Además de la historia clínica

La exploración ginecológica y las tecnologías de imagen, claves en el diagnóstico de los miomas

Los miomas uterinos pueden diagnosticarse durante un examen ginecológico rutinario. Como complemento al diagnóstico se usan técnicas como la ecografía o la histeroscopia.

La exploración ginecológica y las tecnologías de imagen, claves en el diagnóstico de los miomas
La exploración ginecológica y las tecnologías de imagen, claves en el diagnóstico de los miomas

time 1 min

29.12.2016 - 14:30

Los miomas uterinos pueden pasar desapercibidos porque no siempre causan síntomas. Generalmente, se diagnostican mediante una correcta historia clínica (si la paciente presenta hemorragias, alteraciones menstruales o dolores) y una exploración ginecológica rutinaria, que permite detectar un aumento de tamaño del útero, la presencia de miomas o si el mioma es único o múltiple.

Ante la sospecha de miomas, también se utilizan técnicas de imagen más precisas, que permiten ver directa e indirectamente los miomas y confirmar el diagnóstico. Una de las más comunes es la ecografía transvaginal, que consiste en un examen de imagen realizado con ultrasonidos para delimitar la localización y el tamaño de los miomas uterinos. En los casos en los que haya grandes miomas, también se usa la ecografía abdominal como complemento de la exploración.

La ecografía transvaginal, la histerescopia y la histerosonografía son las técnicas de imagen más usadas en el diagnóstico de los miomas uterinos
Otra de las técnicas de diagnóstico de los miomas es la histeroscopia, que consiste en un examen visual del interior del útero, para lo que se usa un dispositivo similar a un telescopio pequeño y delgado llamado histeroscopio, el cual se introduce en el útero a través del cuello uterino. Este proceso resulta útil para valorar el tamaño y la localización de los miomas submucosos, que crecen en la pared interna del útero.

También es posible diagnosticar miomas uterinos mediante la histerosonografía, una técnica basada en la ecografía en la que se usa una solución salina para ayudar al proceso de formación de imágenes con el fin de ver mejor el interior del útero. Puede ser transabdominal o transvaginal.

Con el fin de conocer con exactitud la ubicación de los miomas, se puede utilizar la resonancia magnética, que es la técnica de imagen más precisa. Suele utilizarse para realizar un estudio en profundidad de los miomas.

Para más información consultar, www.esmioma.es


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto