ENFERMEDAD DE LA PIEL

Cómo tratar la dermatitis atópica

La dermatitis atópica (o eccema) es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel característica de la infancia, pero que también puede darse en la adolescencia y edad adulta.

Dermatitis (Foto. Freepik)
Dermatitis (Foto. Freepik)

time 2 min

16.11.2021 - 11:00

La dermatitis atópica (o eccema) es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel característica de la infancia, pero que también puede darse en la adolescencia y edad adulta. De hecho, según la Academia Española de Dermatología y Venereología, se estima que la prevalencia de la dermatitis atópica se sitúa entre el 5-20% de la población general y en torno al 15-20% en niños y adolescentes.

El síntoma más característico es el prurito o picor, que suele ser intenso, y puede llegar a ser insoportable, alterando el sueño y el carácter. ''En la piel aparecen lesiones principalmente de dos tipos. Unas lesiones son de enrojecimiento de la piel, que puede llegar a causar inflamación de la piel. Estas se pueden acompañar de vesículas o pequeñas ampollas con líquido, costras, fisuras o grietas. Las otras lesiones hacen que la piel sea más gruesa, llamadas liquenificadas y pueden desprender escamas'', destacan desde la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica.

La dermatitis atópica (o eccema) es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel característica de la infancia, pero que también puede darse en la adolescencia y edad adulta

El diagnóstico de la dermatitis se basa en la historia clínica del paciente: síntomas, duración, antecedentes familiares o personales… Es decir, no existe una prueba como tal que diagnostique la enfermedad.

Tal y como señala la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica, se deben distinguir dos aspectos en el tratamiento: el tratamiento de rescate o de los brotes (que se utiliza cuando aparecen las lesiones y el picor y se dirige a controlar dichos síntomas) y el tratamiento preventivo continuo (que se usa cuando la dermatitis es severa y con síntomas frecuentes o duraderos).

En este sentido, se puede recurrir a cremas para controlar el picor y ayudar a reparar la piel. También, según Mayo Clinic, el médico puede recetar una crema antibiótica si existe infección bacteriana en la piel, una úlcera abierta o grietas. Para casos más graves se puede recurrir a los corticoesteroides orales, medicamentos muy eficaces, pero que deben utilizarse durante un tiempo determinado por sus efectos secundarios graves.

Asimismo, la Asociación Española de Pediatría aconseja evitar todas las situaciones o elementos que provocan el purito, como el calor, la sequedad ambiental o el contacto con algunas fibras. También aconseja llevar una higiene adecuada, sin excederse con el jabón y el agua; y realizar duchar cortas, con el agua no muy caliente.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto