TENSIÓN ARTERIAL ALTA

Tratamiento farmacológico y cambios en el estilo de vida para controlar la hipertensión

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias, que son grandes vasos por los que circula la sangre en el organismo.

Hipertensión (Foto. Freepik)
Hipertensión (Foto. Freepik)

time 2 min

13.10.2021 - 10:00

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias, que son grandes vasos por los que circula la sangre en el organismo. Se considera que la persona presenta hipertensión cuando su tensión arterial es demasiado elevada.

''De la tensión arterial se dan dos valores: el primero es la tensión sistólica y corresponde al momento en que el corazón se contrae o late, mientras que el segundo, la tensión diastólica, representa la presión ejercida sobre los vasos cuando el corazón se relaja entre un latido y otro'', detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS).

''Un nivel alto de presión arterial puede causar enfermedades que ponen en peligro la vida, como problemas en los riñones, accidentes cerebrovasculares (derrame cerebral o apoplejía), insuficiencia cardíaca, ceguera e infartos'', señala la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés).

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias, que son grandes vasos por los que circula la sangre en el organismo

La mayoría de las personas con presión arterial alta no tienen signos ni síntomas, incluso si las lecturas de presión arterial alcanzan niveles peligrosamente elevados. No obstante, algunas pueden experimentar ''dolor de cabeza, dificultad para respirar o sangrado nasal, pero estos signos y síntomas no son específicos y, por lo general, no se presentan hasta que dicho trastorno alcanza una etapa grave o potencialmente fatal'', añade Mayo Clinic.

Según la Fundación Española del Corazón, el diagnóstico se basa en un sencillo procedimiento de medición, aunque en algunos casos son necesarias otras pruebas como el holter de presión arterial. Es imprescindible completar el estudio con un análisis de laboratorio (de sangre y orina) y un electrocardiograma.

Para tratar la hipertensión, además de llevar un estilo de vida saludable, es muy importante seguir un tratamiento farmacológico. ''Los fármacos antihipertensivos están agrupados en varios tipos: diuréticos, inhibidores del sistema renina angiotensina (IECA), antagonistas de los receptores de angiotensina (ARA-II), calcioantagonistas, betabloqueantes y asociación de fármacos'', subraya la Fundación Española del Corazón.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto