Menú

Presupuestos de Sanidad... ¿Dimitirá alguien?

Portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso

time 3 min

15.01.2019 - 11:55

Frustración e irritación. Eso es lo que nos ha producido la valoración inicial de estos presupuestos de Sanidad. Conviene recordar, para entenderlo bien, que por primera vez en democracia y en una misma legislatura, se ha producido un cambio de gobierno sin pasar por elecciones. Esto quiere decir que son los mismos portavoces sanitarios, el mismo equipo del PSOE (de hecho la ministra es la responsable de la ejecutiva en sanidad), la misma situación económica e incluso el mismo techo de gasto que hace 6 meses. En aquel entonces se presentaron unos presupuestos alternativos a los de PP-Cs por parte del mismo Dr. Sanchez. Presupuestos en los que exigía al gobierno 250 millones más para sanidad. 100 millones para fondo de cohesión y 150 para un fondo destinado a la innovación farmacéutica. Nada de esto aparece 6 meses después. De hecho el capítulo de sanidad apenas crece un 0,9% a pesar de que el presupuesto crece más de un 4%, es decir, la sanidad globalmente disminuye su peso en el conjunto del gasto gubernamental. Toda una declaración de intenciones. El Ministerio de Sanidad continúa siendo el patito feo del bipartidismo, resignado a su desaparición progresiva y renunciando a ejercer el papel de control de calidad, y garante de la equidad y de la cohesión, que las leyes le otorgan.

"El Ministerio de Sanidad continúa siendo el patito feo del bipartidismo, resignado a su desaparición progresiva y renunciando a ejercer el papel de control de calidad, y garante de la equidad y de la cohesión, que las leyes le otorgan"

 En el colmo del cinismo, la ministra de Hacienda informa de que el gasto previsto para la “Sanidad Universal” es de 0 euros. ¡La medida estrella resulta que era coste 0! La explicación de la ministra roza lo insultante por lo naif. Es más barato dar la asistencia que no darla… No señora, es coste cero porque ya se daba, así de simple. Ya se lo dijimos durante el debate, además de costar algo se lo repercutimos a las CCAA. Presumir presumimos nosotros y pagar ya lo pagan las autonomías infrafinanciadas.

Lo mismo ocurre con el copago, después de estar 7 años reivindicando la eliminación del copago a pensionistas, independientemente de su nivel de renta (esa fue la modificación que introdujo el 2012), se hace finalmente caso a las propuestas de Ciudadanos. Se nos hace caso, eso sí, después de votar en contra en el parlamento en 3 ocasiones. El copago se reduce solamente a los niveles más bajos de renta. Además, se hace sin siquiera alcanzar a todos los que nosotros proponíamos. Nosotros propusimos topar el copago por debajo de los 18.000 euros de renta y el gobierno del PSOE-Podemos solo se lo reduce  a los de menos de 9.000 euros. Naturalmente el coste de esta medida se repercute a las CCAA, con lo que volvemos al clásico 'yo invito y tú pagas' del PSOE.  Por lo demás, el gobierno destina 50 millones para la reparación de las víctimas de la Talidomida ( ya previsto en el acuerdo anterior) sin tener en cuenta que no ha ejecutado los 20 millones ya previstos en 2018. Ingesa crece lo justo para pagar el incremento de nómina de los trabajadores, la factura de farmacia y las obras del hospital de Melilla, es decir Ceuta y Melilla continúan sumidas en el abandono, con el mismo personal y las mismas políticas.

"Está claro que las soluciones a la sanidad española no vendrán de la mano del rancio bipartidismo, ni del populismo de salón de Podemos"

Pues  bien todo esto ocurre después de haber oído, mes, tras mes, pleno tras pleno, comisión tras comisión, a los representantes sanitarios de PSOE y Podemos lo malas que eran las políticas sanitarias del PP. ¿Qué política sanitaria han cambiado? Ninguna. Ni en política de fijación de precios, ni fijación de prestaciones, ni en políticas de personal, ni en políticas de salud pública, ni en políticas de luchas contra las drogas, ni en políticas de control de calidad o de transparencia introducen ninguna novedad. Continuismo, frustración y desvergüenza. La izquierda inconsciente y troglodita que es incapaz de innovar ni en sus formas ni en sus planteamientos. Solo aciertan cuando rectifican y solo rectifican a medias.

Está claro que las soluciones a la sanidad española no vendrán de la mano del rancio bipartidismo, ni del populismo de salón de Podemos. Está por ver si alguien tendrá al menos el decoro de no defender hoy en el parlamento lo contrario de lo que proclamo hace 6 meses.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto