ANTE EL FIN DE LA QUINTA OLA

Las CC.AA. blindan las residencias de mayores ante el disparo de casos y fallecidos

Desde julio los contagiados y fallecidos en las residencias han aumentado a causa de la quinta ola y el aumento de visitas

Las Comunidades Autónomas han modificado sus protocolos en residencias a causa de la quinta ola (Foto. Freepik)
Las Comunidades Autónomas han modificado sus protocolos en residencias a causa de la quinta ola (Foto. Freepik)

time 9 min

01.09.2021 - 00:00

Como en el resto de las olas de la pandemia Covid-19, el aumento de contagios y fallecimientos de la quinta ola también se han trasladado a las residencias de mayores y de personas con discapacidad. Gracias a la vacunación de los usuarios y la mayoría de los trabajadores se han reducido mucho los casos y fallecidos respecto a las anteriores olas, pero aún así las cifras se han llegado a duplicar de una semana a otra.

En las residencias de mayores desde mediados de julio los casos confirmados de Covid-19 se duplicaron, según datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). De la primera semana de julio a la segunda los casos aumentaron de 124 a 507, para las siguientes semanas de verano alcanzar los 1.100 y estabilizarse en esa cifra hasta los datos actualizados a fecha del 22 de agosto, donde se puede intuir un ligero descenso respecto al resto de las semanas estivales al bajar de los mil casos y situarse en los 941.

Lo mismo ocurrió en los centros residenciales de dependientes, donde de la primera semana de julio a la segunda se pasó de 140 casos a 610, para duplicarse durante la tercera semana hasta los 1.208 casos. La cifra se estabilizó alrededor de los 1.300 casos y solo a partir de la última semana de la que hay datos, del 16 al 22 de agosto, parece haber un ligero descenso hasta los 1.082 casos.

Durante el mes de agosto cada semana han muerto más de una centena de usuarios de las residencias de mayores y otra centena de los centros de dependientes

Los fallecidos también han aumentado en dichos centros a partir de la tercera semana de julio, es decir, una semanas después de que empezaran los incrementos de casos en las residencias. Durante el mes de agosto cada semana han muerto más de una centena de usuarios de las residencias de mayores y otra centena de los centros de dependientes.

Ante estas cifras, las Comunidades Autónomas han decidido tomar medidas para frenar los brotes y fallecimientos. Las visitas, las salidas y los trabajadores han sido los principales focos en los que se han centrado los gobiernos regionales desde mediados de agosto, permitiendo que poco a poco se vaya notando una reducción de la presencia de la Covid-19 en los centros, coincidiendo también con el fin de la quinta ola.

ANDALUCÍA

La quinta ola ha dejado solo en las residencias de mayores andaluzas 122 fallecidos en los meses de julio y agosto. Por ello la Consejería de Sanidad ha establecido que los residentes, aunque estén vacunados, tendrán que realizarse un test diagnóstico cada dos semanas. También se realizarán pruebas diagnósticas (PDIA) con 72 horas de antelación en los casos de reingreso a los centros de algún residente aunque esté vacunado. En cuanto a los trabajadores que no se han vacunado tendrán que someterse a dos pruebas semanales para descartar que contagien.

El uso de la mascarilla no será obligatorio entre los grupos burbujas siempre y cuando el centro supere el 80% de la vacunación. Si el centro cuenta con una cuota de vacunación entre residentes y trabajadores superior al 80%, las visitas se permiten sin límite dentro del horario de visita. Se deberá guardar como norma general la distancia física, utilizar materiales de protección como las mascarillas y cancelar la visita si se ha tenido contacto estrecho con un positivo.

ARAGÓN

Desde la semana pasada el Tribunal Superior de Justicia de Aragón eximió a los trabajadores no vacunados de pagar la prueba diagnóstica cada 72 horas a las que le obligaba el Gobierno regional. Sin embargo, continúan vigentes medidas como evitar las visitas de personas sin inmunizar y que los mayores que hayan salido del centro utilicen la mascarilla por lo menos 3 días desde que vuelvan.

ASTURIAS

A mediados de agosto el Principado de Asturias reforzó las medidas de contención del coronavirus en residencias para mayores y personas con discapacidad que todavía siguen en vigor. En concreto, los trabajadores no vacunados deberán someterse a dos pruebas diagnósticas semanales, mientras que aquellos inmunizados tendrán un cribado cada 15 o 30 días dependiendo del resultado.

Cantabria y Canarias han mantenido las medidas flexibilizadas de las visitas en residencias

En cuanto a las visitas, podrán ir tanto vacunados como no, pero ambos tendrán que cumplir las medidas de higiene y prevención como son el uso de las mascarillas, distancia de seguridad y uso de gel hidroalcohólico.

BALEARES

En la nueva actualización de los protocolos Covid en las residencias, el Govern obliga a los trabajadores no vacunados a someterse a tres pruebas diagnósticas Covid-19 a la semana, de las que dos serán PCR. Además, los trabajadores que se incorporen deberán realizarse una prueba con un máximo de 72 horas de antelación. Sobre las visitas, los mayores de 12 años deberán presentar una pauta completa de vacunación, haber superado la Covid-19 en los últimos seis meses o tener una prueba negativa en las últimas 72 horas. Los menores de 12 años deberán cumplir las medidas de prevención.

CANARIAS

Con Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura en riesgo alto por coronavirus, las altas restricciones se han mantenido. Sin embargo, el Gobierno canario se decidió en marzo flexibilizar las visitas en los niveles 3 y 4. Las medidas que siguen en vigor son: dos visitas semanales de menos de una hora, autorizadas y planificadas por el centro. Sin embargo, no se ha aprobado la salida de los residentes.

CANTABRIA

Los aumentos de casos en residencias cántabras se acumulan principalmente en San Pedro de Astillero, la Vitalitas San José de Guarnizo y la Casa de Tagle Bracho en Alfoz de Lloredo. Con brotes durante todo el verano, el Gobierno cántabro ha mantenido las medidas flexibilizadas de la primavera. Estas  permiten visitas diarias siempre que no haya sintomatología compatible y también se permitirá la salida a los residentes. En cuanto a los trabajadores, se recomienda que tras la vuelta de periodos vacacionales o ausencias prologadas se realicen PDIA si no están vacunados.

CASTILLA Y LEÓN

El 19 de agosto, Castilla y León actualizó su protocolo de residencias. En concreto, estableció que los residentes podían no usar la mascarilla cuando estén con compañeros de convivencia, aunque los trabajadores sí están obligados a llevarla, preferiblemente una FFP2. Además, aquellos que no estén vacunados tendrán que realizarse un control de temperatura diaria y cribado mediante realización de PDIA, mínimo dos veces por semana.

Sobre las visitas, estas se deberán escalonar a lo largo del día, los familiares tendrán que guardar las medidas de protección como higiene de manos, mascarillas y distancia de seguridad. 

Dos mujeres mayores en época de coronavirus (FOto EP)

CASTILLA-LA MANCHA

Desde la semana anterior, el Gobierno de Castilla-la Mancha ha cambiado sus medidas en las residencias ante el rechazo del Tribunal Supremo de obligar a los trabajadores de las residencias a realizarse pruebas de diagnóstico Covid-19. Desde entonces, la Consejería promueve la vacunación entre los empleados nuevos que se incorporen o que no tuvieran aún la pauta vacunal, y se recomienda, en vez de obligar, la realización semanal de PDIA a todas las personas trabajadoras vacunadas o que hayan pasado la enfermedad  en los últimos tres meses.

Mientras que en Castilla y León los trabajadores sin vacunar tienen que realizarse dos pruebas semanales, en Castilla-La Mancha la Justicia lo ha rechazado

Acerca de las visitas, estas se cancelarán si el residente es positivo o tiene algún síntoma. Sólo se podrán realizar dos visitas por semana con cita previa y limitación de número de asistentes. Los residentes, además, tendrán que utilizar obligatoriamente las mascarillas en espacios cerrados y se recomienda que les realicen una prueba diagnóstica cuando ingresen o regresen después de una estancia temporal fuera.

CATALUÑA

La Generalitat actualizó sus protocolos de Covid-19 en residencias ante la suma de casos. Sobre las visitas se estableció que los familiares debían realizarse una prueba de antígenos que ofrecen los propios centros antes de entrar, y permitirá dos visitas simultáneas en vez de tres. Los trabajadores deberán hacerse tres pruebas semanales, excepto aquellos que estén vacunados que se harán la prueba en masa semanal de PCR.

COMUNIDAD VALENCIANA

Debido al aumento de casos y los brotes ocurridos en diferentes residencias, el Ejecutivo de Mónica Oltra aumentó las restricciones en las residencias estableciendo dos veces por semana de pruebas de antígenos para los trabajadores no vacunados, y para los vacunados que trabajen en municipios en nivel dos o tres de alerta. A los vacunados se les realizará cada dos semanas. 

EXTREMADURA

Pese al aumento de casos, el Gobierno de Extremadura y el Servicio Extremeño de Salud no han aumentado en general las medidas y restricciones presentes en las residencias y centros de atención sociosanitaria: se seguirán permitiendo las visitas y salidas de los residentes de momento si no se disparan los contagios. Sin embargo, sí que han establecido retomar los cribados a los trabajadores cada quince días y siempre que se incorporen de las vacaciones. Además, todos los visitantes y trabajadores deberán llevar la mascarilla puesta y guardar la distancia de seguridad.

GALICIA

Desde el 9 de agosto está en vigor en las residencias de Galicia las medidas de cribado semanal de los trabajadores, que se mantendrán hasta nuevo aviso. También tendrán que someterse a una prueba diagnóstica antes de regresar al trabajo o al incorporarse por primera vez. Por otra parte, el documento aprobado por la Xunta establece que los usuarios de las residencias solo podrán recibir tres visitas semanales con cita previa.

COMUNIDAD DE MADRID

La Comunidad de Madrid ha establecido que aquellos residentes con pauta completa y que hayan sido contacto estrecho de un positivo estarán exentos de cuarentena, aunque se les hará un seguimiento con dos PDIA durante los siete días siguientes al contacto. Las salidas se harán de forma ilimitada, pero recomiendan aportar una prueba diagnóstica negativa.

Los trabajadores y usuarios tendrá que hacerse una PDIA cuando regresen tras ausentarse en periodos superiores o iguales a siete días. Y aquellos trabajadores que no estén vacunados deberán de mantener la distancia de seguridad en todo momento y permanecer con las mascarillas incluido el tiempo de descanso, quitándosela sólo en el instante en que sea imprescindible para una acción concreta siempre que no interactúen en ese momento con una persona.

MURCIA

En la Región de Murcia el 4% de los profesionales que cuidan a los más vulnerables en las residencias no están vacunados, por lo que han iniciado una campaña para animar a la vacunación para reducir ese porcentaje, ya que la Justicia no les ha permitido obligar a la vacunación.

Algunas Comunidades Autónomas como Navarra han pedido restringir las visitas

En cuanto a las medidas Covid-19, las residencias realizan cribados a los trabajadores una vez a la semana si están vacunados y dos si no lo están. Las visitas se deben realizar con cita previa y aquellos usuarios que ingresen por primera vez en el centro tendrán que ser vigilados durante siete días si están vacunados, y en el caso de que no estén vacunados se le realizará una PCR 72 horas antes del ingreso, guardarán siete días de cuarentena y les realizarán otra PCR al terminar este periodo.

NAVARRA

Durante este verano, el Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra han aconsejado ante el aumento de los contagios, que se redujeran las visitas a lo mínimo imprescindible, y en el caso de que fueran personas jóvenes estas deben usarmascarillas FFP2 tanto en interiores como exteriores. Además, recomiendan que se eviten las salidas, incluidas las comidas familiares.

PAÍS VASCO

El País Vasco también realizará una PCR semanal a los trabajadores no vacunados, y cada dos semanas si están vacunados. Además, habrá un marco renovado de vigilancia en salidas de las personas residentes cuando exista pernocta fuera del centro en el que se realizarán pruebas diagnósticas a la entrada en el centro a todas las personas, estén o no vacunadas. Hasta el momento, únicamente se realizaban a los no vacunados.

LA RIOJA

A principios de agosto, ante el aumento de casos, el Gobierno actualizó las medidas de las residencias. Aquellos trabajadores que no tuvieran la pauta completa o no estuvieran vacunados están obligados a realizarse tres test de antígenos en días alternos y los que estén vacunados de forma completa una prueba semanal.

Además, todas aquellas personas que deseen visitar a un usuario de la residencia deberán presentar un test de antígenos. Y los familiares deberán valorar si, en el caso de salida fuera de la residencia, esta está justificada. Una vez que las personas mayores o dependientes regresen si han estado menos dos días fuera deberán realizarse un test de antígenos a los 4, 7 y 10 días posteriores a su vuelta, y si han sido más de dos días, se añadirá otro test nada más llegar.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto