A TRAVÉS DE UN ESTUDIO

Educación, información y actitud, claves de la adherencia al uso de mascarillas en España

Un estudio del ISCIII revela que la percepción social, la educación en salud o la actitud de la población durante la pandemia han sido determinantes para un mejor cumplimiento de las medidas preventivas.

Sanitario sostiene una mascarilla quirúrgica. (Foto. Freepik)
Sanitario sostiene una mascarilla quirúrgica. (Foto. Freepik)

time 3 min

26.11.2021 - 00:00

España no solo está siendo ejemplo a nivel internacional por la concienciación social en torno a la vacunación frente al Covid-19. También lo ha sido, de forma mayoritaria, en el cumplimiento de las principales medidas de prevención y contención de la enfermedad. Y así lo ha revelado un informe impulsado por investigadoras del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

El estudio, recientemente publicado en la revista Transboundary and emerging diseases, ha analizado de forma específica el cumplimiento por parte de la sociedad de las tres medidas preventivas más recomendadas por las autoridades sanitarias en estos meses: el uso de la mascarilla, la higiene de manos y el mantenimiento de una distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros.

Un mayor cumplimiento de las medidas de prevención se asoció a un mejor conocimiento del Covid-19, de mostrar una actitud favorable a adoptarlas y a la información recibida

Las investigadoras realizaron una encuesta a 1.033 personas en el verano del 2020. Además de preguntarles por el nivel de adherencia a las normas de seguridad antes mencionadas y teniendo como base el estudio COSMO-Spain, también han analizado cómo ha influenciado el conocimiento previo del Covid-19, la actitud ante estas medidas de prevención o la concienciación social para cumplir con ellas.

RESULTADOS DEL ESTUDIO

Sobre el cumplimiento de las medidas preventivas, las personas encuestadas informaron de un alto nivel sobre cada una de ellas: un 91,6% siguió las recomendaciones sobre el uso de mascarillas, un 90,1% hizo lo propio con el lavado frecuente de manos y un 84,7% aseguró que había mantenido la distancia de seguridad en los últimos 7 días. Además, un 76,5% afirmó haber cumplido con las tres acciones de forma conjunta y reiterada.

Junto a esta estadística, las autoras del estudio destacan que este cumplimiento de las medidas “se asoció significativamente con el conocimiento de cómo se propaga el Covid-19”, refiriéndose a aspectos como la liberación de gotitas al toser o hablar o el contacto físico con alguien infectado o con superficies contaminadas. Igualmente, también se asoció con saber cómo era el uso correcto de una mascarilla.

Por otra parte, la mayor parte de los ciudadanos encuestados que cumplieron con las medidas de prevención mostraron previamente una actitud favorable ante ellas. También se relacionó una mejor adherencia entre quienes confiaban en que el manejo de la pandemia debía estar en manos de científicos, de los centros de salud y los hospitales.

Las autoras del estudio instan a “desarrollar programas de educación para la salud y campañas de comunicación de riesgos efectivos y basados en la evidencia"

De igual modo, tuvo mucho que ver en la mejor adherencia a la preocupación por parte de la sociedad de que podían perder a un ser querido, de que se iban a sobrecargar los servicios de salud o de que el Covid-19 se estaba propagando con mucha rapidez. Además, también repercutió la información que proporcionaban los profesionales sanitarios, así como las noticias de televisión o el Ministerio de Sanidad.

PONER EL FOCO EN LOS JÓVENES

Como conclusión, las autoras subrayan que la adherencia “se asoció con un buen conocimiento sobre la transmisión del Covid-19; actitudes positivas sobre el uso obligatorio de máscaras faciales, con algunas preocupaciones sobre la pandemia y la rapidez con que se propaga el Covid-19, y con confianza en fuentes de información especializadas”. Mientras, el cumplimiento de estas medidas también se asoció con la edad, siendo más frecuentes en personas mayores de 45 años.

En base a estas conclusiones, las investigadoras instan a las administraciones a “desarrollar programas de educación para la salud y campañas de comunicación de riesgos efectivos y basados ​​en la evidencia para promover un cambio en los comportamientos dirigidos principalmente a aquellos que se adhieren menos a las medidas preventivas recomendadas”. En especial, apuntan a dirigirse a los jóvenes.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto