Preocupante mapa de la desigualdad

¿Cuáles son las coberturas de vacunación frente a la meningitis en España?

A pesar de que las cifras son elevadas, el Ministerio de Sanidad continúa sin incluir la vacuna contra el meningococo B, responsable de alrededor del 65% de los casos de meningitis en nuestro país.

Un bebé recién nacido en un hospital (Foto: Freepik)
Un bebé recién nacido en un hospital (Foto: Freepik)

time 5 min

15.01.2022 - 00:00

El pasado 5 de enero el Ministerio de Sanidad publicaba los datos relativos a las coberturas de vacunación en España del 2020. Estas se han visto afectadas por la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 y se ha traducido además en un retraso en la obtención y recopilación de la información.

Desglosando los datos observamos que en el 2020 se ha apreciado una tendencia contraria a la registrada en 2019: un ligero aumento de las coberturas de primovacunación, que se sitúan en valores similares a 2018, pero una disminución de las coberturas de recuerdo del meningococo C (descenso de la cobertura de vacunación de recuerdo del 94,6% de 2019 al 92% de 2020), dTpa a los seis años (descenso de la cobertura de vacunación de recuerdo del 94,7% de 2019 al 94,4% de 2020) y ambas dosis de triple vírica. Sin embargo, se produce un importante aumento en las coberturas de adolescentes Td y VPH.

Sanidad señala que el análisis de las coberturas de la vacunación contra la meningitis en España “es complejo por el reciente cambio en las recomendaciones”, señalando que “se debe tener en cuenta que se está realizando un catch-up y muchos adolescentes recibirán ambas vacunas”.

Dentro de las coberturas de vacunación frente a la meningitis C en adolescentes, vemos que el dato total nacional relativo a 2020 en términos de primovacunación es del 98%. El porcentaje desciende hasta el 92% si hablamos de la inoculación de la primera dosis de recuero y se reduce hasta el 64,9% en el caso del segundo recuerdo.

En el caso de las coberturas de vacunación frente a meningitis ACWY en adolescentes el dato de la administración del segundo recuerdo fue en 2020 del 64,6%. Los datos relativos a las coberturas de primovacunación y dosis de refuerzo frente a neumococo fueron en 2020 del 97,9 y 93,7% respectivamente.

“La desigualdad en el calendario vacunal español supone un importante riesgo más allá de la posibilidad de sufrir meningitis. Hablamos de una enfermedad que provoca secuelas físicas en el 55% de aquellos que la padecen y la necesidad de apoyo emocional continuo en el 60% de los casos”

Los datos expuestos son positivos, pero nos muestran una preocupante y peligrosa fotografía: ¿qué pasa con la vacunación frente al serogrupo B? Actualmente este es el responsable de la mayoría de los casos que se producen en España (alrededor del 65%), pero todavía no se ha alcanzado un consenso suficiente para su inclusión en el calendario nacional de vacunación. Hasta la fecha, tan solo Castilla y León, Canarias, Andalucía y Cataluña son las comunidades autónomas que han decidido dar este paso para proteger a sus menores ya que, según los datos publicados por la Asociación Española de Pediatría (AEP), entre un 5-10% de los pacientes fallece entre las primeras 24-48 horas. Cabe señalar además el elevado número de secuelas, tanto físicas como psicológicas, que padece un gran número de los supervivientes.

¿QUÉ SABEMOS DE LA VACUNA CONTRA EL SEROGRUPO B?

Desde el 1 de octubre de 2015 la vacuna puede adquirirse en farmacias después de la autorización emitida por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps). La meningitis B es una enfermedad potencialmente mortal por lo que el establecimiento de su libre acceso supuso un gran avance en España. La vacuna cuenta con un coste elevado, pero sus beneficios han quedado demostrados no solo por la evidencia científica sino por la experiencia en países como Italia, Francia, Reino Unido o Portugal. En el caso de nuestros vecinos lusos, el país ha conseguido reducir la cifra de casos de meningitis B en un 79% desde la inclusión de la vacuna en su calendario nacional vacunal.

“En Europa hay países donde la vacunación es obligatoria y otros -como el nuestro- donde no lo es. Hay detractores y defensores de cada sistema. La realidad es que -en relación con la meningitis- hay una gran tendencia en Europa a incluir en calendarios vacunales y/o a recomendar todas las vacunas que puedan proteger contra esta enfermedad que puede ser letal si no se llega a tiempo”, explica en ConSalud.es Elena Moya, vicepresidenta de la Asociación Española contra la Meningitis (AEM) y coordinadora para Europa y África de CoMO.

“En pleno siglo XXI aún tenemos que explicar que nos enfrentamos a una enfermedad que afecta a todos por igual pero que solo puede prevenirla aquellas familias que tengan poder adquisitivo”

“La desigualdad en el calendario vacunal español supone un importante riesgo más allá de la posibilidad de sufrir meningitis. Hablamos de una enfermedad que provoca secuelas físicas en el 55% de aquellos que la padecen y la necesidad de apoyo emocional continuo en el 60% de los casos”, añade.

Diversos estudios han calculado los costes que supone la meningitis B. Una investigación estima la carga económica asociada a esta enfermedad desde el punto de vista social y revela que hasta el 77% del coste total correspondería a los gastos derivados de sus importantes secuelas. El trabajo estima que la meningitis B produciría una carga económica de entre cinco y 13 millones de euros anuales en España. Hablamos de 33.484 y 92.768 euros por caso respectivamente), en función del método de estimación utilizado. Este trabajo refuerza las conclusiones del estudio pionero en estos términos desarrollado por IDIVAL y la Asociación Española contra la Meningitis (AEM). 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado su hoja de ruta global para acabar con la meningitis. Entre las herramientas fundamentales con las que cuenta para cumplir con esta meta se encuentran las vacunas. Y, en este camino, España continúa rezagada.

Retomando las cifras sobre coberturas vacunales con las que se inician estas líneas, se comprueba rápidamente la elevada aceptación de las vacunas que actualmente están incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación. En el caso de la vacuna contra el meningococo B, solo cuatro comunidades autónomas la incluyen o han aprobado su inmediata inclusión en sus calendarios lo que acentúa la desigualdad existente en nuestro país.

“En pleno siglo XXI aún tenemos que explicar que nos enfrentamos a una enfermedad que afecta a todos por igual pero que solo puede prevenirla aquellas familias que tengan poder adquisitivo”, denunciaba en este medio la presidenta de la AEM, Cristina Regojo. “La Sanidad no debería tener criterios territoriales o monetarios”, remachaba.

“No logro explicarme el inmovilismo político y social que rodea a esta enfermedad. No logro entender que los departamentos de Sanidad de las diferentes Consejerías, como la de Galicia donde resido que ha padecido fuertes epidemias de meningitis, no incluyan este objetivo como prioritario. Hay un clamor social, a los padres les da miedo la meningitis y por eso los que pueden, pagan de su bolsillo las vacunas disponibles pero ¿y los que no pueden? Su hijo puede contagiarse en la guardería de un simple constipado o de meningitis. Les aseguro que las consecuencias de contraer una u otra no serán las mismas”, concluía su entrevista la presidenta de la AEM.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto