (IAM) y el fármaco modifica la metabolización o el efecto tóxico del alcohol (IMA), explica el Ministerio de Sanidad.

El alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida en España y con menor percepción de riesgo

A su vez, destaca, ''las primeras pueden ser de tipo farmacodinámico, que comprenden básicamente las que afectan a fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central (SNC), o de tipo farmacocinético, que tienen como principal consecuencia la modificación de los procesos de absorción y metabolización de fármacos, con potenciación o disminución de sus efectos terapéuticos y/o secundarios''.

''Otro tipo de interacción alcohol-fármaco se produce como consecuencia del bloqueo de la metabolización del alcohol etílico por el enzima aldehído deshidrogenasa, con potenciación de sus efectos tóxicos, conocida como reacción tipo antabús o disulfiram. Es también una interacción especialmente grave, pues este bloqueo metabólico provoca sudoración, rubor en cara y cuello, náuseas, vómitos, dolor abdominal y cefalea'', señala el Ministerio de Sanidad.

Además, en casos graves se puede llegar a una importante caída de la presión arterial y a alteraciones del ritmo cardíaco que pueden llevar a la muerte. No obstante, la citada interacción la presentan muchos otros fármacos, empleados en muy diversos tipos de tratamiento terapéutico.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto