Europa fue declarada libre de polio en 2003

Polio, una amenaza silenciosa de salud pública que no debe pasar inadvertida

Londres ha anunciado la vacunación de refuerzo contra la polio de todos los niños de entre uno y nueve años tras la detección continuada de trazas del poliovirus derivado de la vacuna tipo 2 en las aguas residuales.

Niño recibe la vacuna contra la polio en Malaui (Foto: UNICEF)
Niño recibe la vacuna contra la polio en Malaui (Foto: UNICEF)

time 4 min

12.08.2022 - 13:00

La Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés) ha informado de que los niños de Londres con edades comprendidas entre los uno y los nueve años recibirán una vacuna adicional contra la polio. El motivo reside en la detección desde el pasado mes de febrero de trazas del poliovirus derivado de la vacuna tipo 2 en las aguas residuales del norte y este de la capital británica.

El Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI, por sus siglas en inglés) ha aconsejado que se ofrezca una dosis de refuerzo de la vacuna inactivada contra la poliomielitis al grupo de edad referido.

La polio es una enfermedad especialmente virulenta con los niños que puede llegar a provocarles parálisis de por vida. Entre los principales síntomas con los que se manifiesta la enfermedad se encuentran dolor de cabeza, fiebre, fatiga, dolor muscular y vómitos, pero pueden tardar hasta 30 días en aparecer, periodo en el que la persona es contagiosa.

Las autoridades británicas han asegurado que el riesgo general de poliomielitis paralítica se considera bajo ya que la mayoría de las personas están protegidas por la vacunación. Con la decisión adoptada se pretende aumentar el nivel de protección del grupo más vulnerable ante la enfermedad y detener la posible propagación del virus.

Toda Europa fue declarada libre de polio en el año 2003, pero se trata de una enfermedad que continúa causando estragos en muchos países de medios y bajos ingresos. En 2014 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraba la propagación internacional que en ese momento se estaba produciendo del poliovirus salvaje como una emergencia de salud pública de importancia internacional, de acuerdo con el Reglamento Sanitario Internacional. Junto con el SARS-CoV-2 y, más recientemente, la viruela del mono, son las tres emergencias de salud pública de importancia internacional que la OMS está combatiendo.

La poliomielitis afectada en la mayoría de casos a niños menores de cinco años. Los últimos datos hechos públicos por la OMS revelan que una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible que afecta generalmente a las piernas. Entre el 5-10% de los casos fallece como consecuencia de la parálisis de los músculos respiratorios.

Los casos provocados por poliovirus salvaje se han reducido en más de un 99% pasando de los 350.000 estimados por la OMS en 1988 a los 33.000 notificados en 2018. Gracias a los esfuerzos globales realizados para erradicar la enfermedad se han evitado más de 16 millones de casos de parálisis provocados por la polio. Además, parte de estos esfuerzos han contribuido en una significativa cantidad de países a hacer frente a otras enfermedades infecciosas gracias a la creación de sistemas eficaces de vigilancia e inmunización.

“Mientras haya un solo niño infectado, los niños de todos los países corren el riesgo de contraer la poliomielitis. Si no se erradica la poliomielitis en estos últimos reductos restantes, se podrían producir hasta 200.000 casis anuales en 10 años en todo el mundo”, advierte la OMS

“Mientras haya un solo niño infectado, los niños de todos los países corren el riesgo de contraer la poliomielitis. Si no se erradica la poliomielitis en estos últimos reductos restantes, se podrían producir hasta 200.000 casis anuales en 10 años en todo el mundo”, advierte la OMS. Y es que nos enfrentamos a una enfermedad muy contagiosa que invade el sistema nervioso central. El virus se transmite de persona a persona por vía fecal-oral y, con menos frecuencia, a través de agua o alimentos contaminados.

La poliomielitis no tiene cura, pero es importante recalcar que es prevenible gracias a la vacunación. La vacuna antipoliomielítica puede conferir una protección vitalicia tras varias administraciones.

POLIOMIELITIS DE ORIGEN VACUNAL

Las trazas halladas en aguas residuales en varias zonas de Londres referidas al inicio de estas líneas encuentran su origen en poliovirus derivado de la vacuna tipo 2.

La vacuna contra la polio contiene un virus vacunal atenuado que tiene como misión activar la respuesta contra la polio de nuestro sistema inmunológico. Una vez se ha administrado la vacuna este virus atenuado se multiplica en el intestino durante un tiempo limitado. Un proceso que genera anticuerpos que confieren la inmunidad.

En España el 97,9% de los niños nacidos en nuestro país ha recibido al menos las dos dosis. El 94,4% de los niños menores de un año cuenta con las tres

El problema reside en que, durante ese tiempo, el virus se excreta a través de las heces. En zonas en las que los sistemas de saneamiento y aguas residuales no sean los adecuados es posible que este virus excretado pueda propagarse en la población. El principal riesgo de esta situación es que esto sucede en áreas en las que la cobertura vacunal contra la polio sea muy baja lo que provocaría la circulación del virus durante un tiempo más prolongado, aumentando así el riesgo para los grupos más vulnerables ante la enfermedad.

SITUACIÓN DE LA POLIO EN ESPAÑA

El 14 de mayo 1963 se iniciaba en España la vacunación contra la polio. Gracias a la campaña puesta en marcha nuestro país pasó de identificar más de 2.000 casos anuales en 1962 a 62 casos en 1965.

En nuestro país la vacuna oral contra la polio fue sustituida por la vacuna inactivada en 2004. De acuerdo con los datos publicados por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) la cobertura nacional con las tres dosis de la vacuna de la polio se sitúa por encima del 95%. El último caso endémico de polio detectado en España fue en 1998.

Los datos referentes a las tasas de cobertura vacunal frente a distinta enfermedades publicados por el Ministerio de Sanidad y relativos a 2020, muestran que en España el 97,9% de los niños nacidos en nuestro país ha recibido al menos las dos dosis. El 94,4% de los niños menores de un año cuenta con las tres.

En la actualidad la pauta completa se establece en cuatro dosis. La vacuna está incluida en los calendarios de inmunización de rutina de las comunidades autónomas. Estas muestran variaciones en términos de absorción de la vacuna con datos que van del 100% en Madrid al 70,6% de Melilla.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto