Menú

¡Ole por Cofares!

time 2 min

26.12.2017 - 11:16

Como decía el gran novelista francés del siglo XIX Honoré de Balzac “. "En las grandes crisis, el corazón se rompe o se curte", y parece que a Juan Ignacio Güenechea, presidente de Cofares, con 6 meses en el cargo… se le ha curtido.

Ha descubierto, ha investigado y ha depurado una trama de distribución paralela de las codiciadas vacunas infantiles, Bexsero, que beneficiaba a dos cargos electos desde posiciones comerciales, que ocupaban su hermano y su esposa.

Cosas feas, que las descubre el nuevo presidente, pero no sabemos cuánto tiempo llevaban pasando y menos que hacían estos dos familiares directos en la estructura comercial de la Cooperativa.

Cosas impensables en una gran empresa que debería tener un código de buen gobierno corporativo, al nivel de Cofares, que factura 3.000 millones de euros y acapara el 25% de la distribución de medicamentos en nuestro país.

Cosas insolidarias en una cooperativa con más de 10.000 socios que todos deben ser iguales y los cargos electos deben ser como la mujer del Cesar, “no solo serlo, sino parecerlo”.

Ole por el presidente Güenechea que llega haciendo limpia, que no quiere familiares de ningún tipo en la estructura de la Cooperativa, que pone más y mejor cumplimiento, que apuesta por priorizar el buen gobierno corporativo, y que cree en la división de poderes entre Presidente, Comisiones y Consejo y la Dirección General…

Ole porque no le tiembla la mano en despedir a quien no cumple o incumple, ya lleva 3. Despidió al Director General adjunto a la semana de asumir el cargo, y en estas dos últimas semanas a los comerciales hermano y esposa de altos cargos. Y propone expedientar y cesar a dos altos cargos que han ido o han apoyado su candidatura a Presidente. Debe ser duro y complejo, pero no se ha ido de fiestas navideñas hasta dejarlo hecho y tener la casa limpia para el nuevo año, y lo decimos porque el comunicado oficial nos llegó el día de Nochebuena

Ole porque todo esto lo ha tenido que aguantar en plena revuelta interna de algunos miembros de Consejo Rector con amenazas de reprobar su cargo en una Asamblea General; y él ha seguido adelante… no ha sucumbido al chantaje y ha impuesto la mano dura frente a las malas prácticas, a las prebendas de los altos cargos implicados y a la corrupción. Aquilino Rodríguez y Juan Luis Longobardo, los dos altos cargos electos, han dado guerra… toda la que han sabido y podido, sin cuartel… llevando a convencer a Carlos Valera, Consejero de Galicia, que enviase a algunos medios una carta abierta donde defendía a los consejeros implicados, apelaba a la recuperación del ADN de Cofares (no sabemos si se refería al derecho de pernada medieval pero con los medicamentos de la cooperativa) y quería echar a ciertos proveedores. Llegando a apuntar directamente al consultor de cumplimiento, Francisco Caamaño, doctor en derecho, ex ministro de Justicia de Zapatero y ex letrado del Tribunal para la reforzada unidad de cumplimiento, nada más y nada que al padre del cumplimiento en España. Un disparate Sr Valera… y nos preguntamos ¿escribirá otra carta abierta?.

Cosas feas, impensables e insolidarias en Cofares y 3 Oles para el nuevo presidente que empieza bien para el común de los farmacéuticos socios de base de la Cooperativa, y marca un camino claro a su Consejo Rector. Presidente Güenechea siga así, y que muchos de nuestros gobernantes tomen nota de lo que acaba de hacer, y esperamos siga así…

Permítanme acabar compartiendo que yo soy abuelo y estuve 3 meses esperando una vacuna Bexsero para mi nieta en mi farmacia de toda la vida… con esto no se juega!

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (2)
0 + 0 -
Juanito, 2017-12-28 17:53:55

Jajajajajaja. Es lo primero que se me viene a la cabeza. Un artículo digno de consalud. Sin origen, ni fundamento. Los que conocen la realidad disfrutamos con este artículín. Veremos que publicais cuando se conozca la verdad.

1 + 0 -
Jose, 2017-12-27 07:57:33

Permítame abuelo que le diga que Cofares es una empresa seria y prestigiosa que no solamente no juega con la salud sino que trabaja distribuyéndola. Lleva décadas cumpliendo estrictamente la legalidad, y flaco favor le hacen los que manejan su nombre sin importarles su prestigio y el de miles de personas que colaboran con esa compañía.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto