Menú
HERRAMIENTA AWARE

La OMS crea una herramienta para combatir la resistencia antibiótica

La ‘herramienta AWaRe’ clasifica los antibióticos en tres grupos: acceso, vigilancia y reserva, y especifica qué antibióticos usar para las infecciones más comunes y graves

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus

time 3 min

19.06.2019 - 12:55

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una campaña mundial que insta a los gobiernos a adoptar una herramienta para reducir la propagación de la resistencia a los antimicrobianos, los eventos adversos y los costes.

La ‘herramienta AWaRe’ clasifica los antibióticos en tres grupos: acceso, vigilancia y reserva, y especifica qué antibióticos usar para las infecciones más comunes y graves, cuáles deberían estar disponibles en todo momento en el sistema de atención médica y cuáles deben usarse con moderación o preservación y Utilizado solo como último recurso.

El objetivo de la nueva campaña es aumentar la proporción del consumo global de antibióticos

El objetivo de la nueva campaña es aumentar la proporción del consumo global de antibióticos en el grupo Access al menos en un 60 % y reducir el uso de los antibióticos con mayor riesgo de resistencia por parte de los grupos Watch y Reserve. El uso de antibióticos Access reduce el riesgo de resistencia porque son antibióticos de "espectro estrecho" (dirigidos a un microorganismo específico en lugar de a varios). También son menos costosos porque están disponibles en formulaciones genéricas.

"La resistencia a los antimicrobianos es uno de los riesgos de salud más urgentes de nuestro tiempo y amenaza con deshacer un siglo de progreso médico", ha explicado  Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. “Todos los países deben lograr un equilibrio entre garantizar el acceso a los antibióticos que salvan vidas y disminuir la resistencia a los medicamentos, reservando el uso de algunos antibióticos para las infecciones más difíciles de tratar. Insto a los países a adoptar AWaRe, que es una herramienta valiosa y práctica para hacer precisamente eso”.

La resistencia a los antimicrobianos es una amenaza mundial para la salud y el desarrollo que sigue aumentando a nivel mundial, como se destaca en un informe reciente del Grupo Internacional de Coordinación sobre la Resistencia a los Antimicrobianos. Actualmente, se estima que más del 50 % de los antibióticos en muchos países se usan de manera inadecuada, como en el tratamiento de virus cuando solo tratan infecciones bacterianas o el uso de un antibiótico incorrecto (espectro más amplio), lo que contribuye a la propagación de la resistencia antimicrobiana.

Una de las preocupaciones más apremiantes es la propagación de bacterias gramnegativas resistentes, incluidas Acinetobacter, Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae. Estas bacterias, que se ven comúnmente en pacientes hospitalizados, causan infecciones como neumonía, infecciones del torrente sanguíneo, infecciones en heridas o en sitios quirúrgicos y meningitis. Cuando los antibióticos dejan de funcionar de manera efectiva, se necesitan tratamientos más costosos y admisiones hospitalarias, lo que cobra un alto precio en los presupuestos de salud que ya son exagerados.

Al mismo tiempo, muchos países de ingresos bajos y medios experimentan enormes brechas en el acceso a antibióticos efectivos y apropiados. Las muertes infantiles debidas a neumonía (estimadas a nivel mundial en cerca de un millón por año) debido a la falta de acceso a los antibióticos siguen siendo frecuentes en muchas partes del mundo. Y aunque más de 100 países han implementado planes nacionales para enfrentar la resistencia a los antimicrobianos, solo una quinta parte de esos planes son financiados e implementados.

"Abordar la resistencia a los antimicrobianos requiere un equilibrio cuidadoso entre el acceso y la preservación", dijo el Dr. Hanan Balkhy, Subdirector General de la OMS para la resistencia a los antimicrobianos. "La herramienta AWaRe puede guiar la política para garantizar que los pacientes continúen siendo tratados, al tiempo que limita el uso de los antibióticos con mayor riesgo de resistencia".

A falta de nuevas inversiones significativas en el desarrollo de nuevos antibióticos, mejorar el uso de antibióticos es una de las acciones clave necesarias para frenar la aparición y la propagación de la resistencia antimicrobiana. Al clasificar los antibióticos en tres grupos distintos y asesorar sobre cuándo usarlos, AWaRe facilita que los formuladores de políticas, prescriptores y trabajadores de la salud seleccionen el antibiótico correcto en el momento adecuado y protejan los antibióticos en peligro de extinción.

"La resistencia a los antimicrobianos es una pandemia invisible", ha dicho Mariângela Simão, directora general adjunta de Acceso a Medicamentos. “Ya estamos empezando a ver signos de una era posterior a los antibióticos, con la aparición de infecciones que no se pueden tratar con todas las clases de antibióticos. Debemos proteger estos preciosos antibióticos de última línea para asegurarnos de que aún podamos tratar y prevenir infecciones graves".

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto