ENFERMEDADES INFECCIOSAS

¿Cómo se transmite la viruela del mono?

Se puede transmitir de dos maneras: a través de las mucosas y tocar superficies contaminadas por este virus

Infección (Foto. Freepik)
Infección (Foto. Freepik)

time 3 min

23.05.2022 - 17:45

La viruela del monouna enfermedad inusual en personas que sobre todo se concentraba en el continente Africano, mantiene ahora su presencia en 16 países con casos simultáneos, siendo España quien va en cabeza. En África suelen haber solo unos cientos de casos al año, mientras que en España ya hay 35 casos confirmados y 50 sospechosos repartidos en más de diez comunidades.

Aunque la viruela del mono tiene una estructura relacionada con la del virus de la viruela y causa una enfermedad similar, la primera es en general más leve. En un principio se consideraba una transmisión solamente de animales, ya que el virus solo habitaba en los roedores africanos y los huéspedes habituales eran el mono, pero años posteriores, descubrieron que también se podía contagiar a las personas, por lo que el humano pasó a formar parte de ser otro de posible huésped de este virus.

Aunque la primera transmisión de esta enfermedad fue entre animales, de los animales pasó a las personas, modificando la forma de transmisión. Hasta en la década de los 70, no se describió este virus en el ser humano en África, aunque en la década de los 50 se descubrió en monos. En la actualidad, se ha documentado que la tasa de letalidad para el clado de África occidental es de alrededor del uno por ciento, mientras que para el clado de la cuenca del Congo puede llegar al 10%

Aunque la viruela del mono tiene una estructura relacionada con la del virus de la viruela y causa una enfermedad similar, la primera es en general más leve

La viruela símica ha llegado a traspasar fronteras, y muchos países están viendo como poco a poco en sus países siguen aumentando los casos. De esta forma, se han concretado dos formas por las que se pueden trasmitir: de forma directa e indirecta.

La directa, y la principal forma de contagio es través de las mucosas, tanto oral como genital y anal. También por estar en contacto con lesiones de otras personas o incluso al hablar, ya que las personas solemos arrojar partículas de la boca que pueden caer en las superficies, por lo que pueden estar al alcance de cualquiera.

Por otro lado la transmisión indirecta es cuando tocamos utensilios, como por ejemplo toallas y sábanas, en las que el enfermo ha estado en contacto. A esta forma de contagio se le llama Fómites.

No hay estudios concretos de cuanto pueden durar, pero expertos alegan que al pasar las 24 horas el virus desaparece del material con el que ha estado en contacto

Aun así,  no hay estudios concretos de cuanto pueden durar, pero expertos alegan que al pasar las 24 horas el virus desaparece del material con el que ha estado en contacto. De todas formas, para prevenir este tipo de transmisión, se recomienda desinfectar las superficies y en el caso de que fueran textiles lavarlas a 60º.  Algo de lo que si podemos estar seguros es que la viruela símica, a diferencia del coronavirus no se contagia a través de aerosoles.

De esta forma, el Centro Europeo para la Prevención de Enfermedades (ECDC), ha manifestado que "dada la frecuencia inusualmente alta de transmisión de persona a persona observada, y la transmisión comunitaria probable sin antecedentes de viajes a áreas endémicas, la probabilidad de una mayor propagación del virus a través del contacto cercano, por ejemplo, durante las actividades sexuales, se considera alto. La probabilidad de transmisión entre individuos sin contacto cercano se considera baja".

SÍNTOMAS

Aunque los síntomas pueden confundirse con los típicos de un virus (como fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, cansancio, adenopatías y escalofríos) el que le diferencia son las lesiones corporales y las que pueden parecer a primera vista más preocupantes.

Es importante ver si los ganglios linfáticos están inflamados o algún tipo de bulto en el cuerpo. Para eso, se puede hacer una exploración corporal. Es decir, hay que palparse el cuerpo, en concreto en las ingles, axilas y el cuello. También pueden aparecer en lugares como en la zona de la boca, en la zona genital y por debajo del párpado superior.

La transmisión indirecta es cuando tocamos utensilios, como por ejemplo toallas y sábanas, en las que el enfermo ha estado en contacto, mientras que la directa es través de las mucosas, tanto oral como genital y anal

Posteriormente, estas lesiones van evolucionando. De primeras encontramos la mácula, un enrojecimiento en la piel; después aparecerá la papila, que es cuando empieza a parecer el bulto en sí y luego se forma la vesícula que es como una bolsa, que cuando se explota, se convierte finalmente en una costra.

Aunque Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ya comentó el pasado sábado que "no es una de las enfermedades que tiene una transmisión importante entre humanos", los expertos ya hablan de posibles soluciones para prevenir este virus si fuera en aumento: aislamiento, vacunas y antivirales.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto