300.000 MUERTES AL AÑO POR LA CONTAMINACIÓN

Objetivo contaminación cero y sus beneficios para la salud, ¿en qué situación está España?

El último informe de calidad del aire en nuestro país refleja una mejora durante la pandemia, pero todavía queda mucho camino para conseguir la contaminación cero

Contaminación en la ciudad de Barcelona (Foto. Europa Press)
Contaminación en la ciudad de Barcelona (Foto. Europa Press)

time 6 min

29.07.2022 - 17:45

El objetivo final es la contaminación cero. Hacia allí avanza Europa poco a poco, pero con firme intención. Porque la contaminación del aire tiene un importante impacto en la salud de las personas, ya no desde que nacen hasta que mueren, sino a veces en el propio embarazo. La exposición a la contaminación puede producir dolor de cabeza y ansiedad, irritación de ojos, nariz y garganta, problemas respiratorios como infecciones, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc) o cáncer de pulmón.

También es un factor de riesgo en enfermedades cardiovasculares, afectación hepática o problemas de fertilidad. Las micropartículas se han relacionado con el alzhéimer en personas mayores, y con partos prematuros, bajo peso de nacimiento o problemas en el desarrollo cognitivo en los niños. Una multimorbilidad recogido en múltiples investigaciones como esta publicada en 'PLOS Global Public Health'

Otro estudio evidencia ese efecto en los niños publicado en la revista Perspectivas de salud ambiental, que señala un mayor riesgo de trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o trastornos del espectro autista (TEA). Los investigadores indicaban que la exposición a “los contaminantes del aire inhalados pueden desencadenar estrés oxidativo y promover marcadores inflamatorios a través de la barrera hematoencefálica alterada, lo que da como resultado la activación microglial y una expresión elevada de citocinas y, a su vez, causan daños en el sistema nervioso central relevantes para la función conductual y cognitiva”.

“Al menos el 58 %, es decir 178.000, de estas muertes podría haberse evitado si todos los Estados miembros de la UE hubieran alcanzado el nuevo valor guía de calidad del aire de la OMS de 5 µg/m³”

Solo en la Unión Europea 300.000 personas al año pierden la vida de forma prematura, y la mitad de estas muertes podrían evitarse reduciendo los niveles de las PM2,5 (partículas inferiores a 2,5 micras) especialmente en zona de Europa del este, según datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). En 2019, según el informe ‘Health impacts of air pollution in Europe’ de la AEMA, se produjeron en la Unión Europea 307.000 muertes prematuras atribuidas a la exposición crónica de partículas finas. “Al menos el 58%, es decir 178.000, de estas muertes podría haberse evitado si todos los Estados miembros de la UE hubieran alcanzado el nuevo valor guía de calidad del aire de la OMS de 5 µg/m³”, manifestaba la organización.

El objetivo es que en 2030 la región reduzca las muertes prematuras debido a la exposición de partículas finas en más de un 55%. De 2018 a 2019 se produjo una mejora de la calidad del aire europeo, que con la pandemia, el confinamiento y la reducción del tráfico se ha mantenido en estos países durante 2020 y 2021. Según el análisis de la AEMA, la UE está en vías de alcanzar el objetivo, ya que el número de dichas muertes se ha reducido en aproximadamente un tercio desde 2005 hasta 2019.

Pero queda camino, como expresó ante la publicación del informe de la AEMA el Dr. Hans Henri P. Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa: “Respirar aire limpio debe ser un derecho humano fundamental. Es una condición necesaria para tener sociedades sanas y productivas. Pese a las mejoras en la calidad del aire que ha experimentado en los últimos años nuestra región, aún nos queda un largo trecho para alcanzar los niveles establecidos en las nuevas guías mundiales de la OMS sobre calidad del aire”.

EL CASO CONCRETO DE ESPAÑA

Europa en su conjunto camina hacia un aire más limpio y una sociedad más limpia. En este objetivo también está incluida España, que según el reciente 'Informe de Evaluación de la Calidad del Aire en 2021', está consiguiendo reducir la contaminación con respecto a años anteriores e incluso mantener los niveles de 2020, cuando los casi tres meses de confinamiento produjeron una caída brutal del tráfico, lo que redujo significativamente los valores de contaminación del aire.

“2020 y 2021 son los dos años con menos superaciones del valor límite anual de todo el periodo 2011- 2021” indica el informe en referencia al dióxido de nitrógeno

El ozono (O3) es el agente contaminante que más superó los niveles de protección de salud fijados. De las 129 zonas donde se evaluó el cumplimiento de O3 para la protección de la salud en 2021, 18 registraron valores por encima de los 120 µg/m3 superados 25 veces. Teniendo en cuenta el valor de objetivo a largo plazo, que implica ninguna superación de 120 µg/m3, solo 27 de  las 111 estaciones cumplieron con el valor. Es cierto que en 2021 se produjo una disminución del ozono, pero los valores siguen altos.

Los niveles límites de dióxido de nitrógeno (NO2) o de óxidos nitrosos (Nox), muy relacionados con el tráfico, no se superaron en ninguna zona de control de España. Solo en el caso del valor límite anual del NO2 la estación de plaza Elíptica de Madrid superó el límite de 40 µg/m3 en un punto (41 µg/m3). “2020 y 2021 son los dos años con menos superaciones del valor límite anual de todo el periodo 2011- 2021” indica el informe en referencia al dióxido de nitrógeno. Tampoco se superaron los valores límites tampoco en el caso del dióxido de azufre (SO2), benzo(a)pireno (aunque en este caso faltaban datos de las estaciones de Castilla y León), monóxido de carbono (CO), plomo, benceno (C6H6), arsénico, cadmio ni níquel.

En cuanto a la acumulación de partículas inferiores a 10 micras y 2,5 micras, se observó el mantenimiento de la mejora de los últimos años. Eliminado las partículas presentes por las intrusiones de masas de aire africano, el informe señala que en el 2021 siete estaciones en el límite horario y una en el valor límite anual de PM10 dejaron de superar el límite. Se produjo una única superación del valor límite diario (VLD) de PM10, en la estación de Matadero en la zona de ES0307 “Avilés”, en el Principado de Asturias (con 101 superaciones del valor de 50 µg/m3 en 1 año, siendo el límite permitido 35 superaciones). Esta zona también superó el límite anual de 40 µg/m3 en 42 µg/m3.

Pese a las mejoras en la calidad del aire, España sigue estando por encima de los niveles establecidos por la OMS en 2021

En el caso de las PM2,5, volvió a no registrar una superación del valor límite anual, repitiéndose los resultados de los tres años precedentes. El valor indicativo para la Fase II de 20µg/m3 también se cumple en todas las zonas de evaluación de este contaminante. El indicador anual de exposición se redujo a un valor máximo de 12 µg/m3 en 2020, registrándose ese año un nivel de 11,3 μg/m3 y en 2021 de 10,9 μg/m3.

Sin embargo, pese a las mejoras en la calidad del aire, España sigue estando por encima de los niveles establecidos por la OMS en 2021. La OMS estableció un valor guía de 10 µg/m3 para el NO2, en España el 46,9% del territorio supera ese valor de protección de la salud. Si nos fijamos en el valor de NO2, la OMS estableció 25 µg/m3, y el 57,9% del territorio lo superó. El nivel de valor guía del ozono fijado en 60 µg/m3 lo supera toda España, en el caso del valor octohorario (fijado en 100 µg/m3) lo supera el 99,4% de la superficie del país.

En el caso de las partículas, el 78,2% del territorio español superó el valor medio anual de 15 µg/m3 establecido por la OMS para el PM10, y el 98,7% el valor medio diario establecido en 45 µg/m3. Para las PM2,5, el organismo internacional estableció unos niveles de valor medio anual de 5 µg/m3, superado en 2021 por el 69,3% de la superficie del territorio español; el 86,6% del territorio sobrepasó el valor medio diario fijado en 15 µg/m3. Los valores guías para el monóxido de carbono (CO) no se supera en ninguna zona de calidad del aire, el de SO2 tan sólo en un 3%.

Son, por tanto, datos que reflejan que más de la mitad de los territorios del país supera los valores protectores de la salud en el mayor caso de estas principales sustancias. Las medidas han permitido reducir las cifras, también la pandemia, pero para llegar a esas cifras en 2030, como es el objetivo de Europa, todavía queda camino en España y en el resto de estados de la UE. ¿Cómo hacerlo? "Invertir en formas más limpias de calefacción, movilidad, agricultura e industria mejoran la salud, la productividad y la calidad de vida de todos los europeos y, en particular, de los más vulnerables. Estas inversiones salvan vidas y también ayudan a acelerar el avance hacia la neutralidad en carbono y hacia una biodiversidad rica", señaló hace unos meses Hans Bruyninckx, director ejecutivo de la AEMA.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto