Menú
No existe riesgo cero

De Ceuta al País Vasco: la amenaza de los rebrotes ante el fin de la desescalada

La colaboración ciudadana y el papel de los departamentos de salud de las comunidades autónomas están siendo fundamentales a la hora de evitar que pequeños focos generen transmisión comunitaria.

Fernando Simón, en primer plano, y Salvador Illa (Foto: Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa)
Fernando Simón, en primer plano, y Salvador Illa (Foto: Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa)

time 5 min

12.06.2020 - 00:00

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, advertía el pasado 27 de mayo que “un solo brote local podría iniciar otra ronda epidémica nacional”. Unas declaraciones que se producían apenas tres semanas después del inicio del proceso de desescalada ante la aparición de pequeños focos de infección locales detectados en algunas provincias.

Simón siempre ha mantenido que el paso de una fase a otra de los distintos territorios contemplados en el Plan de transición hacia una nueva normalidad, con el consecuente levantamiento de las restricciones a la movilidad y la finalización del confinamiento, “no implican que el riesgo sea cero”.

En este momento Simón hablaba de “pequeños agrupamientos de casos asociados a circunstancias muy particulares”, que estaban siendo atendidos de forma “eficaz”. Esta fotografía se ha mantenido más o menos fija a lo largo de todo el proceso de desescalada con algunas importantes variaciones ahora que este camino comienza a llegar a su fin.

''Estamos teniendo una nueva capacidad de detección y si lo combinamos con los tiempos en los que se detecta ese caso sospechoso, se le hace la prueba y se tiene el resultado, vemos que esta realidad de precocidad a la hora de detectar y tomar decisiones es incluso mayor cuando vemos que los tiempos entre cada uno de esos valores se mantienen'', declaraba el director del CCAES el pasado 5 de junio.

LOS BROTES EN PAÍS VASCO

País Vasco se ha convertido en el principal elemento de preocupación. Tras los casos detectados en los hospitales universitarios de Txagorritxu y Basurto. “No voy a negar que los datos muestran un cambio en la tendencia. Claramente tenemos un brote”, declaraba en el día de ayer la consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga.

“No voy a negar que los datos muestran un cambio en la tendencia. Claramente tenemos un brote”

La situación se torna preocupante con 36 positivos detectados y tres fallecidos según los datos ofrecidos en el último informe epidemiológico. Una situación que ha afectado a la desescalada no solo de la región sino también de las comunidades autónomas vecinas que han decidido retrasar la movilidad interprovincial aludiendo a la prudencia y razones de salud pública.

Sobre esta situación Fernando Simón ha declarado que “hay que esperar a ver qué sucede. El brote, a priori, aun siendo importante en la fase en la que estamos, parece que no ha supuesto transmisión comunitaria”, expresaba hace unos días.

En el Hospital Universitario de Basurto se han realizado en total de 798 pruebas PCR tanto a profesionales (552), pacientes (134) como visitas o contactos estrechos (112).

Según los resultados de última hora, han dado positivo 29 personas, dos de ellas que tenían patologías previas han fallecido.  Por lo tanto, en relación a este foco, en el Hospital Universitario Basurto 11 profesionales, 11 pacientes y siete visitas o contactos estrechos que han dado positivo. El resto de las pruebas han dado negativo.

En el caso del Hospital Universitario Araba-Txagorritxu se han realizado 130 PCR a contactos estrechos, pacientes y profesionales. El resultado es de siete positivos (tres pacientes, un profesional y tres visitas o contactos estrechos). Por lo tanto, se han detectado tres nuevos casos hasta el día de ayer. El segundo paciente positivo, detectado tras realizar el estudio de contactos al primer paciente positivo, falleció el pasado miércoles. El fallecido padecía una grave enfermedad.

"El brote no podemos considerarlo controlado y debemos esperar unos días hasta finalizar un periodo de incubación"

“El brote no podemos considerarlo controlado y debemos esperar unos días hasta finalizar un periodo de incubación. No tengo detalles del origen del brote, pero sí se sabe que es en un hospital y puede deberse a múltiples factores”, por lo que se encuentran a la espera del informe definitivo del País Vasco para “formular hipótesis”, según informaba Simón en su última comparecencia pública.

“Debemos tener cuidado porque continúan apareciendo casos sin origen conocido”, ha manifestado, aunque recalca que en el caso de País Vasco se trata de “brotes identificados”, por lo que la transmisión comunitaria no se habría producido.

En relación a la posibilidad de controlar la movilidad interprovincial más allá del 21 de junio, Simón ha asegurado que se necesita una valoración conjunta. “Cuando se acabe el Estado de Alarma las normas del juego son diferentes y tendremos que aprender a utilizar las que tengamos disponibles”, ha respondido recalcando que la movilidad entre comunidades autónomas no depende de una sola, sino que debe existir un acuerdo.

“El Ministerio de Sanidad, a través de las herramientas con las que cuenta con las comunidades autónomas, puede realizar propuestas y trabajar de la forma técnica, económica y social más correcta. Los factores sanitarios en una pandemia como esta son los que más peso tienen”, ha aseverado.

OTROS REBROTES IDENTIFICADOS

Además de los brotes detectados en País Vasco, en las últimas semanas se han identificado otros a lo largo de la geografía española. Uno de los más preocupantes se ha producido en la Ciudad Autónoma de Ceuta. Tras el preocupante incremento de casos como consecuencia de las reuniones sociales que han elevado el acumulado de positivos a 222, la Ciudad Autónoma decidió no solicitar el progreso a Fase 3 que ha retrasado hasta esta semana después de registra ocho jornadas consecutivas sin la identificación de nuevos casos.

Más allá de estos dos territorios se han localizado focos de contagio en las últimas semanas en Lleida, Murcia, Cuenca, Huesca, Asturias, Mallorca y Badajoz. En la identificación de estos han jugado un papel fundamental los departamentos de salud de las distintas comunidades autónomas y los denominados rastreadores, responsables de trazar los contactos de los contagiados confirmados para evitar que estos focos puedan derivar en transmisión comunitaria.

EL TEMOR A LOS CASOS IMPORTADOS

Hasta la fecha, el número de casos importados en el último mes en nuestro país es de 104 con fecha de inicio de síntomas del 11 de mayo. En relación a esta situación Simón ha manifestado provienen “fundamentalmente de zonas con epidemias activas con un nivel de transmisión importante, básicamente de América Latina y Estados Unidos”.

"La cuarentena se solicita bajo la responsabilidad del viajero y no se controla al 100%"

“Solo pueden venir personas con unas características muy determinadas”, ha recordado indicando que España tiene muchas personas residentes en el país, pero procedentes de América Latina que ahora podrían estar regresando.

Estos deben guardar la cuarentena correspondiente y se efectúa un seguimiento de sus contactos. “El seguimiento participan el CCAES, las CC.AA. y Sanidad Exterior. La cuarentena se solicita bajo la responsabilidad del viajero y no se controla al 100%”, ya que se realiza de forma aleatoria.  Un protocolo que cambiará una vez se modifiquen las normas de fronteras.

“Si no tienen sintomatología únicamente tienen que hacer la cuarentena y si los presentan, deben ponerse en contacto con las autoridades sanitarias. Las cosas se están haciendo correctamente y los que muestran síntomas son detectados al igual que sus contactos”, ha concluido.

 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto