Menú
Preferencia por vacunas de ARNm

Vacunas contra la Covid-19 y enfermedades subyacentes: eficacia, seguridad y turno de vacunación

Las vacunas son seguras y efectivas en personas con afecciones médicas subyacentes que están asociadas con un mayor riesgo de enfermedad grave en caso de infección por SARS-CoV-2.

Vacuna moderna contra la covid 19 (Foto. Michael Sohn POOL AP AP   DPA)
Vacuna moderna contra la covid 19 (Foto. Michael Sohn POOL AP AP DPA)

time 3 min

12.04.2021 - 00:00

Millones de personas en todo el mundo han sido ya inmunizados con alguna de las vacunas desarrolladas y autorizadas por los organismos pertinentes frente a la Covid-19. Al igual que sucede con todas las vacunas, las creadas para combatir esta enfermedad han recibido la autorización comercial de emergencia tras superar cuidadosos y exhaustivos controles y continúan siendo monitorizadas. No debemos olvidar que todas sin excepción han sido superado las múltiples etapas que componen los ensayos clínicos en los que han participado decenas de miles de voluntarios con el objetivo específico de identificar cualquier problema de seguridad.

Un panel compuesto por distintos expertos y convocado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) analiza los resultados de todos los ensayos clínicos y recomienda si se deben utilizar las vacunas y como. Las autoridades de cada país deciden si aprueban el uso de cada vacuna y las políticas sobre su administración.

Algunas de estas vacunas, como son los casos de Pfizer/BioNTech o Moderna, se han desarrollado con un enfoque basado en la tecnología de ARN mensajero (ARNm). Esta se ha estudiado durante más de una década en el desarrollo de vacunas para el Zika, la rabia o la influenza. La seguridad de estas vacunas de ARNm se ha evaluado rigurosamente y los ensayos clínicos han demostrado que proporcionan una respuesta inmunitaria duradera.

Todas las vacunas han sido probadas en grandes ensayos clínicos controlados aleatorios que han incluido personas de un amplio rango de edad, pertenecientes a ambos sexos, diferentes etnias y personas con afecciones médicas. A través de los resultados de los ensayos recopilados por la OMS la entidad informa que estas vacunas son seguras y efectivas en personas con afecciones médicas subyacentes que están asociadas con un mayor riesgo de enfermedad grave en caso de infección por SARS-CoV-2. Entre estas se incluyen la presión arterial alta, diabetes, asma, enfermedades pulmonares, hepáticas y renales e infecciones crónicas estables y controladas.

El documento de Sanidad recoge que estas personas podrán ser vacunadas con cualquiera de las vacunas autorizadas en el momento de la inmunización, aunque se muestra preferencia por aquellas que han sido desarrolladas con tecnología ARNm

Desde la OMS recomiendan que deberían consultar con su médico antes de la vacunación aquellas personas que cuenten con un sistema inmunológico comprometido, personas mayores con fragilidad severa, personas con antecedentes de reacción alérgica severa a las vacunas, personas con VIH, embarazadas y aquellas madres que se encuentran en periodo de lactancia.

Si bien el embarazo no conlleva un mayor riesgo de desarrollar Covid-19 grave, actualmente se cuenta con pocos datos que permitan evaluar la seguridad de las vacunas durante el embarazo. Sin embargo, las personas con alto riesgo de exposición al virus (como trabajadoras de la salud) o que tienen afecciones médicas subyacentes que aumentan el riesgo de enfermedad grave, pueden vacunarse durante el embarazo previa consulta con su médico. Es importante destacar que no se cuenta con evidencia que sugiera que la vacunación puede causar daños durante el embarazo.

Si ponemos el foco en la Estrategia de Vacunación frente a la Covid-19 del Ministerio de Sanidad, en este documento se describen ciertas condiciones que predisponen a las personas que tienen un mayor riesgo de enfermedad grave y fallecimiento. Estos grupos poblacionales deberán ser vacunados al mismo tiempo que se desarrolla la inmunización del grupo de edad comprendido entre los 70 y los 79 años, si no les corresponde antes por su grupo de edad.

La selección de estos grupos ha sido llevada a cabo por las sociedades científicas agrupadas bajo Facme (Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas) y coordinadas desde el Plan Nacional sobre Sida. De esta forma se contemplan aquellas personas con trasplante de progenitores hematopoyéticos, trasplante de órgano sólido y en lista de espera para trasplante de órgano sólido, tratamiento sustitutivo renal (hemodiálisis y diálisis peritoneal), enfermedad oncohematológica, cáncer de órgano sólido, inmunodeficiencias primarias, infección con VIH (y con <200 cel/ml) y personas con Síndrome de Down mayores de 40 años.

El documento de Sanidad recoge que estas personas podrán ser vacunadas con cualquiera de las vacunas autorizadas en el momento de la inmunización, aunque se muestra preferencia por aquellas que han sido desarrolladas con tecnología ARNm, como las explicadas anteriormente ya que la finalidad es que logren conseguir la inmunización completa en el menor tiempo posible.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto