Depresión, enfermedad común en los mayores

Las personas mayores que beben té reducen las posibilidades de sufrir depresión

Un estudio revela que el té es beneficioso para el mantenimiento de la salud cognitiva y ayuda a reducir el riesgo de padecer depresión a partir de los 60 años.

Solo aquellos que consumían té de forma prácticamente diaria desde los 60 años de edad habían experimentando sus beneficios (Foto. Freepik)
Solo aquellos que consumían té de forma prácticamente diaria desde los 60 años de edad habían experimentando sus beneficios (Foto. Freepik)

time 2 min

22.01.2020 - 10:15

En los últimos años diversos estudios han evidenciado la relación existente entre el consumo de té y la depresión. Pero ahora, un nuevo estudio realizado por la Universidad Nacional de Singapur y la Universidad Fundan de Shanghái, ha profundizado en este vínculo.

El resultado ha sido el hallazgo de un vínculo estadísticamente significativo entre el consumo regular de té y una reducción de las posibilidades de padecer depresión en las personas mayores.

La depresión es una enfermedad común entre la población de mayor edad. El 7% de los mayores de 60 años ha sido diagnosticado con un trastorno depresivo mayor. Motivos por los que la realización de este tipo de estudios es de vital importancia para determinar cuáles son las principales causas que producen la depresión entre los mayores. Entre estas destacan algunos factores como la predisposición genética, el nivel socioeconómico y las relaciones que mantienen con las personas de su entorno.

Los resultados del estudio han sido publicados en la revista BMC Geriatrics y, aunque los investigadores responsables no podido establecer por el momento una relación causal entre el consumo de té y la mejora de la salud mental, los hallazgos conseguidos presentan una fuerte correlación.

Se demostró que el té cuenta con una serie de propiedades que contribuyen a que las áreas del cerebro mantengan en buen estado su función cognitiva

En un estudio anterior realizado también por la Universidad de Singapur se demostró que el té cuenta con una serie de propiedades que contribuyen a que las áreas del cerebro mantengan en buen estado su función cognitiva. Uno de los hallazgos más destacados de este estudio previo es que el té tiene efectos positivos en el estado de ánimo, mejora la salud cognitiva y la salud cardiovascular y se erige como un gran aliado en la prevención del cáncer y la mortalidad.

A pesar de estas conclusiones definir el papel exacto que juega el té a la hora de prevenir la depresión no es una tarea sencilla. Y más si tenemos en cuenta el contexto social en el que esta bebida se consume en muchos países.

Por esta razón en la realización del segundo estudio no se ha tenido en cuenta únicamente el contexto social de consumo de los participantes. Se han analizado además otros factores que atienen al género, la educación o la pensión, además de los hábitos de vida como fumar, el consumo de alcohol o la actividad física diaria.

Una vez los investigadores pudieron clasificar a todos los participantes en cuatro grupos tipo de bebedores de té en base a la frecuencia de consumo de la bebida, solo aquellos que consumían té de forma prácticamente diaria desde los 60 años de edad habían experimentando sus beneficios en materia de salud mental.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto