Menú
Publicado en la revista científica Transplantation

Identifican un biomarcador que predice una complicación severa del corazón recién implantado

El trabajo, realizado por investigadores del Hospital La Fe y CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV), avanza en el conocimiento del fallo primario del injerto, una complicación frecuente y grave tras el trasplante cardíaco

Intervención Trasplante Cardiaco (Foto. Quirónsalud)
Intervención Trasplante Cardiaco (Foto. Quirónsalud)

time 2 min

10.06.2021 - 16:10

Investigadores del Hospital La Fe y del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV) han hallado que el biomarcador SERCA2a predice el desarrollo de una grave complicación de un corazón recién trasplantado. Este descubrimiento puede ser de gran ayuda en el estudio de pacientes con riesgo de fallo primario del injerto, una complicación frecuente y grave tras el trasplante cardiaco.

El fallo primario del injerto (FPI) es la complicación precoz más grave tras el trasplante cardíaco y es la principal causa de mortalidad en los primeros 30 días después del procedimiento. Se define por la presencia de disfunción severa del corazón recién implantado que no puede ser atribuible a causas identificables como el rechazo agudo, hipertensión pulmonar severa o complicaciones del procedimiento quirúrgico, y su prevalencia es variable, llegando al 30% en algunas series.

Tal y como señala el doctor Luis Martínez-Dolz, jefe del servicio de Cardiología del Hospital La Fe y responsable del Grupo de Investigación en Disfunción Miocárdica y Trasplante Cardíaco del IIS La Fe, “dada la frecuencia y gravedad de esta complicación, se hace necesario avanzar en el estudio de predictores de este evento que faciliten un manejo más individualizado en la estrategia del trasplante”. Este trabajo ha sido publicado en la revista científica Transplantation.

Esta disfunción puede requerir para su tratamiento altas dosis de medicación intravenosa para aumentar la potencia contráctil, incluso la colocación en los casos más severos de un soporte circulatorio mecánico hasta conseguir, en caso de evolución favorable, una recuperación de la función cardíaca.

El fallo primario del injerto es la complicación precoz más grave tras el trasplante cardiaco

El estudio, liderado por Luis Martínez-Dolz, jefe de Servicio de Cardiología del Hospital La Fe, ha analizado prospectivamente 135 pacientes trasplantados de forma consecutiva en dicho centro en los últimos años, recogiéndose en las horas previas al trasplante muestras de sangre venosa para el análisis de SERCA2a. Trabajos previos del mismo grupo también han confirmado la vinculación de una menor expresión de SERCA2a y una disminución de sus niveles plasmáticos a la presencia de una peor función del corazón en el ámbito de la insuficiencia cardíaca. Así como a un papel relevante en el diagnóstico no invasivo del rechazo tras el trasplante.

“Los resultados de este estudio con SERCA2a son muy interesantes y esperanzadores, ya que podrían ayudar a identificar pacientes que se trasplantan con previsible mala evolución precoz para intentar optimizar la estrategia del trasplante, ayudando en la toma de decisiones y en el manejo individualizado de estos pacientes”, añade el Dr. Martínez-Dolz, jefe de grupo del CIBERCV en el IIS La Fe. En este sentido, “es necesario validar estos hallazgos en otros centros hospitalarios y con más pacientes para confirmar la utilidad de este biomarcador e incorporarlo al uso clínico”, apuntan los investigadores.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto