NUEVAS AUTORIZACIONES DE COMERCIALIZACIÓN

La EMA aprueba el primer tratamiento para tratar una enfermedad genética hereditaria

También se han aprobado otros dos medicamentos: "Xenpozyme" para el tratamiento de las manifestaciones no relacionadas con el sistema nervioso central y "Zokinvy" para pacientes con un diagnóstico de envejecimiento prematuro

Fachada EMA (Foto. Twitter EMA)
Fachada EMA (Foto. Twitter EMA)

time 5 min

20.05.2022 - 16:15

Los pacientes adultos y pediátricos con deficiencia grave de L-aminoácidos descarboxilasa (AADC) con diagnóstico confirmado genéticamente podrán beneficiarse de "Upstaza" (eladocagene exuparvovec), la primera terapia para el tratamiento de esta enfermedad. La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha recomendado la concesión de una autorización de comercialización en la Unión Europea (UE)  de este medicamento.

La deficiencia de AADC es una enfermedad genética hereditaria muy rara que suele manifestarse en el primer año de vida. Está causada por cambios en el gen que produce la enzima AADC, necesaria para producir ciertas sustancias vitales para el funcionamiento normal del cerebro y los nervios, como la dopamina y la serotonina. Estas sustancias son utilizadas por las células del cerebro y del sistema nervioso para enviar señales y son cruciales para el desarrollo de las funciones motoras.

Los pacientes con AADC suelen experimentar retrasos en el desarrollo, un tono muscular débil e incapacidad para controlar el movimiento de las extremidades. La deficiencia de AADC es una enfermedad a largo plazo, debilitante y potencialmente mortal, ya que puede provocar un fallo orgánico múltiple. Los pacientes también experimentan discapacidad intelectual, muestran irritabilidad y corren el riesgo de morir en la primera década de vida.

La deficiencia de AADC es una enfermedad genética hereditaria muy rara que suele manifestarse en el primer año de vida y suelen experimentar retrasos en el desarrollo, un tono muscular débil e incapacidad para controlar el movimiento de las extremidades

Según estimaciones recientes, esta enfermedad afecta a 1 de cada 118.000 personas en la UE. Actualmente, no hay terapias aprobadas para el tratamiento de la deficiencia de AADC. A los pacientes se les ofrecen tratamientos de apoyo para controlar los síntomas sin abordar la causa subyacente de la enfermedad. Por tanto, existe una necesidad médica no cubierta para estos pacientes.

'Upstaza' consiste en un virus modificado (vector viral adeno-asociado) que contiene una versión funcional del gen AADC. Cuando se administra al paciente por infusión en el cerebro, se espera que el virus lleve el gen AADC a las células nerviosas permitiéndoles producir la enzima que les falta. A su vez, se espera que esto permita a las células producir las sustancias que necesitan para funcionar correctamente (como la dopamina y la serotonina), mejorando así los síntomas de la enfermedad. El virus utilizado en este medicamento no provoca la enfermedad en los seres humanos.

OTRAS TERAPIAS APROBADAS

Por otra parte, la EMA también ha dado luz verde a la autorización de comercialización en Europa para 'Xenpozyme' (olipudase alfa), una terapia para el tratamiento de las manifestaciones no relacionadas con el sistema nervioso central (SNC) de la deficiencia de esfingomielinasa ácida (ASMD), una enfermedad genética rara y progresiva. Xenpozyme está indicado para su uso en niños y adultos de todas las edades con ASMD tipo A/B o tipo B.

Históricamente denominada enfermedad de Niemann-Pick tipos A (NPD A) y B (NPD B), la ASMD es un trastorno genético. Pertenece a una familia más amplia de trastornos metabólicos denominados 'enfermedades de almacenamiento lisosómico', en los que las grasas se acumulan dentro de las partes de las células del cuerpo que descomponen los nutrientes y otros materiales.

Esto afecta al funcionamiento de las células y provoca su muerte, afectando al funcionamiento normal de los tejidos y órganos. La ASMD es debilitante y pone en peligro la vida, ya que la acumulación de sustancias grasas puede causar daños cerebrales e inflamación de órganos como el hígado y el bazo.

"Xenpozyme" es una terapia para el tratamiento de las manifestaciones no relacionadas con el sistema nervioso central (SNC) de la deficiencia de esfingomielinasa ácida (ASMD), una enfermedad genética rara y progresiva

Actualmente no hay medicamentos aprobados en la UE que modifiquen la enfermedad o ralenticen su ritmo de progresión. Los pacientes sólo reciben cuidados paliativos y de apoyo para controlar los síntomas. Por ello, la morbilidad y la mortalidad son elevadas, especialmente en los niños.

Las causas más comunes de muerte son las enfermedades respiratorias, los problemas hepáticos y las complicaciones debidas al tamaño excesivo de múltiples órganos. Los niños con ASMD de tipo A suelen morir antes de cumplir los tres años. La esperanza de vida media de los pacientes de tipo B es de 17 años.

'Xenpozyme' es el primer tratamiento específico para la ASMD. Este medicamento es una terapia de sustitución enzimática, desarrollada para reemplazar la enzima deficiente o defectuosa de los pacientes, la esfingomielinasa ácida (ASM), y así reducir la acumulación de grasa dentro de las células y aliviar algunos de los síntomas de la enfermedad.

El mayor potencial de beneficio clínico se espera en pacientes con formas viscerales crónicas de ASMD (tipo B). La enzima de sustitución se produce mediante un método conocido como "tecnología de ADN recombinante": la fabrican células en las que se ha introducido un gen (ADN) que les permite producir la enzima. Xenpozyme está disponible en forma de polvo para solución para infusión, que se administra por vía intravenosa cada dos semanas.

"Zokinvy" es un tratamiento para pacientes con un diagnóstico genéticamente confirmado de síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford, una enfermedad multisistémica ultra rara de envejecimiento prematuro

Por último, el organismo regulador europeo también ha avalado la aprobación en UE en circunstancias excepcionales para 'Zokinvy' (lonafarnib), un tratamiento para pacientes con un diagnóstico genéticamente confirmado de síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford o laminopatías progeroides. 'Zokinvy' está indicado para su uso en niños de un año o más.

El síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford es una enfermedad multisistémica ultra rara de envejecimiento prematuro. Puede diagnosticarse mediante pruebas genéticas, pero también en base a un patrón consistente de rasgos clínicos, que incluyen un crecimiento limitado, rasgos faciales característicos como un mentón retraído y una nariz estrecha y puntiaguda, pérdida de pelo y grasa corporal, dientes apiñados, huesos pequeños y frágiles, y rigidez de las articulaciones. La mayoría de los niños mueren al principio de la adolescencia debido a complicaciones cardiovasculares graves, a una edad media de 14,5 años.

El síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford es ultra raro. La incidencia es de aproximadamente 1 de cada 4 millones de nacimientos, con una prevalencia de 1 de cada 20 millones de personas vivas. Las laminopatías progeroides son enfermedades genéticas aún más raras relacionadas con el síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford y presentan rasgos clínicos característicos del envejecimiento fisiológico, como la caída del cabello, la baja estatura, las enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis. No hay medicamentos aprobados para el tratamiento de los niños con síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford o con laminopatías progeroides. Los pacientes reciben los mejores cuidados para tratar los signos y síntomas.

'Zokinvy' se administra a los pacientes en cápsulas duras dos veces al día. El lonafarnib, el principio activo, es un inhibidor específico de la farnesiltransferasa (FTI). Se ha demostrado que el lonafarnib impide la formación de progerina aberrante y de proteínas similares a la progerina en las células, lo que favorece el mantenimiento de la integridad y la función celular. Además, los niveles de progerina disminuyeron bajo el tratamiento continuado con lonafarnib. Esto significa que los pacientes tratados sobreviven más tiempo, aproximadamente medio año de media.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto