Preocupación por el continente africano

“Pandemia de dos direcciones”: el temor de la OMS ante la desigualdad en el acceso a las vacunas

La agencia de la ONU ha solicitado a los fabricantes de vacunas que destinen el 50% de la producción a países pobres e insta al G7 a donar más dosis de las vacunas a la plataforma COVAX.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus (Foto. OMS)
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus (Foto. OMS)

time 3 min

08.06.2021 - 13:00

La desigualdad global en el acceso a las vacunas contra la Covid-19 es una triste realidad. De acuerdo a un reciente informe publicado por Oxfam Intermón, si se mantiene el ritmo actual de vacunación, los países de rentas más bajas tardarán 57 años en inmunizar a toda su población, mientras que los países más ricos podrían haber vacunado al conjunto de sus poblaciones el 8 de enero de 2022

La Alianza People's Vaccine, formada por la Health Justice Initiative, Oxfam y ONUSIDA, ha publicado nuevas estimaciones según las cuales el mes pasado las personas que viven en países del G7 tenían 77 veces más posibilidades de recibir una vacuna que las que viven en países más pobres.

La inequidad en el acceso a las vacunas contra la Covid-19 no solo supone un grave problema para los países con menores recursos. La evidencia científica alerta de que, a mayor circulación del SARS-CoV-2, mayores serán las posibilidades de que el virus pueda desarrollar nuevas mutaciones que se traduzcan en variantes más peligrosas. En el peor de los casos, alguna de estas variantes podría incluso ser capaz de evadir las respuestas inmunitarias generadas por las vacunas lo que nos llevaría a todos a la casilla de salida. Nadie estará a salvo hasta que todos los estemos.

Una fotografía ante la que las donaciones de dosis por parte de los países con más recursos y la plataforma COVAX, iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer llegar a estos países los sueros, son la gran esperanza. Motivo por el que el director de la agencia de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha apelado en numerosas ocasiones a la solidaridad global como única vía para poner fin a la pandemia.

El pasado lunes el director general de la OMS alertaba en rueda de prensa de que el escenario planteado a lo largo de estas líneas nos ha llevado ante una “pandemia de dos direcciones”. Una situación en la que los países occidentales y con mayor cantidad de recursos económicos están cada vez más protegidos frente a unas naciones pobres que están expuestas al virus.  Si bien las cifras de nuevos contagios y fallecidos se han reducido en las últimas semanas, la mortalidad está aumentando en África, América Latina y el Pacífico Occidental.

“Cada vez vemos más una pandemia de dos direcciones. Seis meses después de que se comenzasen a administrar las primeras vacunas contra la Covid-19, los países de altos ingresos han inoculado casi el 44% de las dosis globales. Los países de bajos ingresos han administrado solo el 0,4%. Lo más frustrante de esta estadística es que no ha cambiado en meses”

“Cada vez vemos más una pandemia de dos direcciones. Seis meses después de que se comenzasen a administrar las primeras vacunas contra la Covid-19, los países de altos ingresos han inoculado casi el 44% de las dosis globales. Los países de bajos ingresos han administrado solo el 0,4%. Lo más frustrante de esta estadística es que no ha cambiado en meses”, afirmaba preocupado actualizando los datos del informe con el que se inician estas líneas.

Ha solicitado a los países del G7, que se reunirán este fin de semana, que se comprometan a la donación de dosis de las vacunas contra la Covid-19 en los meses de junio y julio, ya que se necesitan 100 millones de dosis para COVAX. Además, ha solicitado a los fabricantes de vacunas que destinen el 50% de su producción a la plataforma. "Muchos países se están enfrentando a una situación muy peligrosa, mientras que otros, gracias a que cuentan con unas tasas de vacunación muy altas, empiezan a poner fin a las restricciones. No obstante, estas tienen que relajarse con cuidado y de conformidad con la circulación del virus y las capacidades de respuesta porque, de lo contrario, sería desastroso para aquellas personas que no están vacunadas".

SENEGAL PODRÍA COMENZAR A PRODUCIR VACUNAS

En este contexto Reuters ha informado de la posibilidad de que Senegal comience a producir vacunas contra la Covid-19 el próximo año como resultado de un acuerdo con el grupo biotecnológico belga Univercells. Este está destinado a impulsar la fabricación de sueros en el continente africano tal y como informan a la citada cabecera fuentes cercanas de las negociaciones.

Este tipo de acuerdos y proyectos se erigen como fundamentales para acabar con la pandemia y avanzar en la inmunización global frente al virus. Más, si tenemos en cuenta que de los 1.300 millones de personas que viven en África apenas han completado la pauta de vacunación unos siete millones. El continente solo produce el 1% de las vacunas que necesita.

Según el acuerdo, el Institut Pasteur utilizaría la tecnología de producción de vacunas desarrollada por Univercells para suministrar dosis de la vacuna a los países de África occidental. Tal y como informan las fuentes consultadas por Reuters Univercells transferirá su línea de producción completa a Senegal en la segunda mitad de 2022 y la compañía capacitará al personal local para que, de forma eventual, puedan ejecutar la operación.

“Hay mucha voluntad política, soy optimista. Pero no se trata de un impulso, se trata de crear una oportunidad real”, ha declarado el director del Institut Pasteur, Amadou Sall.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto