Menú
APOYO PSICOLÓGICO PARA EL CORONAVIRUS COVID-19

"Quedándote en casa estás colaborando a que la epidemia de coronavirus termine lo antes posible"

La psicóloga Dafne Cataluña ofrece consejos para sobrellevar el confinamiento y resuelve algunas dudas acerca de cómo puede afectar la epidemia de coronavirus y el aislamiento a la salud mental de las personas.

La psicóloga clínica y fundadora del Instituto Europeo de Psicología Positiva, Dafne Cataluña. (Foto. IEPP)
La psicóloga clínica y fundadora del Instituto Europeo de Psicología Positiva, Dafne Cataluña. (Foto. IEPP)

time 3 min

01.04.2020 - 00:00

La epidemia de coronavirus Covid-19 en España está provocando desde problemas psicológicos hasta mermando a la salud mental de las personas. Son muchos los sentimientos que evoca: angustia, ansiedad, nerviosismo, miedo, pánico o tristeza. 

​Dafne Cataluña es licenciada en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid, especialista en Psicología Positiva y experta en Psicoterapia e intervención en catástrofes y emergencias (UCM).

Además, es coordinadora y profesora del Curso Experto Universitario en Psicología Positiva desde 2008 y es vocal de la Sección de Psicología del Trabajo y las Organizaciones y Coordinadora del grupo Psicología Positiva Aplicada en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.​ También es fundadora del Instituto Europeo de Psicología Positiva

¿Cuál es el mensaje clave que hay que enviar a la gente para que entiendan la necesidad de quedarse en casa?

Pasar tanto tiempo sin poder salir de casa no es agradable, pero quizá te ayude, en lugar de centrarte en lo que no puedes hacer, que por supuesto es una realidad, centrarte en que con ese esfuerzo estás contribuyendo a tu propio cuidado y al de los demás.

Esta es tu parte, quedarte en casa, y esta ayuda es una pieza indispensable en el combate frente al virus. Estás evitando más contagios. Estás facilitando que los sanitarios cuenten con recursos suficientes. Estás colaborando a que esto termine lo antes posible. Estás ayudando a salvar vidas y por ello te doy las gracias.

¿Es bueno informarse en exceso sobre la epidemia?

La infoxicación es un problema. Es fácil que caigamos en la trampa de tener la televisión encendida constantemente, con programas comentando el minuto a minuto del coronavirus. Esto puede ser muy agobiante, necesitamos descansar también.

"Las cadenas de WhatsApp y las experiencias particulares publicadas en redes sociales no son fuentes de información adecuadas"

Elige uno o dos momentos al día (30 minutos como mucho) para informarte, y utiliza fuentes adecuadas. Las cadenas de WhatsApp y las experiencias particulares publicadas en redes sociales no son fuentes adecuadas. Los periódicos, informativos o webs de organismos oficiales sí.

¿Qué le diría a las personas que sufren miedo o pánico por la enfermedad?

Primero diferenciemos el miedo del pánico porque responder con miedo ante esta situación es lo más natural, sin embargo el pánico es una respuesta desadaptativa.

Esta situación es algo a lo que nunca hemos hecho frente. Esto supone una gran fuente de estrés, con una gran alteración en nuestro día a día y que viene acompañada de mucha incertidumbre.

Por esto, es normal que estés experimentando emociones desagradables como el miedo o la tristeza, y que estés notándote más tenso o nervioso. No te exijas. Entiende que es normal sentirse así ahora. Esos sentimientos no son en ningún modo reflejo de que no seas capaz de hacer frente a la situación.

"Es normal que estés experimentando emociones desagradables como el miedo o la tristeza, y que estés notándote más tenso o nervioso"

De hecho, constituyen una respuesta ajustada a la situación y necesaria para tu adaptación. Las emociones son nuestro sistema de alarmas. Es importante entender que el miedo nos avisa de un posible peligro inminente.

Sin embargo, en ocasiones genera falsas alarmas que tenemos que aprender a reconocer. Seguramente el miedo en este momento te motive a cuidarte y a poner en marcha las medidas de seguridad que ya están siendo recomendadas por las fuentes oficiales. En este caso, el miedo me ayuda.

Cuando el miedo llega con tanta intensidad que ya no nos motiva, sino que nos paraliza, seguramente tenemos en la cabeza una amenaza irracional (normalmente sobre el futuro), que está siendo demasiado para nosotros en ese momento. Normalmente esa es la señal de la falsa alarma y el momento de volver a llevar la mente a la situación presente. Es frecuente que el miedo nos lleve a ver posibilidades como certezas, retroalimentándose. Puede serte útil darte una pausa larga, relajarte o realizar ejercicios de mindfulness y una vez tranquilo, volver a repensar esa supuesta certeza.

La clave no está en eliminar el miedo, sino en aceptarlo, aprender a convivir con él y orientarnos a su parte útil y motivadora.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto