18º CONGRESO DE LA AEPAP

Adicciones en adolescentes: la pandemia reduce la toma de drogas, pero aumenta el uso de pantallas

Pediatras muestran la claves para prevenir, detener y abordar las patologías relacionadas con el uso de pantallas

18º congreso de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Foto. AEPAP)
18º congreso de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Foto. AEPAP)

time 3 min

25.03.2022 - 13:50

El uso abusivo de Internet es cada vez mayor en la adolescencia, ya que la práctica totalidad de los estudiantes (97%) lo utilizan como ocio semanalmente, según el informe de 2021 del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones de la Delegación del Gobierno (OEDA) para el Plan Nacional sobre Drogas. El abuso puede derivar en una patología de salud mental. Con la pandemia este uso ha crecido: telecolegio, telestudio, videojuegos, quedadas virtuales con los amigos, ver series, películas... Sumado a que Internet permite un consumo de 24 horas al día en cualquier lugar.

Ante estos datos, distintos pediatras han abordado los riesgos del consumo de Internet en el marco del 18º Congreso de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), que se celebra hasta el 26 de marzo. “La adicción a pantallas no existe como diagnóstico médico. El término más usado es conductas adictivas en Internet, al ser un conjunto de conductas diferentes entre sí, con diferente poder adictivo: apuestas online, pornografía, trastorno por uso de videojuegos o compras compulsivas, entre otros”, ha asegurado la Dra. María A. Salmerón, Pediatra de la Unidad de Medicina de la Adolescencia del Hospital Ruber Internacional, que impartió el taller sobre adicción a pantallas durante este Congreso de AEPap.

La adicción es "menos frecuente y requiere de un diagnóstico preciso porque en la mayoría de las ocasiones va asociado a otros problemas"

"Hay trastornos que ya existían, e Internet acelera el proceso de instauración, y hay otros que se encuentran en estudio, como son el trastorno por videojuegos o la necesidad de contacto social permanente”, ha señalado la experta que ha recordado que ante la falta de evidencia científica no está reconocido por la comunidad científica un diagnóstico de conducta adictiva a Internet. La adicción es "menos frecuente y requiere de un diagnóstico preciso porque en la mayoría de las ocasiones va asociado a otros problemas y es necesario que estos pacientes sean derivados a salud mental para su tratamiento”.

Por ello, ha asegurado que “los pediatras de Atención Primaria tienen una posición privilegiada, porque conocen a la familia y los padres confían en ellos, para la prevención, detección y abordaje de la salud digital. El pediatra puede ayudar en la regulación del mundo digital en la familia informando a los padres desde el nacimiento”. Lo más sencillo para prevenir el uso de internet es, ha señalado la experta, instaurar hábitos de vida saludables desde el nacimiento que cambiarlos, y muchos niños ya llegan a consulta con un uso abusivo.

Esta utilización excesiva influye en la salud y la funcionalidad de los niños y adolescentes, pero lo hace de diferente forma según su edad. La Dra. María A. Salmerón afirma que “en los menores de dos años, ese “sobreuso” afecta al apego y el vínculo, al aprendizaje del manejo de la frustración, a su desarrollo psicomotor o en el desarrollo del lenguaje”, entre otras cuestiones. Mientras que “en los mayores de dos años, esto deriva en problemas de obesidad, ciberacoso, trastornos del sueño, disminución del rendimiento académico o incluso llegando a una adicción”. 

REDUCCIÓN DEL CONSUMO DE DROGAS

Por otra parte, durante el evento también se ha recordado que el informe del OEDA destaca la disminución del consumo de drogas. La pandemia, con mayor control de las familias sobre lo que hacen sus hijos, menor oportunidad de contacto y más necesidad de compra online, han permitido reducir estas tasas de un 2,4% de prevalencia del consumo de cocaína en los últimos 12 meses en 2019 a 2,1% en 2021; o en el caso del consumo de éxtasis de un 1,9% en 2019, tras unos años de aumento, a un 1,8% en 2021. También bajó el consumo problemático de marihuana con respecto al porcentaje total de estudiantes de 14 a 18 años, de un 3,4% a un 3%. Durante el evento, los expertos han recalcado que tras la pandemia y con la relajación de las medidas de prevención, la tendencia de consumo puede invertirse con un efecto rebote.  

“No existen drogas blandas y drogas duras, todas las sustancias tienen un efecto tóxico, sobre todo, en un momento trascendental en la transición de niños a adultos y su cerebro está en pleno proceso madurativo”, ha señalado en el evento el Dr. Antonio Terán, especialista en Psiquiatría. Y aunque la adolescencia no es una etapa en la que se pueda hablar de adicción, puede conllevar a una a medio plazo si no se aborda correctamente.

“Lo más importante es prevenir y detectar a tiempo los signos y síntomas del consumo de drogas en el menor”. En este sentido, el papel del pediatra tanto de Atención Primaria como de Urgencias es de especial relevancia, al ser la puerta de entrada. Por ello tienen que tener en cuenta que los adolescentes no suelen acudir a consulta si sufren algún problema como rendimiento escolar o de sueño, que suelen conllevar posteriormente un consumo de drogas como vía de escape.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto