La mayoría de países no están preparados

China: de foco principal del coronavirus a ejemplo de contención para la OMS

A pesar de que China continúa albergando la gran mayoría de los contagios y decesos provocados por el coronavirus, la OMS pone el foco en las estrictas medidas de contención del país asiático.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus y el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping (Foto. OMS)
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus y el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping (Foto. OMS)

time 5 min

02.03.2020 - 17:45

A lo largo de las últimas semanas el mundo ha mirado a China con alarmismo y temor ante la exponencial multiplicación de los casos de contagios y muertes por el coronavirus en el país asiático.

El covid-19 se originaba en la ciudad de Wuhan (Hubei) y las últimas cifras oficiales indican que el número de contagiados en China supera los 80.000 y se han registrado más de 2.900 muertes.

Si hablamos de las cifras globales del coronavirus, actualmente el número de infectados se sitúa en torno a los 90.000 y el covid-19 se ha extendido ya a 60 países. Entre estos preocupa la situación que se vive en Irán (54 muertos y 978 casos confirmados), Corea del Sur (23 muertos y más de 4.000 casos confirmados) e Italia (34 muertos y más de 1.600 casos confirmados).

A pesar de estos datos la buena noticia llega precisamente de China. En los últimos días el país asiático ha confirmado un descenso en el número de nuevos positivos y una reducción en las muertes por coronavirus, resultado de las estrictas medidas que el Gobierno chino ha puesto en marcha para frenar el coronavirus.

Las últimas cifras oficiales ofrecidas por las autoridades chinas relativas al domingo 1 de marzo de 2020 indican 573 nuevos casos en China. Se trata del balance más elevado desde hace una semana pero estamos ante una cifra mucho más reducida que los más de 1.000 casos diarios que llegaron a reportarse en el mes de febrero.

CHINA, EJEMPLO DE CONTENCIÓN

El pasado viernes la cifra de nuevos contagios se situó en los 327. La más baja en el último mes. En cuanto a la cantidad de decesos, el pasado domingo la cifra alcanzó los 35 frente a los 47 reportados el sábado.

Lo cierto es que la epidemia parece cada vez más controlada en Hubei. En la provincia cuya capital es Wuhan se registraron el pasado domingo todos los muertos por covid-19 menos uno y todos los nuevos contagios menos tres.

Si atendemos a los datos globales de China, el número de contagios se ha reducido en todo el país gracias a las estrictas medidas de contención que han sido aplaudidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). China ha dejado de ser el principal problema y el testigo pasa ahora a otros focos activos como Corea del Sur, Irán e Italia.

Entre el 16 y el 24 de febrero un grupo formado por 25 investigadores de la OMS capitaneados por los doctores Bruce Aylward y Liang Wannian, visitó las ciudades chinas de Pekín y las provincias de Sichuan y Cantón (Guangdong), además del epicentro del brote de covid-19, Wuhan.

China ha dejado de ser el principal problema y el testigo pasa ahora a otros focos activos como Corea del Sur, Irán e Italia

En el informe elaborado por estos investigadores se ofrece una cifra que deja claro que las medidas de contención en China, a pesar de los repuntes en el número de casos, están surtiendo efecto: cuando el grupo inició su investigación se registraban en el país asiático una media de 2.500 casos positivos diarios. Al finalizar su trabajo, la cifra había descendido a una media de 400.

¿CUÁLES SON LAS MEDIDAS DE CHINA?

En primer lugar cabe señalar que las cifras ofrecidas por las autoridades chinas deben ser siempre manejadas con cautela. Hecho al que debemos sumar que el desconocimiento que todavía caracteriza al covid-19 puede variar las cifras de contagiados y muertes en un país en pocos días e incluso horas.

A pesar de esto, la OMS considera que la respuesta en materia de salud pública puesta en marcha por China es “única y sin precedentes”, y que ha conseguido “revertir el aumento de casos tanto en Hubei, donde ha habido una amplia transmisión local, como en las provincias importadoras (de casos) donde focos familiares habían dirigido el brote”.

“El valiente enfoque de China para contener la rápida propagación de este nuevo patógeno respiratorio ha cambiado el curso de una epidemia mortal que se extiende con velocidad”, apunta la OMS.

El informe de expertos señala que “estas son las únicas medidas que actualmente han demostrado que pueden interrumpir o minimizar las cadenas de transmisiones en humanos”, y añade que “la mayoría de la comunidad global no está preparada, a nivel mental ni materialmente, para implementar la contención empleada en China”.

Esto es debido a que es necesaria “una vigilancia extremadamente proactiva con el fin de detectar los casos al instante, un diagnóstico muy rápido e inmediato aislamiento, riguroso seguimiento y cuarentena de los contactos cercanos y un excepcionalmente alto nivel de entendimiento y aceptación por parte de la población”.

La OMS considera que la respuesta en materia de salud pública puesta en marcha por China es “única y sin precedentes”

A finales del pasado mes de enero todas las regiones provinciales de China activaron respuestas de emergencia ante el coronavirus. Prácticamente desde el inicio de la crisis sanitaria se estableció la cuarentena en numerosas zonas, fueron cancelados eventos masivos y se suspendieron en algunas regiones los sistemas de transporte público así como el cierre de estaciones de tren y aeropuertos.

El grupo de expertos indica cinco estrategias puestas en marcha por China que han contribuido en la contención del coronavirus. Entre estas destacan la restricción estricta de movimiento en las zonas más afectadas (como ya vimos en Wuhan), la “reorientación de la maquinaria estatal” para la contención, el bueno uso de los datos para localizar rápidamente a los contactos de los contagiados, tratamiento científico ágil y la designación de hospitales específicos para el tratamiento del covid-19.

EL RESTO DEL MUNDO “NO ESTÁ LISTO”

Bruce Aylward, líder del grupo de investigación de la OMS en China, declaraba hace unos días que el país asiático está consiguiendo frenar una epidemia para la que el resto del mundo “no está listo”.

“La unánime conclusión del equipo es que China ha cambiado el curso del brote dentro del país. Lo que era un rápido crecimiento se estabilizó y ha comenzado a descender más rápido de lo que uno podría esperar si hubiésemos estado observando las dinámicas naturales de este tipo de casos”, explica.

“Estas son las únicas medidas que actualmente han demostrado que pueden interrumpir o minimizar las cadenas de transmisiones en humanos”

Aylward señala que “cientos de miles de casos se han prevenido en China gracias a esta agresiva intervención”, declara.

El coronavirus ha alcanzado ya 60 países por lo que el epidemiólogo recomienda que el resto de países afectados comiencen a poner en práctica las medidas adoptadas por China. El experto afirmaba en una reciente rueda de prensa que no había visto nada igual en los últimos 30 años. “Ha sido la aplicación de lo que algunos estiman son viejas y básicas normas de salud pública con un rigor y de una forma nunca vista antes en la historia”.

“Básicamente lo que han hecho es encontrar los casos de contagio, los han aislado y han aplicado limitaciones de movimientos”, ha recalcado Aylward.

El experto considera que el resto de países “simplemente no están listos”, aunque podrían estarlo rápidamente “si hay un cambio de mentalidad sobre la forma de manejar la enfermedad”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto