Menú
CÁNCER BUCAL

El cáncer bucal está relacionado con una variación genética

Investigadores de Córdoba descubren que una característica del gen TP53 está relacionada con el desarrollo de cáncer oral.

El cáncer de boca es una enfermedad compleja debido a la multitud de factores que la pueden causar, lo que dificulta su diagnóstico.
El cáncer de boca es una enfermedad compleja debido a la multitud de factores que la pueden causar, lo que dificulta su diagnóstico.

time 2 min

21.12.2017 - 14:10

El cáncer oral presenta una epidemiología compleja debido a su naturaleza multigénica, además de la influencia de agentes biológicos, físicos y químicos en ella, ya que representa un riesgo potencial para la salud de la población. Además, junto a distintas adicciones como el tabaco o el alcohol, que fomentan y el desarrollo de patologías bucales, su diagnóstico médico resulta complicado y en ocasiones, erróneo

Para hacer frente a esta problemática, un equipo de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina), coordinado por Mabel Brunotto, doctora en Ciencias de la Salud y radicado de la Facultad de Odontología, ha realizado una serie de investigaciones con el fin de establecer un protocolo que constituya unas reglas de predicción del cáncer bucal.

En este marco de trabajo, los científicos pudieron reconocer que cierto polimorfismo del gen TP53 es indicativo de riesgo de desarrollo de cáncer oral. “Ha sido un descubrimiento relevante para la prevención, porque es la primera vez que se describen una característica del gen TP53, ampliamente conocido por ser uno de los genes que se encuentra modificado en el 60% de los cánceres, incluido el oral”, ha explicado la doctora.

El polimorfismo del gen TP53 está muy relacionado con el riesgo de desarrollo de cáncer bucal.

Los resultados han evidenciado que el polimorfismo Pro72 del gen TP53 está relacionado con un mayor riesgo de cáncer oral. “Podemos afirmar esto porque la variante mutada es menos eficiente en la supresión de la transformación celular, más lenta para inducir la apoptosis, o sea la muerte celular, y menos eficiente en la unión e inactivación de P73, que es una proteína supresora de tumores”, precisa Ana María Zárate, integrante del grupo de investigación.

Ante el conocimiento de este riesgo, es necesario predecir el peligro de transformación de esas lesiones. “La génesis de tumores está caracterizada, a nivel celular, por la pérdida del balance entre los procesos de proliferación celular y muerte celular. Ambos procesos se regulan a través de un grupo de oncogenes, genes supresores de tumores y relacionados a la apoptosis. Por eso es relevante aplicar metodologías predictivas para estudiar con rigor a las lesiones precancerosas”, ha comentado Brunotto.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto