Menú
ANÁLISIS

Patricia Lacruz abandona a los pacientes de artrosis

La Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia ha iniciado el procedimiento relativo a la exclusión de la financiación de los fármacos de acción sintomática lenta (SYSADOA).

Patricia Lacruz Gimeno, directora general de Cartera Básica del Sistema Nacional de Salud y Farmacia
Patricia Lacruz Gimeno, directora general de Cartera Básica del Sistema Nacional de Salud y Farmacia

time 3 min

14.07.2020 - 13:05

Profesionales sanitarios y pacientes se han unido, una vez más, para denunciar la desfinanciación de los fármacos de acción sintomática lenta (SYSADOA, por sus siglas en inglés SYmptomatic Slow Acting Drug for OsteoArthritis), un grupo terapéutico de medicamentos concebidos para el tratamiento de la artrosis, patología considerada como la enfermedad reumatológica más frecuente en España.

Asociaciones de pacientes y entidades profesionales, en representación de más de 10 millones de personas, firmaron la semana pasada el 'Segundo manifiesto contra la desfinanciación de los SYSADOA en el tratamiento de la artrosis', una "enfermedad de género", tal y como explican desde Osteoarthritis Foundation Internacional (OAFI).

Es preciso recordar que la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, integrada en la estructura administrativa del Ministerio de Sanidad y cuyo liderazgo recae en Patricia Lacruz, ha iniciado el procedimiento relativo a la exclusión de la financiación de los medicamentos que contienen el principio activo condroitina sulfato sodio, integrado en el grupo de los SYSADOA.

El departamento que dirige Lacruz escuda su medida en base a la aplicación del artículo 93.2 c) del Texto Refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, donde se expone que "la motivación de la exclusión responde a la consideración del medicamento como susceptible de publicitarse, directamente al público, en la Unión Europea". Así, en la misiva se refleja este principio activo "es susceptible de publicitarse en Francia".

El argumento que busca parapetar la decisión del Ministerio de Sanidad no es cierto ni aplicable en nuestro país, ya que la propia legislación explica que no se puede publicitar ningún medicamento que necesite prescripción médica

El argumento que busca parapetar la decisión del Ministerio de Sanidad no es cierto ni aplicable en nuestro país, ya que la propia legislación explica que no se puede publicitar ningún medicamento que necesite prescripción médica, tanto en los casos que esté financiado como en los que no. Por su características, este grupo de medicamentos sí precisan receta de un facultativo y, cualquier cambio normativo en este ámbito, tendría que pasar un análisis de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

Con esta desfinanciación, que suscita el rechazo de pacientes, sociedades científicas y profesionales sanitarios, más de un millón setecientas mil personas se verán afectadas en España y no tendrán otra alternativa terapéutica que ofrezca seguridad y eficacia avalada por una extensa literatura científica, que el propio Ministerio de Sanidad se ha servido de ella.

EFICACIA Y SEGURIDAD

Si bien a la industria se le justifica la decisión por la citada cuestión publicitaria, a los medios de comunicación se les expresa que la decisión está fundamentada en una falta de eficacia. No obstante, la revisión de la literatura científica permite afirmar que el tratamiento de pacientes con artrosis con condroitín sulfato en monoterapia o en combinación con glucosamina es una buena opción terapéutica a largo plazo en estos pacientes crónicos, dado que existen numerosos ensayos clínicos y meta-análisis que demuestran su eficacia y seguridad en el tratamiento de la artrosis, disminuyendo el dolor, mejorando la capacidad funcional y reduciendo la progresión de la enfermedad.

Existen numerosos ensayos clínicos y meta-análisis que demuestran la eficacia y seguridad del condroitín sulfato en el tratamiento de la artrosis, disminuyendo el dolor, mejorando la capacidad funcional y reduciendo la progresión de la enfermedad

La evidencia científica de condroitín sulfato, solo o asociado a glucosamina, ha sido ampliamente respaldada. En concreto y hasta noviembre de 2019, para condroitín sulfato se han publicado 24 ensayos clínicos aleatorizados, doble ciego comparados con placebo o con un tratamiento activo, que demuestran su eficacia y seguridad, durante los cuales se han tratado más de 6.000 pacientes, tanto en artrosis de rodilla como en otras articulaciones pequeñas como la mano y en los que no se han reportado efectos adversos importantes.

En los tres estudios más recientes llevados a cabo con condroitín sulfato o la combinación con glucosamina, se ha demostrado su eficacia y seguridad en más de 1.400 pacientes frente a celecoxib, antiinflamatorio de referencia en Norteamérica. Asimismo, recientemente se publicó una revisión Cochrane (que evaluó 43 estudios con casi 5.000 pacientes), que concluye que condroitín sulfato, solo o asociado a glucosamina, mejora el dolor y la incapacidad funcional de pacientes con artrosis de manera clínicamente relevante.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto