Menú
DEBEN REALIZARSE PRUEBAS CLÍNICAS

La cuarentena, oportunidad para observar hábitos miccionales de los niños y prevenir la enuresis

La observación de padres, pediatras y educadores es fundamental en la identificación y búsqueda de consulta de los niños y así evitar complicaciones en el desarrollo, sociabilidad y autoestima del niño.

La cuarentena es una oportunidad para observar hábitos miccionales de los niños y prevenir la enuresis. (Foto. ConSalud)
La cuarentena es una oportunidad para observar hábitos miccionales de los niños y prevenir la enuresis. (Foto. ConSalud)

time 3 min

21.04.2020 - 13:05

La enuresis monosintomática primaria, la más común, es el escape repetido de orina durante el sueño, por encima de los 5 años, cuando los niños ya deberían ser capaces de controlarla, es una enfermedad, así viene reconocida en las principales guías de clasificación de enfermedades tanto de la OMS como de sociedades y organismos especializados en la atención de los problemas nefrourológicos.

Según datos de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap), “la enuresis afecta al 16% de los niños de 5 años, al 10% de los de 6 años y al 7,5% de los de 10 años”, lo que significa aproximadamente medio millón de niños en España.

La observación y dedicación de padres y niños es fundamental para el éxito, por eso, el estar 24/7 con nuestros hijos ahora durante la cuarentena, es una oportunidad para conocer los hábitos miccionales de nuestros hijos y detectar posibles problemas.

La observación y dedicación de padres y niños es fundamental para el éxito

Según explica el Dr. Ruiz de la Roja, jefe del Servicio de Urología del H. Santa Cristina de Madrid, director del Instituto Urológico Madrileño y presidente de la Asociación Española contra la Enuresis, “la enuresis nocturna suele ir acompañada de síntomas diurnos como urgencia o dificultad para orinar, pequeñas pérdidas de orina durante el día, o señales como cruzar las piernas y contraer la vejiga, si estamos atentos a estos síntomas y nuestro hijo orina más de tres noches a la semana, nos encontramos ante una enuresis que debe ser correctamente diagnosticada y tratada”.

La desinformación, la vergüenza de reconocer en público el problema y la falta de concienciación por parte de los padres, que frecuentemente piensan que se solucionará con el tiempo, provocan que sea una patología altamente infradiagnosticada e infratratada.

Según los expertos, diagnosticar correctamente ayuda, no solo a detectar la enuresis, sino a descartar otras posibles anomalías, como mal funcionamiento de la vejiga, hiperactividad vesical, hipertrofias de la musculatura vesical, problemas obstructivos o, incluso, poliuria asociada a la diabetes.

“La enuresis nocturna suele ir acompañada de síntomas diurnos como urgencia o dificultad para orinar”

Para realizar un correcto diagnóstico deben realizarse pruebas clínicas, conocer la cantidad de orina por micción, el momento de los escapes, número de noches por semana y veces por noche, el volumen miccional máximo diurno (VMMD), así como utilizar herramientas como el diario o los calendarios miccionales. “La cuarentena a la que nos está obligando el coronavirus es una buena oportunidad para observar estas conductas en los niños y comentarlo, cuando sea posible, con el pediatra para actuar tempranamente y prevenir posibles complicaciones”, indica el Dr. de la Roja.

Un porcentaje nada despreciable de los niños dejan de orinarse en la cama cada año a partir de los dos años. La enuresis a partir de los 5 años tiene una tasa de curación alta pero los estudios dicen claramente que, si intervenimos tempranamente sobre la enuresis, los niños dejan de orinar antes y las complicaciones de todo tipo que entraña padecerla son más leves y desaparecen antes.

Para realizar un correcto diagnóstico deben realizarse pruebas clínicas

Para el doctor “los castigos no ayudan en nada, por eso durante estos días debemos estar más cercanos al niño, trabajar el refuerzo positivo y alabar sus progresos como las noches secas”.

La enuresis conlleva, además, factores emocionales olvidados muchas veces por las familias y los profesionales sanitarios, que pueden desembocar en una baja autoestima, dificultad para las actividades diarias o bajo rendimiento social y escolar y que pueden verse agravados en estos días con el desconcierto que provoca en los niños la situación de la cuarentena.

Algunos consejos durante estos días que pueden ayudar a mejorar la situación son hacer orinar al niño cada 3 horas como mucho y evitar que retenga la orina, reducir la ingesta de líquidos por la noche, evitar la cafeína, no poner pañal al niño ni despertarle durante la noche para que orine.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto