NUEVOS HALLAZGOS

Análisis de sangre basado en genes para la propagación del melanoma mide el avance del tratamiento

Una prueba que controla los niveles sanguíneos de fragmentos de ADN liberados por las células tumorales moribundas puede servir como un indicador temprano preciso del éxito del tratamiento en personas con melanoma.

El primer análisis de sangre capaz de detectar melanomas
El primer análisis de sangre capaz de detectar melanomas

time 4 min

15.02.2021 - 10:45

Una prueba que controla los niveles sanguíneos de fragmentos de ADN liberados por las células tumorales moribundas puede servir como un indicador temprano preciso del éxito del tratamiento en personas en las últimas etapas de una de las formas más agresivas de cáncer de piel, según un nuevo estudio publicado en la revista 'The Lancet Oncology'.

Dirigida por investigadores de la Facultad de Medicina Grossman de Universidad de Nueva York (NYU) y el Perlmutter Cancer Center, la investigación analizó a adultos con niveles indetectables de ADN tumoral en circulación libre (ADNct) cuatro semanas después del tratamiento farmacológico para tumores de melanoma metastásico que no se pueden extirpar quirúrgicamente (irresecables).

El estudio mostró que estos pacientes, todos los cuales tenían cambios genéticos comunes (mutaciones BRAFV600) relacionados con el cáncer, vivían casi el doble de tiempo sin crecimiento del cáncer que aquellos que seguían teniendo niveles detectables.

"Nuestros hallazgos sugieren que los niveles de ctDNA pueden servir como una herramienta rápida y confiable para medir si un medicamento contra el cáncer está funcionando"

Normalmente, dicen los autores del estudio, los médicos tendrían que esperar tres meses antes de que una radiografía, una tomografía computarizada u otras medidas pudieran revelar si un tumor está creciendo o encogiéndose en respuesta al tratamiento.

"Nuestros hallazgos sugieren que los niveles de ctDNA pueden servir como una herramienta rápida y confiable para medir si un medicamento contra el cáncer está funcionando", dice el autor principal del estudio, David Polsky, profesor de Oncología Dermatológica en la NYU Langone Health y su Centro Oncológico Perlmutter--. Los resultados de los análisis de sangre podrían ayudar a respaldar la continuación de la estrategia de tratamiento actual o alentar a los pacientes y médicos a considerar otras opciones".

Polsky señala que la modificación rápida del tratamiento podría ser útil en una enfermedad tan agresiva como el melanoma, que mata a casi 7.000 estadounidenses al año y es muy difícil de tratar una vez que se propaga a otras partes del cuerpo. La retroalimentación temprana de un análisis de sangre podría salvar vidas, dice.

Los investigadores han buscado durante mucho tiempo mejores formas de monitorear ciertos cánceres mediante análisis de sangre, o los llamados biomarcadores, que se pueden realizar con mayor facilidad, más frecuencia y menos costos que las exploraciones por imágenes o los procedimientos quirúrgicos y brindan una imagen más clara del comportamiento del tumor a lo largo del tiempo.

Con el melanoma, una opción que se usa con frecuencia, una prueba para detectar la presencia en la sangre de una enzima llamada lactato deshidrogenasa (LDH), ha tenido un éxito limitado como herramienta de este tipo, porque las dolencias no cancerosas, como las lesiones hepáticas y óseas, también pueden causar niveles para aumentar.

Aunque se han identificado biomarcadores más específicos en los cánceres de próstata, mama y colon, los investigadores del estudio dicen que hasta ahora ha sido difícil encontrar una señal confiable para el melanoma.

Según Polsky, también profesor en el Departamento de Patología de NYU Langone, las primeras investigaciones del mismo equipo habían apuntado al ADNct como un candidato prometedor. Este método funciona dirigiéndose a las mutaciones más comunes en el código de ADN que se encuentran en las células del melanoma. Este ADN mutado se derrama en la sangre circundante a medida que las células cancerosas se descomponen.

En estudios pequeños anteriores, se demostró que el análisis de sangre supera a la LDH en la predicción de la recurrencia del melanoma, así como en el seguimiento de la progresión de otras formas de cáncer.

La investigación se llevó a cabo durante dos años y es el análisis más grande hasta la fecha de la utilidad potencial de este análisis de sangre para el cáncer de piel, explica Polsky. Para ello, el equipo de investigación analizó muestras de sangre de dos ensayos clínicos fundamentales en los que participaron 383 hombres y mujeres estadounidenses, europeos y australianos.

Todos recibían un tratamiento dirigido con medicamentos dabrafenib y trametinib para los tumores de melanoma metastásico irresecables que tenían mutaciones en el gen BRAF, que se encuentra en aproximadamente la mitad de todos los pacientes con la enfermedad, dicen los investigadores.

Los investigadores midieron los niveles de ctDNA de pacientes cuyos tumores tenían esta mutación antes del tratamiento y un mes después de la terapia. Como parte del ensayo clínico, los pacientes recibieron chequeos periódicos mediante tomografías computarizadas hasta que finalizó el tratamiento.

Entre los otros hallazgos del estudio se encuentran que los pacientes con 64 o menos copias de ctDNA por mililitro de sangre antes del tratamiento probablemente respondan bien a la terapia, sobreviviendo casi tres años en promedio. Por el contrario, los niveles por encima de ese umbral se relacionaron con una probabilidad de supervivencia significativamente menor, y los pacientes vivieron poco más de un año.

"En última instancia, nos gustaría que esta prueba se use de forma rutinaria en la clínica para ayudar a guiar las decisiones de tratamiento"

Los investigadores dicen que el análisis de sangre es altamente fiable, ya que pudieron detectar ADNct en el 93 por ciento de los pacientes. Estos resultados de análisis de sangre también se reprodujeron en un segundo grupo de pacientes en la misma etapa de la enfermedad que se inscribieron en otro ensayo clínico.

"Aunque esta prueba basada en genes se enfoca en tumores con mutaciones BRAFV600, creemos que será igualmente útil para melanomas que tienen otras mutaciones, como defectos en los genes NRAS y TERT, que también suelen mutar en esta enfermedad --resalta la autora del estudio Mahrukh Syeda,investigadora del Departamento de Dermatología de NYU Langone Health--. En última instancia, nos gustaría que esta prueba se use de forma rutinaria en la clínica para ayudar a guiar las decisiones de tratamiento".

Advierte de que el análisis de sangre aún no está aprobado por la FDA, pero señala que la evidencia de su precisión y valor respalda las futuras solicitudes de aprobación para que esté disponible para uso clínico. Ahora el equipo planea evaluar a continuación el enfoque del ctDNA en pacientes en las primeras etapas del melanoma.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto