CUIDADO CORPORAL

Consejos para evitar las quemaduras solares durante el verano

Las quemaduras pueden variar y calificarse entre leves o graves y principalmente suelen causar dolor y ardor.

Quemaduras (Foto,Freepik)
Quemaduras (Foto,Freepik)

time 2 min

01.07.2022 - 11:00

¿No te ha pasado que has tomado tantas horas el sol, sin protección solar, que has visto como al final del día tu piel comenzaba a coger un tono rojo cangrejo? Se trata de quemaduras solares, una de las principales consecuencias que tiene exponer nuestra piel a la radiación solar durante el verano.

Las quemaduras pueden variar y calificarse entre leves o graves y principalmente suelen causar dolor y ardor. Además, también pueden aumentar el riesgo de sufrir cáncer de piel y propiciar la aparición arrugas, manchas marrones y pecas. A consecuencia de ello, la piel puede aparecer hinchada, posiblemente con ampollas.

En términos médicos las quemaduras solares implican una inflamación que provoca eritema (erupción cutánea) y edema (hinchazón) debido a la acumulación de líquidos. Los síntomas de las quemaduras solares varían entre las personas. Las quemaduras solares pueden afectar a cualquier persona, pero las personas con piel más clara son más susceptibles.

Cuando hablamos de quemaduras solares graves, pueden aparecer síntomas como la fiebre, los escalofríos, el dolor de cabeza, las náuseas y vómitos o una sensación de malestar general

En cuanto a la cronología, normalmente entre dos y seis horas después de haber estado expuesto al sol, comenzará a salir en la piel una especie de erupción que seguirá presente alrededor de cuatro o cinco días que será cuando la piel comience a pelarse y descararse.

FORMAS DE EVITAR LAS QUEMADURAS SOLARES

La mejor manera de evitar las quemaduras solares es controlar la forma en que las personas exponen su piel a la luz solar.  Los expertos en dermatología recomiendan tomar consejos como:

  • Sentarse en lugares de sombra

  • Usar ropa que cubra el cuerpo, preferiblemente que este hecha de tela tupida

  • Usar sombrero

  • Proteger nuestro ojos con gafas de sol

  • Evitar salir en las horas más calurosas del día

  • Usar un protector solar de SPF 30+ y aplicarlo regularmente y cada vez que salgamos del agua

  • Proteger todas las partes del cuerpo: cara, cuello, tronco, planta de los pies y cualquier parte que habitualmente no esté expuesta.

Un poco de exposición al sol es esencial para que el cuerpo produzca vitamina D, pero la Sociedad Americana del Cáncer recomienda exponerse al sol sin protección por el riesgo de cáncer de piel.

LO QUE NO DEBEMOS HACER

Como las quemaduras son tan comunes durante el verano, es de costumbre que comiencen a aparecer mitos sobre su cuidado y lo que deberíamos hacer para tratarlas. Sin embargo, muchos de estos tratamientos que se siguen no hacen más que empeorar los síntomas o el daño en la piel. Esto es lo que NO debes hacer:

  • Aplicar mantequilla

  • Usar vaselina

  • Aplicar hielo

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto