mascotas y viruela del mono

Recomiendan excluir a las mascotas de los pacientes aislados por la viruela del mono

El Grupo de Ayuda Animal de la SEMES, realiza una serie de recomendaciones de la mano de su coordinadora, Beatriz Rodríguez.

Mascota (Foto. Freepik)
Mascota (Foto. Freepik)

time 3 min

01.06.2022 - 12:55

El Grupo de Ayuda Animal de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (GRAAN-SEMES), ha presentado una serie de puntos clave sobre la viruela del mono (MPX) y su relación con las mascotas.

Entre las maneras de infectarse señalan, el contacto directo, o el indirecto con mamíferos vivos o muertos. “Se ha descrito clásicamente a través de gotas respiratorias grandes durante el contacto estrecho y prolongado, aunque también por contacto directo con fluidos corporales de una persona infectada o con objetos contaminados”, señala la doctora Beatriz Rodríguez, urgencióloga, veterinaria y coordinadora de GRAAN-SEMES.

Por otro lado, señala que los roedores y primates de zonas endémicas parecen ser los reservorios naturales, “un estudio reciente se ha objetivado la presencia de ortopoxvirus, hantavirus y arenavirus en pequeños mamíferos en España y anticuerpos para todos ellos en zorros. También puede tener lugar una propagación secundaria limitada a través de la transmisión de persona a persona.”, señala la experta, que además advierte a los propietarios de los gatos y ratas domésticas afectadas del riesgo zoonósico de esta enfermedad.

La recomendación por parte del Ministerio de Sanidad es que, los pacientes infectados que permanezcan en su domicilio, traten de evitar el contacto con animales silvestres o domésticos

En el año 2020 la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) actualizó la información sobre los riesgos de los poxvirus como zoonosis.  Aunque, a día de hoy, no han reportado ningún caso animal de MPXV, doméstico o salvaje en la Unión Europea.

“Las lesiones generalmente empiezan en la zona de la cabeza y después se extienden al resto del cuerpo, especialmente en las patas y oreja. El animal será contagioso hasta que desaparezcan. En la mayoría de los casos el cuadro es leve y autolimitado pero en ciertos animales se puede establecer un cuadro grave de clínica respiratoria en forma de neumonía pudiendo llegar a ser mortal. No existen vacunas contra el virus de la viruela para su uso en gatos ni un tratamiento específico”, explica la doctora Rodríguez.

La recomendación por parte del Ministerio de Sanidad es que, los pacientes infectados que permanezcan en su domicilio, traten de evitar el contacto con animales silvestres o domésticos, por lo cual las mascotas deben ser excluidas del entorno del paciente y los animales potencialmente infectados deberán ser aislados de otros animales para evitar la propagación y hacer cuarentena durante 30 días bajo medidas de control estrecho.

Por parte de la coordinadora de GRAAN SEMES, recuerda que si ha existido un contacto entre el paciente infectado con la mascota y presente o no síntomas, el primer paso por parte del propietario será notificar el caso a un servicio veterinario para que haga una evaluación de la situación y tomar las medidas oportunas en cuanto a programar la visita del animal y la toma de muestras.

Tras la valoración veterinaria pertinente, el animal con el que no haya riesgo de infección y pueda ser cuidado por algún familiar o amigo, se hará el cambio de domicilio previa desinfección de sus útiles. Aunque la experta apunta que en el caso de que esto no fuera posible, se minimizará la interacción con el animal por parte del paciente infectado y si fuese imprescindible dicha interacción, se hará con uso de mascarilla y extremando la higiene de manos y otros contactos estrechos.

La Asociación Empresarial Veterinaria de Galicia (CEVE Galicia) ha redactado un informe con el objetivo de reducir el riesgo de transmisión de los animales a las personas, dando algunas claves a los veterinarios que pudieran tener que tratar a un animal:

  • La labor de prevención de la transmisión en las regiones endémicas debe focalizarse en evitar cualquier contacto con roedores y primates.  Limitar la exposición directa a la sangre y la carne, y cocinarlos a fondo antes de consumirlos. 
  • Evitar el contacto de un animal con síntomas o sospechoso de estar infectado con otros animales durante al menos 4 semanas.
  • Limpieza y desinfección de los útiles del animal. Los desinfectantes más efectivos son solución de hidróxido sódico al 0,8%, hipoclorito sódico al 1%, compuestos de amonio cuaternario, cloramina T al 0,2%, compuestos yodados y fenólicos al 3% y ciertos detergentes.
  • A la hora de establecer las medidas sanitarias y la toma de muestra, el veterinario clínico debe recordar que los roedores pueden actuar como reservorio asintomático mientras que los felinos y otros mamíferos (vacas, ovejas...) suelen presentar sintomatología.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto