A FONDO

De las drogas al juego online: Las apuestas dominan el 'ritual de paso' hacia la adolescencia

¿Existe conexión entre la adicción a las drogas y al juego? ¿El consumo de alcohol o tabaco ya no está socialmente ligado al paso de la pubertad a vida adulta? Un análisis del papel que ocupa el juego online y el consumo de estupefacientes en los jóvenes.

Máquina de juego de azar. (Foto. Unsplash)
Máquina de juego de azar. (Foto. Unsplash)

time 5 min

30.04.2021 - 00:00

Según la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR), el juego onlinees la principal causa de ludopatía entre la población menor de 26 años atendida en sus centros. Antes de la legalización del juego online, la población menor de 26 años representaba el 0% de sus casos, y en 2015, año en que se recaban los datos, ya eran el 44%. Es relevante que, según esta misma fuente, el 2% de las y los afectados de trastorno de juego atendidos son menores de 20 años.

El juego online, y más concretamente las apuestas deportivas, están dominando lo que los expertos en adicciones denominan como 'ritual de paso' de los jóvenes hacia la adolescencia. Así lo sostiene David Pere Martínez Oró, psicólogo social, responsable de investigación en 'Episteme. Investigación e Intervención social' y autor del libro 'Ludomorfina: El fenómeno de las apuestas deportivas en la juventud española'.

"Es una cuestión muy particular de España y es que a los profesionales que nos dedicamos al abordaje de las drogas se nos ha incorporado en la última década a todo lo que tiene que ver con las TIC y el juego online. Hay un cordón umbilical que conecta las drogas con el juego", señala este doctor en Psicología Social que también es coordinador de la Unidad de Políticas de Drogas de la Universidad Autónoma de Barcelona, profesor colaborador en la Universidad Oberta de Catalunya y antropólogo en el Medical Anthropology Research Center de la Universidad Rovira i Virgili.

El fenómeno de las drogas es complejo pero el del juego no tanto. Eso sí, según Martínez Oró, los dos pueden desencadenar en la población procesos adictivos y por esa razón en nuestro país caen en el mismo saco en el abordaje que se hace desde del Plan Nacional sobre Drogas.

DE LAS DROGAS AL JUEGO ONLINE

“Ahora mismo, los jóvenes y sus adicciones principalmente se están dando en otros espacios, espacios digitales. Hay una analogía que es muy visual. Históricamente en los últimos 40 o 50 años las drogas habían funcionado como ritual de paso para los adolescentes de cara a dejar atrás la infancia e incorporarse al mundo actual, a través del consumo de alcohol, tabaco y cannabis. Y ahora esto se ha desplazado hacia las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), lo que les convierte en adolescentes es el tener un Smartphone, abrirse perfiles en redes sociales y pensar en una vida identitaria en el mundo digital, dejando atrás la infancia pura y dura”, explica David Pere Martínez Oró.

"Ahora, lo que les convierte en adolescentes es el tener un Smartphone, abrirse perfiles en redes sociales y pensar en una vida identitaria en el mundo digital"

“Ahora la adolescencia sociocultural empieza antes. Hace años comenzaba después de la pubertad fisiológica y en estos momentos se inicia antes, casi a los 10 años”, subraya.

EN AUGE

El Ministerio de Sanidad, a través de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional de Drogas, ha publicado recientemente la tercera edición del ‘Informe sobre Adicciones comportamentales: juego con dinero, uso de videojuegos y uso compulsivo de internet en las encuestas de drogas y otras adicciones en España EDADES y ESTUDES", de acuerdo a la actualización correspondiente a los resultados publicados de la encuesta EDADES 2019/2020.

Las conclusiones del informe apuntan a que el juego con dinero y el uso de internet son actividades ampliamente extendi­das en nuestra sociedad. Así, entre 2019 y 2020, un 64,2 % de la población de 15 a 64 años ha jugado con dinero en el último año de manera presencial, online o ambos, mientras que, un 94,5% ha usado internet con fines lúdicos.

El estudio apunta a una ascendente prevalencia de juego con dinero, en especial entre los grupos de menor edad en el caso del juego online, así como las cifras de posible juego problemático o trastorno del juego.

Como apunta el informe, el uso de juego con dinero tiene una alta prevalencia en la población española. En la encuesta EDADES 2019/20 se ha utilizado de nuevo una escala específica, basada en los criterios diagnósticos DSM-V, para poder obtener una aproximación a este fenómeno a nivel poblacional. Así, en 2019/20, un 1,6% de la población de 15 a 64 años realizaría un posible juego problemático (DSM-V ≥1 y <4) y un 0,6% presentaría un posible trastorno del juego (DSM-V ≥4).

Los posibles jugadores problemáticos presentan mayor prevalencia de comportamientos de riesgo, como intoxicaciones etílicas o consumo de tabaco diario

Cuando se compara la manera de jugar de la población en general con los individuos que muestran un posible juego problemático, vemos que estos presentan una mayor frecuencia de juego y un mayor gasto de dinero en un solo día. También se observa que los posibles jugadores problemáticos presentan mayor prevalencia de comportamientos de riesgo, como: intoxicaciones etílicas, “binge drinking”, consumo de riesgo de alcohol y consumo de tabaco diario.

JUGAR Y APOSTAR ONLINE A TRAVÉS DEL MÓVIL

La investigación '¿Qué nos jugamos? Análisis del juego off y online a partir de las experiencias y las autorrepresentaciones de las personas jóvenes dentro de contextos socioeconómicos, culturales y relacionales' –realizada por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad y financiada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas- apunta que en la actualidad no es posible que un menor juegue dinero —real— en una plataforma online sin sustraer otra identidad a un familiar o amigo. Sin embargo, prácticamente todas las webs de juego online permiten el juego simulado —dinero ficticio— sin necesidad de registrarse ni aportar ningún dato.

Como refleja el estudio, la modalidad de juego online es fundamental para el desarrollo del aprendizaje, la socialización en los patrones de juego y la conformación del hábito. Asimismo, se apunta que la publicidad del juego online con personajes públicos que son referencia para los jóvenes es muy efectiva. "No sólo para permitir el acceso al juego de los más jóvenes, aunque sea en la modalidad dinero simulado, sino también para asegurar su fidelidad a la empresa en cuestión".

"El juego online permite un acceso inmediato al juego desde el teléfono, sin las restricciones temporales que presentan las casas de apuestas y, al mismo tiempo, permite simultanear el juego de forma discreta con cualquier otra actividad, por ejemplo, social", indica este trabajo.

"El teléfono se convierte en un medio publicitario y, al mismo tiempo, en el terminal de juego junto con el ordenador"

Además, se reconoce que la publicidad del juego online es "muy efectiva" y permite el acceso al juego de los más jóvenes, aunque sea en la modalidad dinero simulado, asegurando su fidelidad a la empresa en cuestión.

"Las webs analizadas en la investigación presentan portadas con iconos visuales asociados al éxito, la emoción, la alegría, la victoria. Pero también, una vez que aceptas las notificaciones, empiezas a recibir mensajes que te animan al juego con cierta frecuencia. Por lo tanto, los bonos no sólo permiten conseguir nuevos usuarios, sino que abren un canal directo de publicidad. El teléfono se convierte en un medio publicitario y, al mismo tiempo, en el terminal de juego junto con el ordenador. Además permiten el juego gratuito (demo) sin necesidad de registro", concluye esta investigación de Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto