#TuFarmacéuticoInforma

Embarazo y cosméticos, ¿qué debes saber?

El videoconsejo de esta semana se centra en varios aspectos clave sobre el uso correcto de productos cosméticos durante el embarazo

La farmacéutica Virginia Ortega, experta en Dermofarmacia
La farmacéutica Virginia Ortega, experta en Dermofarmacia

time 3 min

14.01.2022 - 12:00

El videoconsejo sanitario de esta semana de #TuFarmacéuticoInforma se centra en el embarazo y en el uso correcto de productos cosméticos durante esta etapa.

Según explica la farmacéutica experta en Dermofarmacia, Virginia Ortega, el embarazo es una etapa llena de cambios y llena de dudas acerca de qué puede afectar y qué no al correcto desarrollo del bebé.

Por ello, "en el videoconsejo vamos a centrarnos en varios aspectos clave sobre el uso correcto de productos cosméticos en esta etapa", señala.

La mujer, durante el embarazo, experimenta cambios fisiológicos debido a alteraciones hormonales, endocrinas e inmunológicas. Como consecuencia, a veces, la piel, el cabello y las uñas sufren el agravamiento de afecciones dermatológicas ya establecidas —acné, rosácea o dermatitis— o bien pueden aparecer por primera vez.

"Durante el embarazo, a veces, la piel, el cabello y las uñas sufren agravamiento de afecciones dermatológicas ya establecidas o bien pueden aparecer por primera vez"

En esta etapa también es frecuente la aparición de hiperpigmentaciones que pueden producir un oscurecimiento de areolas, periné, ombligo, axilas, parte interna de los muslos, línea alba, pecas y cicatrices recientes.

Esta hiperpigmentación también puede ser visible en el rostro, causando incómodas y antiestéticas manchas de color oscuro en forma de mapa que aparecen en las zonas expuestas al sol: frente, mejillas y labio superior. "Normalmente, desaparecen después del parto, pero es muy importante dejarte aconsejar por tu farmacéutico para la elección  de un correcto fotoprotector, especialmente si el embarazo coincide con el verano", apunta Ortega.

Además, durante el embarazo la piel es más sensible y reactiva, se deshidrata con facilidad y puede presentar picor o prurito gestacional e incluso puede dejar de tolerar los cosméticos habituales.

Por otra parte, el aumento de peso y volumen puede condicionar la aparición de estrías, varices o hemorroides y también causar pesadez e hinchazón de piernas, pies y tobillos.

"Lo cierto es que todas las alteraciones citadas anteriormente se resuelven en la mayoría de los casos al finalizar la gestación", añade la farmacéutica.

¿ENTONCES, ES SEGURO UTILIZAR COSMÉTICOS DURANTE EL EMBARAZO? 

"En general, los cosméticos tienen poca penetración percutánea siendo muy improbable que afecten al feto, ya que, por definición, los cosméticos actúan en las capas más superficiales de la piel y la mayoría de las veces su aplicación es segura tanto para la madre como para el bebé", explica Ortega. Sin embargo, "es muy importante que sepamos que hay cosméticos que se deben evitar", aclara.

  • Retinoides: no hay evidencia suficiente que demuestre que la aplicación tópica de todos los derivados retinoides sea segura. Está probado que por vía oral causa malformaciones importantes en el feto. Por este motivo, los retinoides tópicos están contraindicados durante el embarazo.
  • Hidroquinona. despigmentante muy utilizado en ciertas formulaciones y que se absorbe aproximadamente un 40% por esta vía.
  • Resorcinol: despigmentante desaconsejado en el embarazo.
  • Aceites esenciales puros: algunos tienen potencial efecto abortivo y, además, pueden causar reacciones alérgicas y cutáneas.
  • Antitranspirantes: las sales de aluminio utilizadas como antitranspirante para superficies extensas (p. ej., manos y pies) deberían suspenderse, pues se desconoce si existe absorción sistémica tras su administración.
  • Cafeína: utilizada para atenuar ojeras o celulitis por su efecto vasoconstrictor, podría penetrar la barrera transdérmica y alterar el sistema nervioso del feto.
  • Ácido acetil salicílico: ampliamente utilizado como despigmentante, podría usarse si fuera necesario, pero a dosis bajas y zonas localizadas.
  • AHAs: pueden resultar irritantes y en concentraciones elevadas o bien con alto tiempo de exposición tienen la capacidad de llegar a torrente sanguíneo.
  • Peróxido de benzoilo: activo de uso en acné, se desaconseja su uso por precaución.
  • Tintes de pelo: aunque no existe suficiente evidencia científica al respecto, es necesario tener precaución a la hora de administrarlos, especialmente si se producen nuevas sensibilidades.

"Y recuerda, pregunta siempre a tu farmacéutico de confianza, experto en Dermofarmacia. Te ayudaremos y resolveremos cualquier duda sobre el cuidado y la salud de tu piel", concluye.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto