Menú
INFECCIONES INCURABLES

“El Plan contra la Resistencia a los Antibióticos es estupendo pero no tiene financiación”

José Miguel Cisneros, presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc)

José Miguel Cisneros, presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc)
José Miguel Cisneros, presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc)

time 4 min

08.04.2018 - 00:00

El incremento progresivo de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y el agotamiento de los antibióticos eficaces, por el aumento, hasta ahora imparable de las resistencias bacterianas, son una alerta de salud pública mundial, ya que producen una gran cantidad de muertes y de sufrimiento en los pacientes, de frustración en los profesionales y de gasto sanitario. Además, pone en riesgo los avances médicos de las últimas décadas y la sostenibilidad de los sistemas sanitarios actuales. Por ello, numerosas sociedades científicas nacionales e internacionales y gobiernos han lanzado la voz de alarma: “es tiempo de actuar”. José Miguel Cisneros, presidente de la referente en España, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, explica a ConSalud.es el abordaje de este problema y las perspectivas de futuro de cara a posibles soluciones.

¿Hasta qué punto es un problema la resistencia a los antibióticos para la salud pública y cómo afecta directamente a los pacientes en España?

En este momento el número de pacientes que mueren por infecciones por bacterias multirresistentes en hospitales de países desarrollados como el nuestro, es superior al de muertos en carretera, en una estimación que puede duplicar o triplicar las cifras. Pero estos pacientes desafortunadamente no tienen rostro, en el sentido de que están graves en los hospitales y no pueden salir a manifestarse, ni tienen el marketing comercial que ha tenido, por ejemplo, la hepatitis C para que se haya convertido en un problema de primer nivel, lo cual ha estado bien porque ha servido como ejemplo de buen hacer del Sistema Nacional de Salud (SNS) para en poco tiempo poder tratar y curar a miles de pacientes.

Pero desgraciadamente esto no sucede para las bacterias multirresistentes que son un problema de salud mucho más importante, con una repercusión mucho mayor. Y en este sentido, este problema que es un problema mundial, tiene tal repercusión que en 2014 la entonces directora de la OMS dijo: “las resistencias antibacterianas son unas de las mayores amenazas para la salud pública mundial”. En 2011, la Unión Europea dijo a los países miembros: “tienen que poner en marcha planes de mejora para los antibióticos para luchar contra las resistencias”, como una estancia obligada. Otro ejemplo, la Asamblea General de Naciones Unidas se reunió de manera extraordinaria el 21 de septiembre del año 2016 con un solo tema en la orden del día: la lucha contra la resistencia bacteriana. Y asistieron todos los países incluido el nuestro, representado por la ministra. Allí firmaron un documento de lucha contra las resistencias a los antibióticos.

"Las estimaciones dicen que si seguimos así, en 2050, dentro de 32 años, el número de muertos por infecciones por bacterias multirresistentes superará al cáncer"

¿Cómo será la situación dentro de unos años?

Las estimaciones dicen que si seguimos así, en 2050, dentro de 32 años, el número de muertos por infecciones por bacterias multirresistentes superará al cáncer y se estima que un millón de europeos morirán cada año.

Estamos en riesgo de volver a la era preantibiótica, de cuando nuestros abuelos eran niños y no había antibióticos y una infección de una herida en el brazo mataba a las personas en un porcentaje muy alto porque no había antibióticos. Es un problema real.

¿Es especialmente grave la situación en España?

España ocupa uno de los peores lugares del mundo en este tema. Acaba de publicarse un nuevo estudio que revela que España es el primer país del mundo en consumo de antibióticos, y no hay ninguna razón ni geográfica ni atmosférica ni genética que explique que los españoles tenemos más infecciones que los alemanes, por ejemplo, que consumen muchos menos.

"España es el primer país del mundo en consumo de antibióticos y está a la cabeza de Europa en resistencias bacterianas"

Como consecuencia, España está a la cabeza de Europa en resistencias bacterianas. En nuestro país tenemos aún más cosas que hacer y desgraciadamente no tenemos presupuesto porque el Plan de Lucha contra la Resistencia a los Antibióticos, que se puso en marcha en 2014, siguiendo las directrices de la UE que obligaba a los países miembros a hacerlo, es un plan estupendo, bien concebido, que incluye el concepto de salud también en los animales, porque los antibióticos que reciben los animales tienen repercusión en los humanos y viceversa, pero no tiene financiación. Todavía no hay ningún solo dato. Estamos a tiempo y sabemos cómo hacerlo.

¿Qué soluciones proponen entonces desde Seimc?

La resistencia a los antibióticos es uno de los principales problemas de salud que tiene el mundo y nuestro país en particular, y en base a eso hay poner las medidas que se necesitan para atajarlo, sabemos cuáles son. A nivel de los profesionales formación, formación y formación.

La razón de por qué no usamos bien los antibióticos no es que los médicos no estudiemos, es que el número de conocimientos que se han generado en los últimos años sobre antibióticos, resistencias, nuevos tipos de pacientes, etcétera, es de tal magnitud que los profesionales que se dedican a otras especialidades, que no son específicamente las enfermedades infecciosas, no tienen tiempo material para tener la suficiente formación en estos avances. Lo que estudiaron en la facultad ya no les sirve.

Hay programas que van dirigidos a mejorar este conocimiento y tienen éxito y hay datos objetivos. Por ejemplo, el Programa Pirasoa de Andalucía, que ha conseguido reducir el consumo de antibióticos de manera extraordinaria.

¿Qué responsabilidad tienen los usuarios y pacientes del Sistema Nacional de Salud en este asunto?

La automedicación, la recomendación al amigo de tómate antibiótico que a mí me fue muy bien, el no cumplir con los antibióticos tal y como prescribió el médico, todo esto es muy común. De hecho en el Eurobarómetro los ciudadanos españoles están a la cola en conocimiento de antibióticos en comparación con el resto de la UE.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (1)
0 + 0 -
José G-A, 2018-04-16 11:26:49

Insisto, el canalla Neisser, que inoculó la sífilis a decenas de gentes para probar la vacuna que había inventado, dando lugar a que el gobierno de Prusia emitiese las primeras normas mundiales sobre estudios en humanos, el mismo siglo XIX, merece pasar al olvido, y los bichos que llevan su nombre, llamarse: 'Miserias'. ¿Quién mataría más, Neisser, o J Mengele? ¡Prou, basta!

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto