Menú
BRONQUIOLITIS

El virus respiratorio sincitial (VRS), un problema de salud con gran incidencia en los niños

Existen ciertos grupos de niños con gran riesgo de VRS: prematuros nacidos antes de la semana 35, nacidos con cardiopatías congénitas y limitaciones de sus defensas, y niños con problemas neuromusculares y síndrome de Down, entre otros.

La gran mayoría de los niños son infectados por VRS antes de los dos años
La gran mayoría de los niños son infectados por VRS antes de los dos años

time 3 min

21.09.2019 - 20:08

El virus respiratorio sincitial (VRS) es la causa más frecuente de infección aguda grave en forma de bronquiolitis. Se trata de un virus de fácil y rápido contagio, ya que se transmite por vía aérea o por contacto directo mediante objetos contaminados  con dicho virus. Además, se manifiesta en síntomas catarrales leve-moderados pudiendo progresar a infección de tracto respiratorio inferior, provocando cuadros graves de bronquiolitis o neumonías.

A pesar de que el VRS está presente todo el año, se comporta de forma estacional. El Dr. Sánchez Luna, Jefe de Servicio de Neonatología del Hospital Universitario Gregorio Marañón, explica que “en países del hemisferio norte como el nuestro, el brote epidémico de la bronquiolitis por el VRS se extiende dos meses antes y dos meses después del solsticio de invierno, por lo que comienza a finales de octubre o primeros de noviembre y termina a finales de febrero o primeros de marzo”. No obstante, aclara que esto es variable según la climatología de cada año.

En este sentido, los padres deben saber que en dichos meses es cuando tienen que extremar las medidas higiénicas con sus hijos, fundamentalmente aquellos que tienen menos de tres meses.

El 90% de los niños se contagian con el VRS al menos una vez antes de cumplir los dos años y requieren de ingreso hospitalario en un 1,3% de los casos

En España, casi el 60% de los niños son infectados por VRS en el primer año de vida, y casi el 80% de ellos se contagia a los dos años. Además, a pesar de que existe un sistema de vigilancia para la detección de casos del VRS, en los últimos nueve años no se ha visto un descenso en los ingresos por este virus.

Todos los menores de dos años están en riesgo de padecer episodios de infección por el VRS durante la estación, ya que este virus no provoca inmunidad y son posibles las reinfecciones en una misma estación. 

Además, existen ciertos grupos de niños que tienen un gran riesgo de sufrir el VRS: los prematuros nacidos antes de la semana 35 de gestación, y más aún los nacidos antes de la semana 29, y con menos de seis meses de edad en el comienzo de la estación epidémica. Sánchez Luna afirma que también están en riesgo “los nacidos con cardiopatías congénitas y limitaciones de sus defensas, como aquellos que sufren problemas neuromusculares y síndrome de Down, entre otros”. Asimismo, las infecciones graves por VRS se asocian a un mayor riesgo de sufrir sibilancias (un sonido silbante durante la respiración) recurrentes y asma durante la infancia e incluso la adolescencia.

LA IMPORTANCIA DE LAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN FRENTE AL VRS

Para prevenir el contagio del VRS, se aconseja seguir una serie de medidas: mantener la lactancia materna durante al menos cuatro meses, lavarse las manos antes y después de tocar al niño o alguno de los objetos que el pequeño utiliza y limitar el número de visitas en las poblaciones de niños con mayor riesgo de sufrir infecciones graves. También es recomendable evitar la exposición al tabaco y el contacto con personas con síntomas respiratorios.

Es importante recordar que existen medidas farmacológicas, como la aplicación de anticuerpos frente al VRS, “muy eficientes para reducir el riesgo de desarrollar formas graves de bronquiolitis” señala en Dr. Sánchez Luna. Dichas medidas, explica el doctor, reducen un 78-80% el riesgo de ingresar en el hospital por bronquiolitis en bebés prematuros de menos de 35 semanas. 

Asimismo, a raíz de un informe sobre la prevención del VRS, se ha puesto de manifiesto que dicha prevención depende del Código Postal de la zona geográfica de cada paciente. Ante esto, Sánchez Luna explica que “a pesar de que disponemos de estudios médicos que han demostrado suficiente evidencia sobre los beneficios de la profilaxis con anticuerpos para disminuir las formas más graves de bronquiolitis por VRS y las primeras consecuencias respiratorias en los primeros seis años de edad, su coste hace que la decisión de aplicar esta profilaxis se base en opiniones economicistas y cortoplacistas. Sin embargo, tenemos estudios que prueban cómo en nuestro país la profilaxis es coste-eficiente en los grupos de riesgo, que es donde se prescribe”. Además, afirma que “la falta de homogeneidad en diferentes comunidades autónomas y dentro de una misma comunidad de diferentes centros hospitalarios hace que no exista una aplicación similar de criterios de recomendaciones nacionales de comités científicos”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto