Menú
El avance del COVID-19, impredecible para la OMS

El presidente chino ordenó contener el brote de coronavirus dos semanas antes de hacerlo público

Las últimas informaciones apuntan a que Xi Jinping era conocedor de la facilidad con la que el COVID-19 se contagiaba e intentó detenerlo dos semanas antes de comunicar su existencia públicamente.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus y el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping (Foto. OMS)
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus y el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping (Foto. OMS)

time 4 min

17.02.2020 - 13:00

El último informe hecho público por la Comisión de Salud de China confirma la muerte como consecuencia del COVID-19 de 1.770 personas, como consecuencia de la neumonía causada por el brote de coronavirus surgido en la ciudad china de Wuhan (Hubei).

Si hablamos del número de diagnosticados este se sitúa en los 70.548, de los que 10.644 se encuentran en estado grave. La buena noticia es que la cifra de recuperados se ha incrementado hasta alcanzar los 40.844.

El informe indica que se está efectuando un seguimiento médico a 546.016 personas de que las que 150.539 se encuentran en observación. Dentro de este último grupo las autoridades sanitarias sospechan que 7.264 casos son sospechosos de haber contraído el virus.

Por el momento, China oriental concentra el 99% de los casos infectados y de los fallecidos, aunque se han reportado muertes por el COVID-19 en Taiwán, Japón, Filipinas, Hong Kong y Francia. En el caso del país galo se trata del primer fallecido en suelo europeo como consecuencia del brote de coronavirus.

CHINA HA OCULTADO INFORMACIÓN

Las dudas sobre la veracidad y realismo de las cifras ofrecidas por el gobierno chino desde que se iniciase el brote del coronavirus han sido una sombra que ha planeado constantemente sobre el Ejecutivo de Xi Jinping.

De acuerdo a la publicación de un informe interno del Partido Comunista Chino hecho público por el diario South China Morning Post, el presidente del país asiático reunió a la cúpula del partido para discutir sobre cómo poder frenar el virus dos semanas antes de que las autoridades chinas reconociesen que el COVID-19 podía contagiarse entre seres humanos.

Este documento no revela si las autoridades chinas eran conscientes de la rapidez con la que el virus se extendía. Lo que sí se ha desvelado es que contaban con una investigación desarrollada por científicos chinos que, ya el pasado mes de diciembre, daban la voz de alarma sobre la facilidad con la que el virus se transmitía.

El presidente del país asiático reunió a la cúpula del partido para discutir sobre cómo poder frenar el virus dos semanas antes de que las autoridades chinas reconociesen que el COVID-19 podía contagiarse entre seres humanos

La cabecera china informa que el Jinping ordenó la elaboración de un plan de contingencia para atajar al virus, no solo para proteger a la población sino también a la estabilidad económica y social del país.

SE EXTIENDE LA CUARENTENA EN CHINA

La ciudad de Wuhan está considerada el epicentro del brote de coronavirus y fue la primera metrópoli china en sufrir la cuarentena. Esta se ha ido ampliando a otras regiones ubicadas en la provincia de Hubei en la que el COVID-19 está causando estragos.

De acuerdo a las últimas informaciones publicadas el citado medio, se han ampliado las restricciones de movimiento en la provincia de Hubei a unos 24 millones de personas adicionales.

Estas nuevas normas se traducen en el cierre efectivo de alrededor 200.000 comunidades rurales. En estas se habilitará un único punto de entrada y salida que estará constantemente vigilado. Únicamente los residentes tendrán permiso para entrar en estos pueblos y una sola persona de cada familia podrá abandonarlos cada tres días para comprar bienes imprescindibles.

Se han ampliado las restricciones de movimiento en la provincia de Hubei a unos 24 millones de personas adicionales

Todos los habitantes de estas zonas tienen orden de permanecer en sus casas y, en caso de que tengan que salir a la calle, deberán hacerlo con mascarilla y guardar una distancia de seguridad de al menos 1,5 metros con cualquier otra persona.

LA DIRECCIÓN DEL VIRUS, IMPREDECIBLE PARA LA OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  informaba recientemente que es “imposible” poder predecir la dirección que tomará el COVID-19, manifestando ante esta realidad su preocupación debido al “creciente número de casos”.

Desde la OMS han recalcado que sus expertos se encuentran trabajando “estrechamente” con los profesionales y autoridades chinas. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha mostrado además su preocupación ante los “rumores y desinformación” que continúan apareciendo sobre el coronavirus.

El principal temor de la OMS es que el COVI-19 consiga penetrar en algún país con un sistema sanitario debilitado y con escasez de recursos, por lo que desde hace días pide la colaboración y el trabajo conjunto de todos los agentes que puedan proporcionar su ayuda.

Con este escenario de fondo se conocía además la noticia de que 1.7000 médicos se habían infectado en China y seis de ellos han muerto como consecuencia del coronavirus. Motivo por el que la OMS han solicitado a los proveedores de mascarillas y material protector que “prioricen la producción y distribución de equipos de protección para el personal sanitario de primera línea”.

ESPAÑA, LIBRE DE CORONAVIRUS

Hasta la fecha en España únicamente se han confirmado dos casos de coronavirus. El primero, un turista alemán en La Gomera mientras que el segundo se trata de un británico residente en Mallorca.

La semana pasada, tras la realización de los análisis y pruebas pertinentes, ambos recibieron el alta hospitalaria libres del COVID-19. Cabe destacar que ambos casos fueron importados por lo que, por el momento, en nuestro país no se ha producido ningún caso de contagio.

Además, tras la reglamentaria cuarentena de 14 días en el Hospital Gómez Ulla, el pasado 13 de febrero recibieron el alta los 21 ciudadanos españoles repatriados de Wuhan. Las autoridades y el equipo médico han recalcado en todo momento que salieron sanos de China y en ningún momento han sido tratados como pacientes ya que no estaban infectados. La cuarentena es un proceso que responde a los protocolos de seguridad inherentes a la repatriación.

A pesar de que España es un país libre de coronavirus, el temor causado por la epidemia ha acabado además con la cancelación del Mobile World Congress de Barcelona a pesar de que no existían motivos sanitarios para cancelarlo.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto