Menú
ENTREVISTA ANUARIO ECSALUD

"Catalunya sufre una infrafinanciación crónica por parte del Estado español"

Alba Vergés, consejera de Salud de Catalunya

Alba Vergés, consejera de Salud de Cataluña
Alba Vergés, consejera de Salud de Cataluña

time 9 min

12.05.2019 - 00:00

Para la consejera de Salud, Alba Vergés, la atención primaria debe ser la “estructura motora del desarrollo del sistema sanitario”. Por este motivo, se convierte en una de sus principales apuestas. La titular hace balance para el Anuario ECSalud sobre el pasado año y sus retos actuales.

¿Cómo ha ido el 2018 en términos sanitarios? ¿Qué balance hace?

Empezamos la legislatura en junio de 2018: atrás quedaba más de medio año de intervención del Govern de la Generalitat por parte del Gobierno del Partido Popular a raíz de una aplicación del 155 que expulsó a un Govern elegido democráticamente, en el cual estaba mi antecesor, el conseller Toni Comín. Fue medio año en el que el sistema sanitario catalán quedó prácticamente paralizado por la saturación burocrática. Unos meses en los que se frenaron deliberadamente las reformas que el conseller Comín había puesto en marcha durante la legislatura anterior, todas necesarias para la configuración del sistema público de salud que las personas y nuestros profesionales necesitan.

Con este medio año de atraso, la incorporación de mi gabinete al Departament parecía que iba a ser complicada. Pero llegado el momento, todo sucedió de un modo fluido, ya que tanto la ciudadanía como las y los profesionales necesitaban un gobierno que les escuchara y empezara a implementar, con decisión, iniciativa política en el sector.

“La ley catalana tiene más vocación universalista al vincular la atención sanitaria pública a un derecho de ciudadanía de las personas que viven en Catalunya”

En ese sentido, nos ayudó fijar las que son nuestras prioridades políticas durante la presente legislatura: desarrollar los nuevos modelos de atención a las personas –que se han ido trabajando en los últimos años–; incorporar la perspectiva de género en las políticas de salud; y, finalmente, situar las políticas profesionales, para los profesionales y con los profesionales, en el centro de la labor política del Departament.

De este modo, en seis meses hemos podido poner en marcha de nuevo el proceso de transformación y mejora de nuestro sistema sanitario, actuando con especial incidencia en el ámbito de la atención primaria, sin duda uno de los más críticos en el momento actual. Sabemos que la atención primaria de salud necesita cambios de manera urgente y por ello hemos hecho un gran esfuerzo para mejorar las condiciones de trabajo de sus profesionales.

¿Cuál es su opinión sobre el decreto de universalidad de la sanidad del Ministerio de Sanidad?

Mi primera demanda al Gobierno central cuando accedí a mi cargo fue muy clara: la retirada del recurso de inconstitucionalidad que el Gobierno del PP había presentado a la ley catalana de universalización de la salud, que había recabado el apoyo de más de dos terceras partes del Parlament de Catalunya durante la legislatura anterior. Lo conseguimos en septiembre del año pasado. Hoy, esta ley vuelve a estar en vigor en Catalunya, lo cual para nosotros es muy importante: obviamente dimos la bienvenida al decreto del Ministerio de Sanidad y así lo demostramos con el voto a favor de nuestro grupo en el Congreso.

Alba Vergés con la prensa

Pero la ley catalana tiene más vocación universalista al vincular la atención sanitaria pública a un derecho de ciudadanía de las personas que viven en Catalunya, y permite que las y los catalanes que viven en el extranjero gocen de cobertura pública cuando están temporalmente en nuestro país. Además, es la mejor manera de protegernos de nuevos intentos de recortar este derecho por parte de futuros gobiernos del Estado. Y viendo el avance de los movimientos de extrema derecha en el Estado en los últimos meses, esto adquiere mucha más relevancia.

¿Qué papel juegan las nuevas tecnologías en la comunicación con el paciente desde su Consejería?

La implantación de las TIC en salud se visualiza como uno de los elementos más transformadores e integradores de la salud y el bienestar social del futuro. Por ello, la voluntad del Departament de Salut de garantizar que la atención pública de salud cada vez sea un servicio de mayor calidad y más accesible a la ciudadanía, está hoy vinculada a la apuesta decidida por la aplicación de nuevas tecnologías.

En ese sentido contamos con una plataforma de comunicación fundamental de salud para el paciente, que es La Meva Salut: es el espacio web que permite a la ciudadanía disponer de su información personal de salud y también hacer trámites y gestiones en un entorno confidencial y seguro. Estamos preparando la versión para dispositivos móviles.

“Debemos reconocer a aquellos profesionales, muchos de ellos profesionales sanitarios, que realizan prácticas seguras de terapias complementarias, algunas de las cuales ya acumulan una cierta evidencia científica”

Por otra parte, la aplicación móvil 061 CatSalutRespon ofrece asistencia sanitaria no presencial, consejo e información de salud. Al igual que el servicio telefónico 061 CatSalutRespon, la app permite contactar directamente con alguno de los 200 médicos y enfermeras de la unidad mediante chat o llamada. Pero también geolocaliza los centros y equipamientos de salud (de atención primaria, de urgencias y hospitales) de toda Catalunya, en relación a la ubicación del usuario y en tiempo real.

Para impulsar el desarrollo y la utilización de las TIC en salud, globalmente, en Catalunya contamos con la Fundación Tic Salut Social –creada en 2006 a iniciativa del Departament de Salut–, un organismo de la Generalitat, desde el que se fomenta el trabajo en red en los ámbitos de la salud y el bienestar social.

¿Son una amenaza en su comunidad las pseudociencias y los movimientos antivacunas? ¿Cómo combatirlos?

Alba VergésUn elemento clave que configura el derecho a la salud es que las personas tengan acceso a información rigurosa e inteligible sobre lo que atañe a su salud. Por lo tanto, si queremos ciudadanos corresponsables de su salud, nuestra obligación como autoridad sanitaria es empoderarlos, asegurando que disponen de información veraz, contrastada y contrastable, y que promueva conductas que se han demostrado claramente salutogénicas, es decir, enfocadas a la mejora de la salud. 

Las pseudociencias son la antítesis de todo esto, pues se aprovechan de la fragilidad de las personas en momentos de enfermedad para transmitir mensajes sin base científica, o siembran dudas infundadas acerca de tratamientos que cuentan con el aval de la literatura científica.

Todo esto atenta contra el derecho a la salud de los ciudadanos y por ello tenemos que ser especialmente beligerantes contra estas prácticas y quienes las promueven. ¿Esto quiere decir que no debe existir espacio alguno para las terapias complementarias en un sistema nacional de salud? Yo creo que no. Debemos reconocer a aquellos profesionales –muchos de ellos profesionales sanitarios–, que realizan prácticas seguras de terapias complementarias, algunas de las cuales ya acumulan una cierta evidencia científica. Y, por supuesto, nunca en oposición a los tratamientos con eficacia demostrada y con el conocimiento de los profesionales sanitarios que llevan a cabo el seguimiento del estado de salud de cada paciente.

En lo que refiere a los movimientos antivacunas, y aunque en estos momentos no nos encontramos ante situación de alarma respecto a la tasa de vacunación de la población, estamos decididos a seguir muy de cerca este tema para que el índice de vacunación que tenemos como país y que es muy alto, no descienda.

¿Cómo debe reformarse el sistema de financiación autonómico para garantizar la sostenibilidad de la asistencia?

Catalunya sufre una infrafinanciación crónica por parte del Estado español que afecta a todos los servicios que se ofrecen en nuestro país, y al sistema público de salud en especial y muy negativamente. Tampoco hay que olvidar a los que se vanagloriaban de haber intentado destrozar nuestro sistema sanitario. Sin embargo, Catalunya ha conseguido tejer uno de los mejores modelos de salud de Europa, sobre todo gracias a la excelencia de nuestros profesionales. Nuestra prioridad es poner a las personas en el centro del sistema y hacer salud en todas las políticas, es decir, mejorar el estado de salud de la ciudadanía con cada una de las iniciativas políticas y acciones que llevemos a cabo. 

Cada vez más ciudadanas y ciudadanos en Catalunya saben que sin soberanía respecto a los ingresos propios, es decir, si no disponemos de los recursos que generamos en Catalunya, siempre tendremos infrafinanciación. Y por eso es necesaria la República. Porque queremos construir una República donde la ciudadanía sea la protagonista, una República que no excluya a nadie, una República para todos y todas también desde la salud. 

¿Cuáles son las prioridades para 2019?

El 29 de junio hice una comparecencia en la Comisión de Salud del Parlament de Catalunya donde expuse que esta legislatura tendría tres grandes retos: los profesionales, la atención primaria y la introducción de la perspectiva de género en las políticas de salud.

Por lo que se refiere a los profesionales, el objetivo es adecuar la planificación de las necesidades, los perfiles y los roles de los profesionales a los nuevos modelos asistenciales. Unos modelos que se están construyendo para dar respuesta a las nuevas necesidades de salud de la población y a las demandas ciudadanas. Es un reto inaplazable para hacer un sistema público de salud integrado, centrado en la persona y abierto a su participación. Hay que dar una respuesta adecuada a una población cada vez más envejecida, con más problemas de salud crónicos y con más necesidades sociales.

Los profesionales, la atención primaria y la introducción de la perspectiva de género en las políticas de salud, los grandes retos de Vergés en Salud para 2019

Por ello, el pasado 19 de septiembre se celebró el primer fórum de diálogo profesional con un centenar de profesionales del sector de la salud: representantes de colegios profesionales, entidades ciudadanas, sociedades científicas, organizaciones sanitarias y universidades, sindicatos y representantes del Departament de Salut y de otros departamentos del Govern de la Generalitat. En la sesión, se presentó el diagnóstico del Departament en relación a la demografía profesional de nuestro sistema sanitario; un documento que se ha ido trabajando con el sector para consensuar con todas las partes un diagnóstico conjunto que permita definir medidas concretas, algunas de las cuales ya se están llevando a la práctica. Las principales conclusiones implican cuatro grandes áreas de trabajo: la atención primaria –y cómo hacemos más atractiva la especialidad de medicina familiar y comunitaria–, la enfermería –cómo acercar la ratio de enfermeras a los estándares europeos y desarrollar las especialidades enfermeras–, garantizar la distribución equitativa de profesionales en todo el territorio y, por último, trabajar conjuntamente con las universidades.

En atención primaria de orientación comunitaria ya estamos trabajando desde hace meses porque queremos que sea la estructura motora del desarrollo del sistema sanitario en el territorio. 

"En atención primaria de orientación comunitaria ya estamos trabajando desde hace meses porque queremos que sea la estructura motora del desarrollo del sistema sanitario en el territorio"

En este sentido, nos hemos comprometido a implantar un conjunto de medidas –y ya las estamos implementando– que suponen una inyección de 100 millones de euros para el sistema público de salud, la gran mayoría para la atención primaria del Institut Català de la Salut (ICS) para reducir la sobrecarga de los profesionales y mejorar el servicio. Se van a contratar 250 nuevos médicos de familia, habrá más recursos para sustituciones, se recupera el 100% del pago por objetivos (DPO) y se facilita la autonomía de gestión y auto-organización de los equipos de atención primaria. Estas medidas también las estamos adecuando para la atención primaria concertada y empezarán a implementarse en marzo.

Finalmente, hay que recordar que las principales causas de desigualdad en salud son: el entorno socioeconómico, el territorio y también el género. Y como uno de nuestros principales objetivos es garantizar la igualdad de oportunidades para alcanzar el mejor estado de salud y de bienestar posible, hemos decidido aplicar la perspectiva de género a las políticas de salud. Y la hacemos indispensable e inseparable de la planificación, la implementación y la evaluación de todas las políticas que estamos haciendo y que haremos como departamento. Porque poner el foco en combatir las desigualdades de género no es mejorar solamente la salud de las mujeres, sino que es mejorar la salud de toda la sociedad. 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto