Menú
Se necesita un reajuste en la inversión

Inversión en vacunas frente a gasto en medicamentos: ¿está equilibrada la balanza española?

El coste previsto de la vacunación a lo largo de toda la vida fue de 726,06 euros por cada mujer sana y 625,89 euros por cada hombre sano durante el 2019 según datos del Ministerio de Sanidad.

Profesional médico administrando una vacuna (Foto. Freepik)
Profesional médico administrando una vacuna (Foto. Freepik)

time 5 min

10.06.2021 - 13:00

Las vacunas se erigen como nuestro mejor aliado a la hora de salvaguardar la salud pública frente a múltiples enfermedades. Actualmente, más de 25 enfermedades son prevenibles mediante vacunación. Además de la erradicación de la viruela, se han conseguido grandes avances hacia la erradicación de la poliomielitis y la eliminación del sarampión y la rubeola, así como en el control de otras enfermedades inmunoprevenibles.

La pandemia en la que nos encontramos inmersos ha puesto de relieve su importancia y el importante papel que juegan en nuestra salud. Pero, más allá de la Covid-19, ¿cuál es la inversión que se realiza en nuestro país en materia de vacunas?

Una pregunta cuya respuesta la encontramos en el documento elaborado por el Ministerio de Sanidad bajo el título “El coste de vacunar a lo largo de toda la vida en España”, con fecha de publicación 11 de febrero de 2020. La evaluación de los programas de vacunación mediante la estimación de costes es una herramienta fundamental para orientar la política de vacunación. El objetivo de este trabajo se centra en describir el coste que conlleva en España la vacunación a lo largo de toda la vida, tanto a personas sanas como pertenecientes a grupos de riesgo.

CALENDARIO NACIONAL DE VACUNACIÓN

La incorporación de vacunas en el calendario sistemático ha ido modificando la epidemiología de las enfermedades prevenibles por vacunación hasta reducir a mínimos históricos su impacto en la morbilidad, la mortalidad y en los costes sanitarios asociados.

La implantación de los programas de vacunación supone un gran esfuerzo de recursos y logística, por lo que es necesario realizar evaluaciones que aseguren su adecuado funcionamiento, estableciendo medidas de mejora si se considera oportuno. En el momento actual, España dispone de un calendario de vacunación a lo largo de toda la vida acordado para el año 2019, que se actualizó en marzo de 2019 con la incorporación de la vacuna frente a meningococo de serogrupos A, C, W e Y (MenACWY).

COSTE DE LA VACUNACIÓN A LO LARGO DE UNA VIDA

El coste previsto de la vacunación a lo largo de toda la vida fue de 726,06 euros por cada mujer sana y 625,89 euros por cada hombre sano durante el 2019. En personas con las condiciones de riesgo que requieren mayor número de vacunas osciló entre 982,99 y 1.815 euros por persona. Cabe destacar que cuando hablamos de personas sanas lo hacemos de aquellas que no tienen condiciones de riesgo que requieran la administración de una vacunación específica.

El coste previsto de la vacunación a lo largo de toda la vida fue de 726,06 euros por cada mujer sana y 625,89 euros por cada hombre sano durante el 2019

Este coste se debió mayoritariamente a la vacunación en la etapa infantil y adolescente (485,90 euros en cada mujer sana y 421,58 euros en cada hombre sano). El 25% de este coste se correspondió con la administración de las vacunas (186 euros en las mujeres y 162 euros en el caso de los hombres).

“El relativo bajo coste de la vacunación a lo largo de toda la vida y los importantes beneficios para la salud que conlleva la vacunación hacen que esta medida sea útil y rentable, por lo que se debe reforzar la evaluación de los programas de vacunación para asegurar la vacunación adecuada en todos los momentos de la vida”, reza el documento del Ministerio de Sanidad.

Los programas de vacunación sistemáticos han conseguido disminuir en nuestro país la incidencia de enfermedades como la tosferina, la difteria, la poliomielitis, el sarampión, la rubeola, la parotiditis y el meningococo C en torno a un 99%. La morbilidad y mortalidad anual evitada con la vacunación en estas enfermedades es muy importante: 300.000 casos y casi 40 fallecimientos en sarampión, 160.000 casos y 11 muertes en rubéola, 280.000 casos de parotiditis, más de 2.000 casos y 200 muertes de poliomielitis, en torno a 400 casos y 90 muertes de tétanos, 60.000 casos y 130 muertes de tosferina, más de 27.000 casos y 140 defunciones por difteria, 300.000 casos de varicela, 800 casos y 50 muertes por meningitis C.

Todo esto, sin contar con los costes sanitarios y las secuelas secundarias a estas enfermedades, que ya no se producen gracias a los programas de vacunación. En España, vacunar a lo largo de toda la vida a las personas sanas conlleva un gasto aproximado de 700 euros por persona.

Se estima que vacunar a lo largo de toda la vida a las personas con las condiciones de riesgo que requieren mayor número de vacunas oscila entre 982,99 y 1.815 euros por persona, según el grupo de riesgo

Además, se estima que vacunar a lo largo de toda la vida a las personas con las condiciones de riesgo que requieren mayor número de vacunas oscila entre 982,99 y 1.815 euros por persona, según el grupo de riesgo.

ELEVADO GASTO EN MEDICAMENTOS

En España, el gasto sanitario público fue en 2017 de 68.483 millones de euros, lo que equivale a 1.472 euros por habitante. El Sistema Nacional de Salud invierte en vacunación un 0,25% de su presupuesto sanitario anual. Otros países de nuestro entorno con mayores gastos en salud, cuyos calendarios difieren poco del nuestro, no invierten en vacunas más de un 0,5%. Sin embargo, el gasto realizado desde el SNS en medicamentos varía entre un 25% a un 30% del gasto sanitario total (el segundo del mundo y un 40% por encima del promedio europeo).

Por otro lado, el coste medio de cada ingreso hospitalario es de 4.916 euros. Sin embargo, en un estudio europeo se estimó que el tratamiento de un caso de sarampión suponía entre 209 y 480 euros por caso, mientras que el coste de la vacunación y control del sarampión era entre 0,17 y 0,97 euros por persona, sin incluir los costes de la enfermedad a largo plazo. Toda esta información sugiere que vacunar a lo largo de toda la vida es una medida de prevención de bajo coste, si tenemos en cuenta la carga de enfermedad, muerte y costes indirectos que puede evitar.

En todo caso, el mayor coste económico corresponde a la vacunación de personas con asplenia, deficiencias del complemento y tratamiento con eculizumab, seguido de las personas con TPH. Aunque el número de personas en estos grupos de riesgo es muy reducido en comparación con la población general y pese a que el mayor coste en vacunación se centra en las personas sanas, el coste de no vacunar correctamente a estos grupos también puede llegar a ser muy alto, ya que los costes de la atención sanitaria en los grupos de riesgo son mayores que en la población sana y puede incrementarse por el padecimiento de enfermedades inmunoprevenibles.

Además, vacunar correctamente a las personas sanas también supone proteger indirectamente a las personas de grupos de riesgo que no están bien vacunadas o no pueden ser vacunadas. El mayor coste en los grupos de riesgo se destina a la vacuna de la gripe anual, la única incluida en prácticamente todos ellos. Sin embargo, es en la vacunación frente a la gripe de adultos pertenecientes a grupos de riesgo donde se han encontrado resultados mayores en cuanto en cuanto a coste-efectividad.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto