Menú
ESTUDIO CIENTÍFICO ANIBES

El desayuno, clave para la obesidad de los españoles

Según los resultados del estudio, el 82,3% de los adultos españoles desayunan de forma habitual; el 14,1% no siempre lo hace; y el 3,6% se salta el desayuno, siendo significativamente más frecuente suprimir el desayuno en hombres que en mujeres.

Los hombres varian más los alimentos que ingieren en el desayuno que las mujeres, y estas últimas dedican más tiempo a desayunar que los hombres.
Los hombres varian más los alimentos que ingieren en el desayuno que las mujeres, y estas últimas dedican más tiempo a desayunar que los hombres.

time 3 min

27.02.2018 - 13:05

La revista científica PLOS ONE ha publicado recientemente el estudio 'Hábitos de desayuno y diferencias en relación con la obesidad abdominal en un estudio transversal de adultos españoles: Estudio científico ANIBES'. Este nuevo trabajo, coordinado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), tiene como objetivo describir los hábitos de desayuno de una muestra representativa de la población adulta española y evaluar la posible asociación entre los hábitos del desayuno y la obesidad abdominal.

Tal y como apunta la profesora doctora Rosa Mª Ortega, directora del Grupo de Investigación VALORNUT y Catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, “la mayoría de los adultos pertenecientes a la muestra del estudio científico ANIBES desayunaban de forma habitual (82,3 %), frente al 14,1 % que no siempre lo hacía y el 3,6 % que se saltaba el desayuno, incluyendo, este último grupo, significativamente más hombres que mujeres. En este sentido, un 2 % afirmaba no ingerir nada para desayunar y un 1,6 % únicamente tomaba café o té”, explica Ortega.

HÁBITOS DE DESAYUNO SEGÚN EDAD, SEXO Y ESTILO DE VIDA

“Los resultados de este estudio muestran que saltarse el desayuno es más frecuente en adultos jóvenes (5,8 % en adultos de entre 18 - 29 años frente al 1,2 % de adultos de entre 60 - 64 años), en hombres (4,8 % de hombres respecto a 2,5 % de mujeres), en la población rural (5,2 % frente a 1,6 % de la población semiurbana y 4 % de la población urbana), en población inmigrante (7,6 % frente al 3,4 % de población no inmigrante) y en fumadores (5,3 % frente al 2,7 % de no fumadores), así como en las personas menos activas físicamente (6,9 % frente al 2,7 %)” explica Ortega.

Los desayunos consumidos con mayor frecuencia en España son la leche y los productos lácteos 

En cuanto a la contribución del desayuno a la ingesta diaria de energía, apunta que “éste representó el 16,7 % del total de la ingesta diaria de energía”.

TIPOS DE DESAYUNO Y ALIMENTOS MÁS CONSUMIDOS

El estudio también analiza los tipos de desayuno más consumidos por los adultos españoles. A este respecto, Ortega detalla que “los desayunos consumidos con mayor frecuencia en España fueron leche y productos lácteos con cereales y derivados (34,6 %), leche y productos lácteos con cereales y derivados y frutas (16,8 %) y leche y productos lácteos con cereales y derivados, frutas y alimentos ricos en proteínas (10,4 %), mientras que un 10 % de adultos sólo tomaba algo de leche y productos lácteos para desayunar”.

En este marco, “el grupo de alimentos más consumido en el desayuno fue la leche y productos lácteos (88,9 %), y en especial la leche semidesnatada (43,8 %). Con una menor frecuencia se sitúa la leche entera (28,2 %) y la leche desnatada (22,3 %), expone Ortega.

Tras los lácteos, “los cereales y derivados fue el segundo grupo de alimentos más elegido para desayunar (84,2 %), en particular el pan (51,6 %) y en menor proporción las galletas (25,7 %), bollería y pastelería (20,6 %) y cereales de desayuno y barritas de cereales (12,9 %)”. Y junto a ello añade, “el 26,3 % de la población incluía en el desayuno alimentos ricos en proteínas, en especial embutidos y otros productos cárnicos (20 %) y huevos (7,2 %), el 19,3 % tomaba zumos y néctares y el 17,5 % fruta”.

Con respecto a las grasas, Ortega explica que “un 29,2 % de la población del estudio incluía aceites en su desayuno, especialmente aceite de oliva (25,3 %), mientras que un 22,9 % utilizaba otro tipo de grasas como mantequilla, margarina, etc.”.

La probabilidad de padecer obesidad abdominal es 1,5 veces superior para aquellas personas que se saltan el desayuno

Por su parte, “el azúcar fue el endulzante más utilizado (46,9 %) sin diferencias entre sexos, mientras que la sacarina fue más consumida por las mujeres que por los hombres” y por último, añade que “el análisis muestra que los hombres variaban más los alimentos que ingieren en el desayuno que las mujeres, y que estas últimas dedicaban más tiempo a desayunar que los hombres”.

“Aunque no se observaron diferencias respecto a la relación entre circunferencia cintura/ talla con respecto al tipo de desayuno, la variedad de alimentos fue menor entre la población de la muestra con obesidad abdominal. Los hombres con obesidad abdominal realizan desayunos menos variados y una ingesta inferior de fruta en la primera comida del día comparado con aquellos sin obesidad abdominal”, explica Ortega. “Según los resultados de este trabajo perteneciente al estudio científico ANIBES, la probabilidad de padecer obesidad abdominal fue 1,5 veces superior para aquellas personas que se saltaban el desayuno al compararlas con las que desayunaban siempre”, concluye Ortega.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto