ENTREVISTA CONSALUD.ES

"La automedicación irresponsable puede producir adicción, resistencias y ocultar patologías graves"

Antonio Blanes, director de Servicios Técnicos del Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF).

Antonio Blanes, director de Servicios Técnicos del Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF)
Antonio Blanes, director de Servicios Técnicos del Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF)

time 3 min

08.11.2020 - 00:00

El III Estudio de Salud y Estilo de Vida presentado recientemente por Aegon advierte del impacto de la automedicación entre los españoles. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la automedicación forma parte del autocuidado. “El propio tratamiento de los signos y síntomas de enfermedad que las personas padecen, ha sido la forma más utilizada para el mantenimiento de la salud”, señala esta entidad.

¿Es la automedicación parte del autocuidado? ConSalud.es charla con Antonio Blanes, director de Servicios Técnicos del Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF), que analiza esta cuestión al detalle y el papel que los farmacéuticos juegan en la educación sanitaria de la sociedad.

¿Considera la automedicación un problema de salud pública en España?

Debemos diferenciar el concepto de automedicación responsable, bajo recomendación de un profesional sanitario, de aquella automedicación irresponsable. No es lo mismo tomar un medicamento para tratar síntomas menores, aconsejados por un profesional sanitario como el farmacéutico, que tomar aquella medicación que tenemos almacenada en casa, que nos haya recomendado una tercera persona o hayamos visto en internet.

¿Qué consecuencias tiene?

La automedicación irresponsable puede producir efectos perjudiciales para la salud como sobredosificación, adicción, interacciones con otros medicamentos o complementos alimenticios que se estén tomando, enmascaramiento de procesos clínicos graves y resistencia a los antibióticos.

"España se encuentra entre los países con mayor índice de automedicación con antibióticos"

España se encuentra entre los países con mayor índice de automedicación con antibióticos. Al finalizar un tratamiento con antibióticos, es muy importante desechar al punto SIGRE lo que haya sobrado del envase.

Este riesgo se ve incrementado en poblaciones especialmente sensibles como niños, ancianos y embarazadas.

¿Qué papel juegan los profesionales farmacéuticos?

El farmacéutico es un especialista del medicamento. Ante un paciente que llegue a la farmacia con una patología menor, es capaz de ofrecer consejo farmacéutico indicando el medicamento sin receta más adecuado en cada caso, así como una correcta posología y duración del tratamiento para poder realizar una correcta automedicación.

En aquellos casos que valore conveniente puede optar por una posible derivación al médico.

Casi uno de cada cuatro encuestados en el III Estudio Salud y Estilo de Vida de Aegon asegura que se automedica. A pesar de ello, el porcentaje de personas que toma medicamentos sin prescripción médica ha disminuido un 32% con respecto al año anterior. ¿Qué le parece?

Estos datos parecen sugerir que ha habido un incremento en la concienciación de la población respecto a la toma de medicamentos sin prescripción médica. Sin embargo, que una de cada cuatro personas se automedique indica que debemos seguir trabajando para conseguir disminuir esa cifra aún más.

En este trabajo también se recoge que el principal motivo para automedicarse sigue siendo tratar enfermedades poco graves, como el catarro o la alergia, entre otros. ¿Qué opinión le merece?

Se trata de enfermedades menores por lo que muchos pacientes piensan que no es necesario acudir al médico.

Siempre que el paciente esté bien informado, sepa identificar los síntomas de la patología y conozca tanto la posología necesaria como la duración del tratamiento podrá realizar una automedicación responsable durante un tiempo limitado.

"Hay que prestar especial atención a grupos de población sensibles"

No obstante, hay que prestar especial atención a grupos de población sensibles, como personas mayores o mujeres embarazadas, en los que debería existir un diagnóstico por parte del médico.

Este estudio destaca que más de la mitad de los encuestados se automedica en función de la prescripción de un tercero. Si bien y tal como se señalaba, se acude antes a un tercero cualificado como un farmacéutico, otra parte de los encuestados se fía de los anuncios en medios (8,70%), de Internet (6,50%) y de terceros no profesionales, como famosos o influencers (2,70%). ¿Qué le dice este dato?

En los últimos años se ha observado un incremento de consejos sobre complementos alimenticios, cosméticos o incluso medicamentos antibióticos que se están publicitando en internet y redes sociales por parte de personal no cualificado. Es un dato preocupante que un porcentaje significativo de la población acuda a estas fuentes en lugar de a los profesionales sanitarios.

Siempre que nos encontremos frente a una patología menor es importante acudir a profesionales sanitarios que nos puedan indicar el tratamiento más adecuado en cada situación.

Los más jóvenes tienen una mayor tendencia a la automedicación. De hecho, más del 57% de los menores de 38 años se automedica. ¿Es normal?

Se trata de una población joven que, por lo general, presentan patologías menores, por lo que tienden a no acudir al médico en estas situaciones. Sin embargo, la automedicación no es recomendable en niños debido a que podría agravarse la posible aparición de efectos adversos relacionados con los medicamentos.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto