Uno de los virus más contagiosos

Casi 40 millones de niños se encuentran en riesgo ante la creciente amenaza global del sarampión

Solo el 81% de los niños reciben la primera dosis de la vacuna contra el sarampión, cifra más baja desde 2008. Si hablamos de la segunda dosis la cifra desciende hasta el 71%.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus (Foto. OMS)
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus (Foto. OMS)

time 3 min

25.11.2022 - 10:20

Durante los momentos más críticos de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 muchos programas de inmunización de rutina se vieron interrumpidos, especialmente  en los países de medios y bajos ingresos. Un ejemplo lo encontramos en la vacunación contra el sarampión cuyas tasas de cobertura vacunal han disminuido de forma constante desde que la Covid-19 desatase la peor crisis sanitaria de los últimos tiempos.  

En 2021, casi 40 millones de niños (cifra récord) no recibieron su primera dosis y a 14,7 millones de niños no se les inoculó la segunda dosis de la vacuna contra el sarampión, según una reciente publicación conjunta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Este retroceso en la inmunización global frente al sarampión se traduce en millones de niños susceptibles a la infección.

El informe estima que el pasado año se notificaron alrededor de nueve millones de casos y 128.000 muertes por sarampión en todo el mundo, con 22 países reportando grandes brotes, la disminución de la cobertura de vacunación, el debilitamiento de los sistemas de vigilancia y las continuas interrupciones y retrasos en los programas de inmunización de rutina debido a la Covid-19, sumado a los grandes y persistentes brotes surgidos en 2022, llevan a considerar el sarampión como una incipiente amenaza para todas las regiones del mundo.  

“La paradoja de la pandemia es que, si bien las vacunas contra la Covid-19 se han desarrollado en un tiempo récord y se implementaron en la campaña de vacunación masiva más grande del mundo, los programas de inmunización de rutina se vieron gravemente interrumpidos, y millones de niños han perdido vacunas contra enfermedades mortales como el sarampión”, ha declarado el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Poner en marcha los programas de inmunización es absolutamente fundamental. Detrás de cada estadística de este informe hay un niño en riesgo por una enfermedad prevenible”.

Desde el año 2016, hasta 10 países que sí habían logrado eliminar el sarampión han experimentado brotes y sufrido transmisión del virus dentro de sus fronteras

La fotografía que observamos es preocupante. El sarampión es uno de los virus humanos más contagiosos, pero puede ser prevenido casi en su totalidad gracias a la vacunación. Se necesita una cobertura del 95% o superior con las dos dosis contempladas en su pauta para garantizar la inmunidad colectiva y proteger a los grupos de población más vulnerables. El mundo se encuentra muy lejos de ese dato como demuestra el hecho de que solo el 81% de los niños reciben la primera dosis y el dato desciende hasta el 71% si hablamos de las dos dosis. El informe indica que se trata de las tasas de cobertura mundial más bajas de primera dosis de la vacuna contra el sarampión desde el año 2008, aunque se aprecian diferencias significativas entre los distintos países.

SE NECESITA UNA ACCIÓN MUNDIAL URGENTE

La OMS recalca que ninguna región del mundo se encuentra a salvo ya que el sarampión puede propagarse rápidamente y traspasar fronteras internacionales. Hasta la fecha, ninguna de las regiones de la OMS ha logrado la eliminación del sarampión. Desde el año 2016, hasta 10 países que sí habían logrado eliminar el sarampión han experimentado brotes y sufrido transmisión del virus dentro de sus fronteras.

“El número récord de niños con vacunas insuficientes y susceptibles al sarampión muestra el profundo daño que los sistemas de inmunización han sufrido durante la pandemia de Covid-19”, ha expresado la directora de los CDC, la doctora Rochelle P. Walensky. “Los brotes de sarampión ilustran las debilidades de los programas de inmunización, pero los funcionarios de salud pública pueden utilizar la respuesta a los brotes para identificar comunidades en riesgo, comprender las causas de la falta de vacunación y ayudar a brindar soluciones adaptadas localmente para garantizar que las vacunas estén disponible para todos”.

 A lo largo de 2021, casi 61 millones de dosis de la vacuna contra el sarampión se pospusieron o se perdieron debido a los retrasos ocasionados por la Covid-19 en las campañas de inmunización de 18 países. Los retrasos aumentan el riesgo de brotes, por lo que ahora es el momento de que los funcionarios de salud pública aceleren los esfuerzos de vacunación y fortalezcan la vigilancia.

Tanto la OMS como los CDC instan a la puesta en marcha de acciones coordinadas y colaborativas de todos los socios a nivel mundial, regional, nacional y local para priorizar los esfuerzos para encontrar e inmunizar a todos los niños desprotegidos, incluidos aquellos que no han sido vacunados en los dos últimos años.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto