Menú
“Cancerígeno de primer nivel”

Amianto: la necesidad de una ley integral en España ante un problema sanitario de gran impacto

En España, se estima que podría haber 130.000 fallecimientos a causa de la exposición al amianto, antes del 2050, el 40% aún por acontecer, si no se toman medidas.

Cerca de tres millones de toneladas de amianto hay instaladas en España
Cerca de tres millones de toneladas de amianto hay instaladas en España

time 5 min

01.08.2020 - 00:00

El amianto da nombre a un grupo de minerales metamórficos fibrosos resistentes a altas temperaturas que se ha usado en una gran variedad de productos manufacturados: materiales de construcción, productos de fricción, materiales textiles termorresistentes, envases, pintura, productos de talco y productos de alimentación, entre otros.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente unos 125 millones de personas de todo el mundo están expuestas al amianto en su lugar de trabajo y esto provoca que anualmente mueran en el mundo 107.000 personas por cáncer de pulmón, cáncer de pleura o mesotelioma y asbestosis, y 1.523.000 años de vida ajustados por discapacidad. Además, miles de muertes pueden atribuirse a otras enfermedades relacionadas con el amianto, así como también a exposiciones a este material que no están relacionadas con el lugar de trabajo, entre las que la OMS estima unas 400 muertes.

El amianto se posiciona como un “cancerígeno de primer nivel” provoca la enfermedad por vía respiratoria e, incluso, por vía digestiva, aunque, según los expertos, todavía no está demostrado. Puede evolucionar como mesotelioma, un tipo de cáncer específico del mineral, y es responsable de un 10-15% de los casos de cáncer de pulmón.

La supervivencia media en el mesotelioma es de 11-12 meses independientemente del tratamiento, según los datos ofrecidos en uno de los últimos debates celebrados por el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Barcelona (Caateeb). Además, es un cáncer latente con una media de 45 años desde que se respira el amianto hasta que se despierta la enfermedad.

Puede evolucionar como mesotelioma, un tipo de cáncer específico del mineral, y es responsable de un 10-15% de los casos de cáncer de pulmón

En España, se estima que podría haber 130.000 fallecimientos a causa de la exposición al amianto, antes del 2050, el 40% aún por acontecer, si no se toman medidas para revertir el incremento de víctimas según las cifras de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

NECESIDAD DE LEGISLACIÓN

En España está prohibida la producción del amianto (también llamado asbesto) desde el año 2002, pero no existe una regulación del asbesto ya instalado a nivel nacional. Hasta entonces fue muy utilizado en España, y aún sigue formando parte de múltiples instalaciones.

El presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el doctor Álvaro Rodríguez-Lescure, señala que “por desgracia, en España no disponemos de un registro regulado de enfermedades relacionadas con el amianto y existe por tanto un infradiagnóstico importante. Además, no hay competencia nacional reguladora en España para gestionar la prevención de la exposición. Y todo esto hace necesario una ley integral que regule todo esto”.

En España, se estima que podría haber 130.000 fallecimientos a causa de la exposición al amianto, antes del 2050, el 40% aún por acontecer

“Con un periodo de latencia de hasta 40 años, es en la actualidad un problema sanitario prevalente de gran impacto en España y que se mantendrá las próximas décadas. Además, no es una enfermedad asociada que afecta únicamente a los antiguos trabajadores del amianto, si no que nos afecta a todos, como población general expuesta, sin saberlo, de forma ambiental. Sin embargo, es un carcinógeno desconocido en este aspecto. Concretamente el amianto tiene una relación directa con el cáncer de pulmón, el mesotelioma, el cáncer de laringe y el de ovario”.

Por su parte Separ le ha pedido al Ministerio de Sanidad que elabore un proyecto de Ley Integral del Amianto, de acuerdo con un Manifiesto elaborado por diversas entidades, para poder hacer frente a lo que constituye otra amenaza global para la salud humana: la pandemia de amianto. 

“Separ urge a poner hilo a la aguja a la pandemia del amianto, que avanza de forma silenciosa e inexorablemente. La exposición al amianto es un problema global y mundial de salud pública. Como médicos neumólogos hemos querido asumir dos papeles: por un lado, trabajar para diagnosticar y tratar las enfermedades por exposición al amianto ya sea en el medio ocupacional, doméstico o en el medioambiente y, por otro, concienciar sobre el problema y advertir de las necesidades de eliminar por completo el riesgo de exposición actual al amianto., pero debemos ir más allá y dotarnos de un marco legal, una Ley Integral del Amianto, para afrontar esta cuestión de forma integral y decisiva”, explica la doctora Carmen Diego, neumóloga y secretaria general de Separ.

El amianto tiene una relación directa con el cáncer de pulmón, el mesotelioma, el cáncer de laringe y el de ovario

"Es de vital importancia identificar todas las naves industriales, edificios, centros de trabajo e infraestructuras que aún contienen amianto y erradicarlo de nuestro medio de forma segura. El tiempo de latencia media entre la exposición y la aparición de distintas enfermedades como el cáncer de pulmón, el mesotelioma o la asbestosis es de unos 20-40 años, por lo que si no tomamos medidas y eliminamos el amianto de nuestro medio será inevitable que veamos nuevos casos de estas graves patologías y más muertes", expresa la doctora Isabel Urrutia, neumóloga y coordinadora del Área de Medioambiente de Separ.

LEY INTEGRAL DEL AMIANTO

SEOM trabaja en todos estos aspectos y para ello tiene un grupo de trabajo específico creado recientemente centrado en la prevención, la colaboración con Medicina del Trabajo, las bajas laborales y la identificación de enfermedades profesionales de naturaleza oncológica.

Las consecuencias que podría tener la Ley Integral del Amianto en la salud pública serían muchas y, a continuación, se detallan algunas:

1.            Regulación de medidas para la identificación de población de alto riesgo de enfermedad atribuible al asbesto (áreas calientes, trabajadores de alto riesgo…). Esto permitiría implementar medidas de seguimiento/screening, teniendo en cuenta el periodo de latencia de enfermedad.

2.            Identificación de casos atribuibles al asbesto: regulación de un Registro de Notificación Obligatoria de todos casos atribuibles al asbesto como la asbestosis o el cáncer

a)            Fomentar entre todos los especialistas sanitarios que intervienen en el manejo de pacientes con enfermedades del asbesto, incluidos los oncólogos, la importancia de la identificación de estas enfermedades en el registro, con implicaciones sociales/económicas para los pacientes.

b)           Evitar el infradiagnóstico de casos, permitiendo el acceso al registro a todos los especialistas que intervienen en el manejo de estos pacientes (médico de atención primaria, neumólogo, oncólogo, médico del trabajo, etc.)

c)            Regulación del acceso a beneficios socio-sanitarios y económicos específicos: medidas de prevención (como por ejemplo ayudas para desinstalación), u otras como ayudas económicas por enfermedad (pensiones, etc.)

d)           Identificación de los casos potencialmente atribuibles al asbesto, como aquellos relacionados con la exposición en población general ambiental/residencial.

e)           Por último, permitiría a corto plazo tener una imagen de la situación en España para gestionar recursos y medidas de prevención/diagnóstico por áreas de prioridad.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (1)
0 + 0 -
Francisco Báez Baquet, 2020-08-03 09:25:19

La "Ley Integral" debe de ser una oportunidad no desaprovechada, para que se reconozcan como enfermedad profesional todas las patologías asbesto-relacionadas, incluyéndolas en el correspondiente Cuadro, y propiciándose que todos los afectados reciban justa indemnización por el daño, Actualmente, ni lo uno ni lo otro está siendo atendido. Diversos países, y la OMS, reconocen enfermedades por exposición al amianto, que en España no lo están.

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto