China la descarta rotundamente

¿Es plausible la teoría sobre la posible fuga del SARS-CoV-2 de un laboratorio de Wuhan?

Tras contemplar esta posibilidad como una vía de estudio por la OMS las autoridades chinas se han negado a que el organismo de la ONU continúe con la segunda fase de su investigación en el país asiático.

Científico analizando muestras de sangre en un microscopio (Foto. Freepik)
Científico analizando muestras de sangre en un microscopio (Foto. Freepik)

time 4 min

Redacción ConSalud / Agencias

26.07.2021 - 13:00

El subdirector de la Comisión Nacional de Salud china, Zeng Yixin, rechazaba el pasado 22 de julio los planes anunciados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para continuar la investigación del origen del SARS-CoV-2, después de que el organismo de la ONU admitiese que la teoría de la fuga de laboratorio en Wuhan no se tuvo suficientemente en cuenta anteriormente.

En una rueda de prensa, Zeng se ha mostrado sorprendido por estas declaraciones realizadas por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, hace una semana. “En algunos aspectos, el plan de la OMS para la próxima fase de la investigación sobre el origen del coronavirus no respeta el sentido común y va en contra de la ciencia. Es imposible para nosotros aceptar ese plan”, aseveraba Zeng.

Las hipótesis que apuntan a la posibilidad de que el SARS-CoV-2 proceda de un laboratorio ubicado en la ciudad china de Wuhan se han sucedido desde los inicios de la pandemia. Unas teorías alimentadas en gran parte por el hermetismo y secretismo de las autoridades chinas que han dificultado la investigación sobre los orígenes del virus. La OMS publicó un informe inicial sobre su investigación sobre los orígenes de la COVID-19 el pasado mes de marzo. En este documento determinaba que el SARS-CoV-2, probablemente, se originó en un animal antes de lograr infectar a los seres humanos en diciembre de 2019. Un informe que ha sido duramente cuestionado por los países occidentales con los miembros del G7 a la cabeza.

Múltiples estudios desarrollados en desarrollados en distintos países han apuntado a la posibilidad de que el SARS-CoV-2 ya circulaba en algunas partes del mundo antes de la identificación oficial de los primeros casos en Wuhan en diciembre de 20219. Motivo por el que los trabajos de rastreo de los orígenes del coronavirus no deben focalizarse únicamente en un lugar, sino que deben contemplarse varias vías según informaban expertos en salud chinos tras conocerse la negativa del país asiático a la OMS. Estos señalan incluso que Estados Unidos debería ser investigado si realmente quiere conocerse el origen de la actual pandemia.

“Si realmente queremos encontrar los orígenes del coronavirus, no deberíamos restringir nuestra visión, sino ampliarla”, declaraba Wang Chen, rector de la Facultad de Medicina de la Unión de Pekín

Tal y como informan desde Global Times, la biopsia de piel realizada a una mujer italiana detectó la secuencia genómica del virus en noviembre de 2019. Las muestras de aguas residuales recolectadas el 27 de noviembre de 2019 en una ciudad brasileña permitió hallar restos genéticos del virus. El análisis de muestras de sangre en nueve estados de Estados Unidos, recogidas entre el 13 de diciembre de 2019 y el 17 de enero de 2020, ha encontrado anticuerpos contra la COVID-19.

Un paciente francés dio positivo en anticuerpos contra el virus el 27 de diciembre de 2019 y las muestras de aguas residuales en Barcelona dieron positivo en el ácido nucleico del coronavirus en enero de 2020. Estos son algunos de los ejemplos señalados por las autoridades chinas para demostrar que el virus circulaba ya en otras partes del mundo antes de los primeros brotes oficiales de Wuhan.

“Si realmente queremos encontrar los orígenes del coronavirus, no deberíamos restringir nuestra visión, sino ampliarla”, declaraba Wang Chen, rector de la Facultad de Medicina de la Unión de Pekín.

EL CAMBIO DE POSTURA DE LA OMS

El director general de la Organización Mundial de la Salud admitía el pasado 15 de julio que la teoría de la fuga de laboratorio en la aparición del SARS-CoV-2 en Wuhan no se tuvo suficientemente en cuenta en la investigación dirigida por el organismo sanitario internacional de Naciones Unidas en China.

"Yo mismo fui técnico de laboratorio, los accidentes de laboratorio ocurren. Es común... Lo he visto. Necesitamos información directa sobre la situación de estos laboratorios", señalaba Tedros en rueda de prensa desde Ginebra (Suiza), acompañado por el ministro de Salud alemán, Jens Spahn.

"Yo mismo fui técnico de laboratorio, los accidentes de laboratorio ocurren. Es común... Lo he visto. Necesitamos información directa sobre la situación de estos laboratorios"

El máximo dirigente de la OMS reconocía nuevamente que China no compartió los "datos brutos" de los primeros casos detectados a finales de 2019. Por ello, ha pedido a China que "sea transparente, abierta y que coopere, particularmente en los datos brutos sobre los primeros días de la pandemia".

LA TEORÍA SOBRE LA FUGA DE UN LABORATORIO

Las últimas referencias sobre las que se tiene constancia en relación a la posible fuga de un laboratorio las encontramos en un estudio elaborado por el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore de California y ha sido utilizado por el Departamento de Estado de Estados Unidos para la elaboración de la investigación sobre los orígenes de la pandemia. Este considera como plausible la posibilidad de que el virus fuese creado en el laboratorio de Wuhan y posteriormente se produjera una fuga tal y como informan fuentes conocedoras de dicho informe en The Wall Street Journal.

Tal y como recogen en la referida cabecera la evaluación realizada por el Lawrence Livermore basa sus argumentos en el análisis genómico del virus. Por el momento el laboratorio ha descartado hacer ningún tipo de comentario al respecto. Una noticia que se conoce después de que el mes pasado el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ordenase a sus asistentes que encontraran respuestas sobre los orígenes del virus.

De acuerdo a un informe de la inteligencia estadounidense, aún clasificado, que circuló durante la Administración Trump, tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan enfermaron en noviembre de 2019 y acabaron requiriendo atención hospitalaria, según las informaciones del gobierno de Estados Unidos. Desde los inicios de la pandemia Estados Unidos ha acusado a China de falta de transparencia a la hora de hablar sobre los orígenes del virus. Unas acusaciones que desde Pekín han negado en todo momento: “Ningún trabajador o investigador del Instituto de Virología de Wuhan se infectó con el coronavirus”, declaraba Zeng Yixin.

A principios del mes de junio el doctor Anthony Fauci, experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, solicitó a China que divulgue los registros médicos de nueve personas cuyas dolencias podrían proporcionar pistas vitales sobre si la Covid-19 surgió por primera vez como resultado de una fuga de laboratorio.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto