TALLER PARA CUIDADORES

El Hospital de Villalba forma a los cuidadores de pacientes con enfermedad de Parkinson

El centro celebra un taller para informar y formar sobre las afecciones de esta enfermedad a los cuidadores de los pacientes con enfermedad de Parkinson

El Hospital de Villalba forma e informa a los cuidadores de personas con enfermedad de Parkinson (Foto. Hospital General de Villalba)
El Hospital de Villalba forma e informa a los cuidadores de personas con enfermedad de Parkinson (Foto. Hospital General de Villalba)

time 3 min

20.07.2021 - 17:35

El Hospital Universitario General de Villalba, perteneciente a la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, ha celebrado un taller para informar a los cuidadores de enfermos de Parkinson sobre los síntomas que provoca y la necesidad de un tratamiento precoz. Como indican desde el centro, existe un desconocimiento en la población sobre las diferentes afectaciones de esta patología.

En una serie de seis talleres online, el centro imparte una formación para cuidadores en las enfermedades neurodegenerativas de edad avanzada como el párkinson, mostrando cómo tratar al paciente dependiente, el entrenamiento funcional y las ayudas técnicas necesarias, o los trastornos de conducta, lenguaje y nutrición resultantes de la enfermedad.

Porque, como explica el señala el Dr. Roberto López Blanco, especialista del Servicio de Neurología del centro villalbino, en la enfermedad de Parkinson existe más síntomas que los temblores y esto es bastante desconocido.“La enfermedad de Parkinson consiste en alteraciones del movimiento fundamentalmente, como temblores involuntarios y asimétricos que aparecen en reposo (cuando uno se distrae), rigidez muscular y lentitud de movimientos, lo que conducen a dificultades al caminar. Sin embargo, con el tiempo se han confirmado más síntomas de esta patología, aparte de los motores y que afectan a otras esferas, como el ánimo y el olfato, el estreñimiento o las alteraciones de sueño… que incluso pueden aparecer años antes de los síntomas motores”, señala.

 La familia y los cuidadores son esenciales para "ayudarán a controlar la medicación de esta enfermedad, así como del resto de patologías que sufra, ya que los desajustes de estas repercuten de forma notable en el estadio de movilidad de los pacientes con enfermedad de Parkinson"

En cuanto a los síntomas no motores, que producen cambios de ánimo y ansiedad, problemas del olfato o del sueño, e incluso hasta la escritura más pequeña (micrografía) o la voz bajita y falta de expresión facial, como indica el neurólogo, “pueden requerir tratamientos o terapias dirigidas”. Por ejemplo, para facilitar la comunicación eficaz hay que trabajar con el logopeda. Asimismo, a veces puede aparecer depresión del estado anímico, que debe tratarse igual que los síntomas motores. En cualquier caso, aclara el especialista, “de forma aislada los síntomas no son diagnóstico de ningún trastorno, sino la conjunción de varios”.

Para evitar que se produzcan síntomas que afecten a las relaciones sociales es necesario "trabajar desde el minuto cero y ponerse en manos de especialistas a fin de tratar los síntomas y, aunque no haya cura, mejorar la calidad de vida y conseguir un alto nivel de funcionalidad”, comenta el especialista. En cuanto a una fase más avanzada, desde el Hospital de Villalba recuerdan que existe la cirugía de estimulación cerebral profunda, reservada para pacientes que responden a levodopa y buscan un mejor control de la enfermedad, o tratamientos tecnológicos que crean una pequeña lesión en una zona del cerebro para mejorar los síntomas y reducir la medicación oral. "Otras dos terapias avanzadas serían la estimulación dopaminérgica continua por medio de levodopa intraduodenal a través de una sonda directamente al estómago y la infusión de apomorfina subcutánea", señalan.

Las causas de la enfermedad tampoco son muy conocidas y es un punto que también trata el taller impartido por el centro villalbino. La causa principal todavía no está determinada, podría tener un origen genético o tener su origen en diversos tóxicos como pesticidas que afectan al proceso neurodegenerativo. Por eso, el Dr. López recomienda que se tengan unos hábitos de vida saludable, y, "en la medida de lo posible, hay que evitar tóxicos, como la exposición directa a pesticidas sin protección individual y a otros compuestos químicos tóxicos que pudieran estar asociados con neurodegeneración”.

Durante todo la enfermedad la familia y los cuidadores son esenciales para "ayudarán a controlar la medicación de esta enfermedad, así como del resto de patologías que sufra, ya que los desajustes de estas repercuten de forma notable en el estadio de movilidad de los pacientes con enfermedad de Parkinson". Por eso durante este año el Hospital General de Villalba de la mano de sus neurocirujanos va a formar e informar a los cuidadores sobre el párkinson. Los talleres se pueden seguir desde Youtube.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto