VISIÓN DE LOS EXPERTOS

Vacunas COVID-19: El impacto de las nuevas variantes sobre su eficacia

En pleno incremento de casos ante la propagación de la variante Delta, comienzan a publicarse estudios que revelan cómo de eficaces son las vacunas contra la COVID-19 ante posibles mutaciones del virus.

Profesional sanitario inyectando una vacuna contra la COVID 19. (Foto. Unsplash)
Profesional sanitario inyectando una vacuna contra la COVID 19. (Foto. Unsplash)

time 5 min

12.07.2021 - 00:00

La rápida expansión de la variante Delta del coronavirus SARS-CoV-2 y el aumento de contagios que está causando en toda España está causando cierta preocupación entre las consejerías de Sanidad y el Ministerio de Sanidad, que ya estudian medidas ante la quinta ola. En comunidades autónomas como la Comunidad Valenciana, Castilla y León, Cataluña o la Región de Murcia, entre otras, se han adelantado el cierre del ocio nocturno o directamente han decretado su cierre. Sin embargo, la ministra de Sanidad, Carolina Dariasno plantea restricciones a nivel nacional y confía en la capacidad de control de las CC.AA y el buen ritmo de vacunación.

Esta nueva variante del virus, detectada en India, es hasta un 60% más contagiosa y podría plantear problemas para inmunizar correctamente a la población. ¿Son eficaces las vacunas contra la COVID-19 frente a las nuevas variantes del virus? Se trata de una de las preguntas qué está encima de la mesa de científicos, gestores, políticos y farmacéuticas.  A lo largo de estas últimas semanas desde la comunidad científica internacional se está investigando y analizando qué impacto pueden tener estas variantes del coronavirus SARS-CoV-2 respecto a la eficacia inicial de las vacunas de Pfizer, Moderna, Janssen o AstraZeneca.

Esta pasada semana el Ministerio de Sanidad de Israel publicaba un estudio que señala que la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 no protege tanto frente a la variante Delta como se había confirmado en un primer momento.

Las farmacéuticas ya estudian cómo las nuevas variantes afectan a la eficacia de las vacunas contra la COVID-19

Si bien una investigación realizada por Public Health Egnland (PHE) había determinado que la vacuna de Pfizer prevenía un 96% de las hospitalizaciones y un 88% el desarrollo de sintomatología, los nuevos estudios señalan que la protección es notablemente menor. El suero de la farmacéutica alemana ofrecería una protección del 64% para prevenir infecciones y sintomatología leve. Con todo, la vacuna sigue mostrando una efectividad de más del 90% para evitar hospitalizaciones y sintomatología grave.

Por su parte, la farmacéutica Pfizer ha recalcado que se trata de datos preliminares pendientes de evaluación. La investigación está basada en cifras de la eficacia de la vacuna recogidas por las autoridades sanitarias israelíes, tal y como señaló el profesor Nadav Davidovitch, miembro del comité asesor de expertos del gobierno de Israel sobre la COVID-19.

Moderna también comenzó un estudio para comprobar la eficacia de su suero. La vacuna de Janssen, ya estuvo en el foco de la polémica después de que algunos expertos aseguraran que el suero único no protegía tanto contra el virus como las dos dosis de Pfizer o AstraZeneca.

EN INVESTIGACIÓN

El jefe de estrategia de vacunas de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Marco Cavalieri, afirmó que “ahora mismo, parece que las cuatro vacunas aprobadas en la Unión Europea protegen contra las variantes que están circulando en Europa, incluida la variante Delta”.

La vacuna de Janssen, sigue entonces en el punto de mira después de que los estudios revelaran que el suero único podría no ser tan eficaz como las dos dosis de otras vacunas.

Cavalieri también hace referencia a los datos recogidos en el laboratorio: “Los anticuerpos de las vacunas aprobadas son capaces de neutralizar la variante Delta”. El responsable del regulador de medicamentos, califica esta noticia como “tranquilizadora”.

Estudios recogidos por el Public Health England (PHE), ya demostraron que la vacuna de Pfizer y AstraZeneca previenen más del 92% de hospitalizaciones con la pauta completa. Por otro lado, las investigaciones preliminares sobre las dos dosis del suero de Moderna, también constataron una protección similar frente a la variante Delta de la COVID-19 y otras variantes emergentes.

Con todo, la EMA pide a los productores de vacunas que continúen estudiando la protección de sus sueros frente a esta nueva variante, que se estima que será la causante del 90% de contagios en Europa a finales de verano.

QUÉ DICEN LOS EXPERTOS

El presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), Marcos López Hoyos, llama a la "tranquilidad" y pide a la población que se siga vacunando: "Lo importante es vacunarse, saldremos adelante".

José Antonio Forcada, presidente de Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (ANENVAC), coincide con este mensaje. "La efectividad de las vacunas frente a todas las variantes es buena a partir de la segunda dosis, pero que sea buena no quiere decir que sean efectivas al 100% y al no serlo siempre habrá riesgo de que personas que hayan recibido las dos dosis puedan infectarse. No se puede garantizar que las vacunas funcionen al 100% en todas las personas. Probablemente en los jóvenes la eficacia es mayor porque tienen un sistema inmunitario que no ha envejecido como es en el caso de las personas mayores", afirma este enfermero.

López Hoyos, que es jefe del servicio de inmunología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander y director científico del Instituto de Investigación IDIVAL, advierte que sí hay una reducción de la eficacia de las vacunas COVID-19 frente a la variante Delta. "La protección frente a las vacunas se reduce un poco con las nuevas variantes, cae como un 10% entre la población que tiene la pauta completa. Preocupa cómo se reduce la eficacia en las personas vacunadas con una sola dosis, que en condiciones normales se consigue una protección de un 50 o 60% frente a las primeras variantes originales, y con estas nuevas cepas tan solo se logra un 30 o 40%. Es el principal riesgo que vemos desde el punto de vista inmunológico", explica.

"Preocupa cómo la variante Delta reduce la eficacia de las vacunas en las personas a las que se les ha inyectado una sola dosis"

Según este inmunólogo, desde el punto de vista de la respuesta inmunitaria del organismo, aunque la eficacia de las vacunas COVID-19 se reduce con las nuevas variantes, por el momento, siguen sin producir enfermedad grave. "Hay alguna prepublicación que ya asegura que la respuesta de las células T se mantiene. La vacuna protege frente a estas variantes. Los virus usan la mutación para sobrevivir, lo seguirán haciendo. Puede haber una mutación que sea problemática, una variante en la que la respuesta inmune falle pero, de momento, son pequeñas disminuciones de respuestas inmunes o de la protección de la vacuna", asegura Marcos López Hoyos.

En este sentido, el presidente de la SEI sostiene que la vacunación está siendo un "muro de contención" frente a las nuevas variantes del coronavirus e insta a acelerar el proceso de inmunización en todo el mundo. "Hay países y territorios donde no han llegado todavía las vacunas, en un mundo globalizado como el nuestro será clave que la gran mayoría de la población se vacune para evitar mutaciones más serias del virus".

José Antonio Forcada también aboga por agilizar la vacunación. "Para garantizarnos que el porcentaje de riesgo con las nuevas variantes sea el mínimo necesitamos tener al 100% de la población vacunada. Puede ocurrir que gente que esté vacunada con las dos dosis se infecte o también que fallezca, como ha pasado ya con el resto de variantes del virus, pero esto es un fallo totalmente achacable al sistema inmune de cada persona", señala.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto