España, a la espera de más evidencia

Segundas dosis de AstraZeneca en menores de 60 años: el puzle europeo de la inmunización

Algunos países han optado por administrar una segunda dosis con vacunas distintas mientras que otros apuestan por espera a que se incremente la evidencia científica en este campo.

Un vial de la vacuna contra la COVID 19 de AstraZeneca y Oxford. (Foto. Sven Hoppe dpa )
Un vial de la vacuna contra la COVID 19 de AstraZeneca y Oxford. (Foto. Sven Hoppe dpa )

time 5 min

16.04.2021 - 00:00

El pasado 7 de abril la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) concluía la existencia de una “posible relación” entre la vacuna contra la Covid-19 desarrollada por AstraZeneca y la aparición de coágulos sanguíneos con niveles bajos de plaquetas en algunas personas inoculadas con el suero. Mientras continúan las investigaciones para aumentar la evidencia al respecto la agencia establecía que estos acontecimientos adversos deben figurar en la lista de efectos secundarios “muy raros” de la vacuna.

La vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, basada en un vector viral, se convertía en la tercera en recibir luz verde por parte de la EMA y conseguir la autorización para su comercialización de emergencia por parte de la Comisión Europea. Una vacuna que no ha estado exenta de polémica por diversos motivos. Más allá de la paralización de su administración en un gran número de países europeos tras sucederse varios casos de trombosis en personas vacunadas con el suero, la compañía anglo-sueca se ha convertido en varias ocasiones en un quebradero de cabeza para los Veintisiete al no poder cumplir los plazos de entrega acordados con la Unión Europea.

La EMA ha recalcado que los beneficios generales de la vacuna en la prevención de la Covid-19 superan los riesgos de los posibles efectos secundarios. Hasta el momento, “la mayoría de los casos notificados han ocurrido en mujeres menores de 60 años dentro de las dos semanas posteriores a la vacunación”, e indican que en base a la evidencia disponible “no se han confirmado factores de riesgo específico”, declaraban.

La decisión adoptada por la EMA se producía después de que la vacuna fuese utilizada para inmunizar, por ejemplo, a miles de trabajadores esenciales que ahora no saben si recibirán la segunda dosis necesaria para completar la pauta de vacunación AstraZeneca, se quedarán solo con una dosis (los estudios sugieren una eficacia del 70% con la administración de la primera dosis) o se les inoculará una segunda dosis de alguna de las otras vacunas ya autorizadas como Pfizer o Moderna. La situación es complicada y el pasado 14 de abril la EMA comunicaba que “sigue vigilando” los coágulos sanguíneos “muy raros” con el objetivo de proporcionar “más contexto” de este riesgo.

El escenario que podemos contemplar en estos momentos sobre las distintas estrategias de vacunación en territorio europeo es un complejo puzle en el que cada país está optando por una forma diferente para completar la pauta de vacunación de los menores de 60 años que han recibido ya una primera dosis de AstraZeneca.

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN EN EUROPA?

Comenzamos nuestro repaso poniendo el foco en Dinamarca. El país ha decidido eliminar definitivamente la vacuna de AstraZeneca de su plan nacional de inmunización. Desde el pasado 11 de marzo la administración de la vacuna se encontraba paralizada y, aunque sus autoridades coinciden con la EMA en la eficacia del suero, consideran que la situación epidemiológica del país lo mejor es dejar de utilizar la vacuna. No descarta reincorporarla en un futuro si la situación cambia.

Alemania ha optado por inyectar a los menores de 60 años que ya han recibido una primera dosis de AstraZeneca una vacuna alternativa. Concretamente, Pfizer o Moderna

Alemania ha optado por inyectar a los menores de 60 años que ya han recibido una primera dosis de AstraZeneca una vacuna alternativa. Concretamente, Pfizer o Moderna. No obstante, las recomendaciones generales no cierran la puerta a que una persona menor de 60 años pueda completar la pauta con dos dosis de AstraZeneca, aunque se trataría de casos concretos y solo después de un análisis individual de riesgos.

Francia ha optado por una estrategia similar: administra la vacuna de Pfizer o Moderna a los menores de 55 años que ya han recibido una primera dosis de AstraZeneca. Las autoridades sanitarias francesas consideran que "la administración de una sola dosis de esta vacuna es insuficiente para garantizar una protección duradera".

Finlandia ha anunciado que inoculará a los menores de 65 años que ya han recibido una primera dosis de AstraZeneca una segunda dosis de una vacuna distinta. Bulgaria se encuentra debatiendo al respecto, pero las autoridades sanitarias han confirmado que los vacunados con una primera dosis de AstraZeneca podrán recibir la segunda dosis de la misma vacuna si así lo desean.

¿PUEDEN COMBINARSE DISTINTAS VACUNAS?

Se están realizando diversos estudios que tienen como objetivo responder si es eficaz o no la combinación de dosis de distintas vacunas. Dentro del programa europeo “Vaccelerate” se están llevando a cabo varios de ellos y los datos iniciales “todavía son limitados pero alentadores”. Reino Unido también desarrolla desde hace un tiempo este tipo de estudio, pero los primeros resultados preliminares no se esperan hasta el verano.

Margarita del Val, ha avisado de que "no se pueden hacer experimentos" combinando dosis de vacunas diferentes 

La viróloga, inmunóloga e investigadora del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CSIC-UAM), Margarita del Val, ha avisado de que "no se pueden hacer experimentos" combinando dosis de vacunas diferentes y ha pedido "tranquilidad" respecto a la vacuna contra el coronavirus desarrollada por AstraZeneca.

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN EN ESPAÑA?

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunciaba tras la celebración del último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) que las comunidades autónomas se encuentran ultimando estudios con el Instituto de Salud Carlos III, sociedades científicas y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) con el objetivo de poder ofrecer una respuesta “en los próximos días”.

En España la vacunación con la vacuna de AstraZeneca se inició el pasado 10 de febrero y se acordó que la segunda dosis debería ser inoculada en un plazo de 12 semanas por lo que las segundas dosis tendrían que comenzar a ser inoculadas en la primera semana de mayo. Cabe recordar que tras el comunicado de la EMA con el que abríamos estas líneas el CISNS acordó que la vacuna de AstraZeneca se administraría al grupo de población con edades comprendidas entre los 60 y los 69 años por lo que todos aquellos vacunados por debajo de este umbral se encuentran sumidos en la más absoluta incertidumbre.

El día que la EMA establecía la “posible relación” entre la vacuna de AstraZeneca y los casos “muy raros” de trombosis la titular de Sanidad ofrecía tras el CISNS del 7 de abril algunas posibles vías para inmunizar a los menores de 60 que ya contaban con una primera dosis de AstraZeneca. Entre estas aparecen la posibilidad de no administrar más dosis y confiar en el 70% de inmunidad alcanzada con la primera dosis o inocular una segunda dosis de una vacuna distinta como ya han decidido algunos de nuestros vecinos europeos. La ministra ha reiterado que la decisión final está supeditada al incremento de más evidencia científica al respecto.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto