No se produce enfermedad más grave

Nuevos estudios alertan del aumento de hospitalizaciones de niños como consecuencia de Delta

Los expertos recuerdan que la vacunación es nuestro mejor aliado no solo a la hora de protegernos a nosotros mismos, sino de proteger también a otros grupos como los menores que aún no se están vacunando.

Niño en una consulta médica. (Foto. Freepik)
Niño en una consulta médica. (Foto. Freepik)

time 3 min

06.09.2021 - 13:00

La llegada del mes de septiembre señala el inicio de un nuevo curso escolar que, un año más, se presenta marcado por la preocupación generada por el SARS-CoV-2. De acuerdo a la última actualización de la situación epidemiológica de las variantes de preocupación (VOC, por sus siglas en inglés) del coronavirus publicada por el Ministerio de Sanidad el pasado 30 de agosto, la variante Delta (B.1.617.2, detectada originalmente en India) continúa siendo la predominante. Esta variante, más transmisible que Alfa (B.1.1.7, detectada originalmente en Reino Unido) y con capacidad para reducir ligeramente la efectividad de las vacunas, se posiciona como uno de los grandes desafíos en los entornos educativos al no estar inmunizados los menores de 12 años.

Según recientes datos hechos públicos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), Delta es más del doble de contagiosa que las variantes anteriores. Algunos estudios sugieren además que podría causar una enfermedad más grave en aquellas personas que no estén vacunadas. Ante esta fotografía y la combinación de factores expuestos, la pregunta es clara: ¿Cómo puede afectar a los niños?

La evidencia científica con la que se cuenta desde el inicio de la pandemia indica que, por norma general, los niños y jóvenes infectados por el SARS-CoV-2, suelen cursar la enfermedad de forma leve o asintomática. En este punto ponemos el foco en varios estudios publicados por los CDC que alertan de que el incremento de la transmisión de la variante Delta en Estados Unidos ha coincidido con un aumento de las hospitalizaciones por COVID-19 en menores de 18 años.

“Las proporciones de niños y adolescentes hospitalizados con enfermedad grave fueron similares antes y durante el periodo de predominio de Delta. Aunque estamos viendo más casos en niños y entre la población general, estos estudio demuestran que no hay una mayor gravedad de la enfermedad en los niños”

Tal y como informa una de las investigaciones referidas, desde finales del pasado mes de junio y hasta mediados de agosto, las tasas semanales de hospitalización asociadas a la COVID-19 en menores de 18 años se han quintuplicado en 14 estados de Estados Unidos. La buena noticia es que la tasa de gravedad es muy similar a la reportada antes de la expansión de Delta lo que sugiere, según los autores del estudio, que la variante no estaría provocando una enfermedad de mayor gravedad entre los menores.

“Las proporciones de niños y adolescentes hospitalizados con enfermedad grave fueron similares antes y durante el periodo de predominio de Delta. Aunque estamos viendo más casos en niños y entre la población general, estos estudio demuestran que no hay una mayor gravedad de la enfermedad en los niños”, explica a través de un comunicado Rochelle Walensky, directora de los CDC. En este sentido la experta explica que el incremento de las tasas de hospitalización entre los menores encuentra su origen en el alarmante aumento de las infecciones en la población general.

Ante este escenario la vacunación contra la COVID-19 continúa erigiéndose como nuestro mejor aliado. El segundo de los referidos estudios recogido por los CDC revela que las visitas médicas e ingresos hospitalarios de menores en dos semanas analizadas del pasado mes de agosto fueron más elevadas en aquellas partes de Estados Unidos que reportan coberturas de vacunación contra la COVID-19 más bajas.

Motivo por el que Walensky ha recalcado que toda aquella persona que pueda vacunarse lo haga no solo para protegerse, sino para proteger también a los niños menores de 12 años que todavía no están siendo inmunizados. “Estos datos dejan claro que la vacunación a nivel comunitario protege a nuestros niños. A medida que aumenta el número de casos de COVID-19, también se incrementará el número de niños que enferman y corren riesgo de requerir ingreso hospitalario”, advierte. Unas declaraciones reforzadas por el reciente informe publicado por la Academia Estadounidense de Pediatría que revela que los casos de coronavirus en niños han aumentado exponencialmente desde el principio del verano.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto