Menú

Reseteo mental

Jefe Unidad del Dolor Hospital Quirónsalud Sur de Alcorcón

time 3 min

05.04.2018 - 17:50

La informática, que a lo largo de las últimas generaciones se ha ido incardinando en nuestras vidas, como mantequilla caliente en pan, y hoy resulta de todo punto imprescindible para nuestra actividad diaria, tanto en casa como en el trabajo, ha ido creando una serie de nuevos conceptos que hoy son de todo punto cotidianos.

Tranquilos, no les voy a dar una lección de informática, porque ni la necesitan ni yo soy el profesor adecuado. Simplemente quiero emplear una de esas ideas fuerza para mi artículo de hoy, me refiero a la función de “resetear”.

Este es uno de los múltiples ejemplos en que una simple tecla se ha convertido en toda una función que, por el momento, no tiene cabida en nuestro diccionario y que vendría a significar “reiniciar o empezar de nuevo”. Un botón mágico cuando todo se ha complicado en el mundo virtual y te encuentras atrapado en un laberinto informático del que no sabes salir, puesto que has entrado en bucle y no hay escapatoria posible. Los informáticos, ávidos de solucionar los problemas corrientes, crearon una puerta trasera para que el pánico no atenazara a los usuarios y pudieran salir por piernas de todo bloqueo dónde a veces sus conocimientos nos encerraban a todos, incluidos a ellos mismos.

"Es cierto que en algunas fases del sueño llegamos a alcanzar el éxtasis y el máximo relax, pero no es menos cierto que nuestro cerebro nos traiciona y lleva incluso hasta nuestro mundo onírico todo cuánto nos ha sucedido en el día"

Esta maravillosa función permite salvar los muebles en medio del desastre y reiniciar el ordenador partiendo de cero, aliviando el estrés que produce a los legos del ciberespacio todo callejón sin salida en la pantalla del ordenador, de la tablet, del móvil, etc.

¿Recuerdan cuando éramos pequeños y nos metíamos en líos, que siempre llamábamos a nuestros padres, hermanos mayores, primos de Zumosol o amigos morroscos, con la absoluta seguridad y satisfacción de que nos aliviarían de toda preocupación y rescatarían incluso en el momento más inoportuno? Pues algo así es la función “reset” que tienen todos estos nuevos gadgets que nos acompañan, permitiendo salir airosos y sin practicar graves estropicios, salvo alguna pérdida parcial, por no haber salvado el documento.

Reset cerebro

Nuestras vidas están llenas de preocupaciones en el terreno personal, emocional laboral, espiritual... Y vamos acumulando inputs en nuestro cerebro: tratamos de computar cuáles son nuestros deberes y nuestras obligaciones e intentamos rendir al máximo de nuestras capacidades, si bien no siempre se logran los objetivos. Sin embargo, nuestra cabeza sigue dándole vueltas a los asuntos, aunque hayamos suspendido toda actividad ruidosa y o bien estemos haciendo otra labor completamente diferente o, mejor aún, durmiendo, que es un estado de gran relajación corporal del ser humano.

Es cierto que en algunas fases del sueño llegamos a alcanzar el éxtasis y el máximo relax, pero no es menos cierto que nuestro cerebro nos traiciona y lleva incluso hasta nuestro mundo onírico todo cuánto nos ha sucedido en el día en cualquiera de los terrenos antes enumerado.

Por supuesto que no somos máquinas, pero nuestra computadora interna sigue ululando y, aunque a menor intensidad de actividad, nuestras neuronas juegan las veces de esos millones de bytes que completan nuestros artificios mecánicos, ordenando por dentro las cosas, sí bien los humanos no las guardamos en carpetas, sino en esa masa gris que llamamos cerebro.

"Tomarse un respiro puede ser ventajoso, porque las decisiones humanas, éticas, no son algoritmos"

¿No han soñado alguna vez con reiniciar, cuando todo en la vida se complica, cuando expulsan al niño del colegio por mala conducta, o tu pareja cree que se acabó el amor, o la muerte de un ser querido te hace plantearte la idoneidad de seguir, o las goteras destrozan la obra que tanto te costó realizar, o el imprudente se llevó por delante tu coche recién estrenado, o el jefe cuestiona la eficacia de tu informe o el profesor duda de la calidad de tu trabajo fin de master…? Son solo algunas de las múltiples posibilidades para plantearse seriamente un reseteo mental.

Por desgracia…o quien sabe si por fortuna, esa opción es imposible, pues es una cualidad exclusiva de las máquinas, eso sí, comandadas por humanos: la de reiniciar cuando todo va mal.

En nuestro caso debe ser la experiencia la que nos guíe y en todo caso siempre cabe el recurso a recabar opiniones o valoraciones próximas en las que apoyarse. Quizá el proceso de toma de decisiones no sea exclusivamente humano, pero sí lo es la aplicación de la inteligente, a la que nunca está de más añadirle unas gotas de intuición e instinto animal

Tomarse un respiro puede ser ventajoso, porque las decisiones humanas, éticas, no son algoritmos. Manipulamos la realidad virtualmediante ideas y creencias, e iluminamos los posibles cauces de acción futuros. Al crear conceptos y palabras con las que denominarlos creamos realidades y universos que surten efectos en la vida cotidiana desde el mundo subjetivo ¡Denle, denle vueltas al majín!

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto