Menú

Juego de equilibrios

Jefe Unidad del Dolor Hospital Quirónsalud Sur de Alcorcón

time 2 min

05.01.2018 - 00:00

Nos pasamos media vida en el alambre, intentando mantener el equilibrio, y los años que nos restan, viendo cómo lo hacen los demás, si la salud nos lo permite en ambos casos, claro está.

Todo equilibrio implica perfección, orden, proporción, armonía, rigor, porque, en caso de perderlo, podemos precipitarnos al vacío. En el mundo laboral, especialmente en el sanitario,que es el que nos ocupa, mantener el equilibrio significa abordar con pericia a cada persona que asistimos,en un contexto de alta presión asistencial, porque un solo error puede ser fuente de litigios, arrastrándonos en la maraña de la querulancia ajena.

Estas fechas pasadas, de recogimiento familiar, de excesos desenfrenados, de consumos desaforados, he pensado en la importancia del equilibrio a la hora de vivir.

Decían los clásicos que “en el medio está la virtud” y quizá la virtud sea precisamente el equilibrio entre la carencia y el exceso, entre el mucho y la nada... Y lamentablemente en ambos lados siempre hay personas, unas que pagan por exceso y otras que viven en la carencia.

Qué bello sería vivir en un perfecto juego de equilibrios, dónde todos los días viviésemos en un punto intermedio, pero solo es un sueño utópico, irrealizable, imposible, porque el punto medio implica necesariamente que hay un cénit y un nadir, que hay un mucho y una nada, donde habita el recuerdo y donde mora el olvido.

juego de equilibrios

Esto me lleva a recordar que también hay pacientes que se procuran todo un enorme botiquín para los excesos y los miedos, mientras otros solo procuran un momento de conversación que les alivie de sus males, porque les basta ser escuchados y compartir instantes sencillos.

Los modernos “tertulianos” a este juego de equilibrios lo denominan “geometría variable” y no es de extrañar dado que, según el DRAE, la geometría «es el estudio de las propiedades y las medidas de las figuras en el plano o en el espacio», por supuesto, siempre en equilibrio estable, es decir, «ese estado de inmovilidad de un cuerpo sometido a dos o más fuerzas de la misma intensidad que actúan en sentido opuesto, por lo que se contrarrestan o anulan».

En política ha sido adoptado recientemente para dibujar los pactos que demandan la estratificación y variabilidad sociales vigentes y que, en muchos casos, son antinatura pero, solo del acuerdo entre diferentes, se puede alcanzar la gobernabilidad.

Ya lo ven, todo anhela equilibrios. Después de tanto exceso festivo va siendo hora de recuperar el equilibrio en horarios, actividades, lecturas, visitas, ejercicio, en todos los aspectos de la vida, porque los excesos, recuerden, siempre se pagan.

La vida misma es una onda de ascensos y caídas, de vaivenes zigzagueantes,reflejo de un cosmos inestable generador de movimiento, porque si el equilibrio fuera perpetuo…no existiría alteración ni cambio.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto